Análisis Fitbit Charge 5: una pulsera casi completa

Análisis Fitbit Charge 5: una pulsera casi completa
PVS $180.00
“La Fitbit Charge 5 lo tiene todo: sensor de frecuencia cardíaca, batería de larga duración, GPS, nuevos sensores para entender mejor tu cuerpo y tu sueño, pero carece de algo: la posibilidad de hacer y recibir llamadas”
Pros
  • Tamaño compacto
  • Pantalla más brillante
  • Batería de larga duración
  • Emparejamiento rápido
Cons
  • Carece de micrófono o parlantes
  • No tiene controles de música
  • Las funciones en un iPhone son limitadas

La Fitbit Charge 5 es la pulsera más reciente de Fitbit, empresa de tecnología vestible que ahora pertenece a Google. Su sistema operativo y características se mantienen fieles a su esencia, aunque el diseño evolucionó para ser más refinado.

Como usuario de Fitbit pude confirmar que la innovación de la Fitbit Charge 5 respecto a sus predecesoras es grande. Esta pulsera tiene un diseño más moderno, una mejor pantalla y un detalle extra que puede gustarte… o no. 

Esta es la primera pulsera de la empresa en incorporar la posibilidad de hacerte un electrocardiograma, similar a lo que encontramos en el último reloj inteligente de la empresa Fitbit Sense, sin embargo, al momento de mi prueba la opción aún no estaba disponible.

Diseño y comodidad

Uno de los grandes avances entre la generación previa y la pulsera de este año es que el dispositivo se siente mucho más fino y elegante, sobre todo porque incorpora esquinas más redondeadas, algo visto en el Versa 3.

Gracias a esta evolución, en mis pruebas me di cuenta de que en definitiva esta pulsera es más fácil de llevar en el día a día y cómoda de utilizar por la noche. A eso debemos sumar que este dispositivo está hecho de aluminio y vidrio e incorpora una banda de silicona.

Si eres un fan de las pulseras de Fitbit tal vez hayas notado que en el pasado las Charge no eran las mejores cuando se trataba de visibilidad de la pantalla en exteriores. Sin embargo, con la Fitbit Charge 5 obtendrás más brillo en la pantalla, la cual, por cierto, está protegida con vidrio Corning Gorilla Glass.

También te gustará que la pantalla es a color, por lo que le gana en este aspecto a algunas de sus predecesoras. 

El panel de 1.04 pulgadas fue fácil de utilizar a pesar de su tamaño pequeño, aunque superior al de Fitbit Luxe. Eso sí, al principio no me gustó no tener ninguna clase de botón físico o háptico como en el pasado, pero supongo que terminé por acostumbrarme.

Batería, eterna batería

Si algo es importante en pulseras y relojes inteligentes es la batería, y al utilizar la Fitbit Charge 5 todo el día y toda la noche, con al menos una hora de ejercicio o caminatas diarias, logré que la batería durara unas seis jornadas. Eso sí, no tenía el modo pantalla encendida activo, porque eso habría arruinado esta idea de la “batería eterna” que siempre ha rodeado a los dispositivos de Fitbit.

Puedes activar el modo pantalla siempre encendida en un menú casi oculto en la configuración del reloj, donde es posible decidir el brillo y además colocar una hora para que esta función se desactive (por lo regular, de 10:00 p.m. a 6:00 a.m.).

Con la pantalla siempre activa, la pulsera muestra la hora con menos brillo todo el tiempo, pero cuando giras tu muñeca para verla, se enciende a todo color. De lo contrario, siempre está apagada y solo se enciende al girar la muñeca.

La batería de la Fitbit Charge 5 es buena si no activas la pantalla siempre encendida, aunque si lo haces aún es genial, pero no eterna.

Rendimiento y usabilidad

Para serte honesto, la ausencia de un botón físico fue algo que no me encantó, porque es molesto tener que darle atrás varias veces a la pantalla hasta llegar al panel de inicio. Sin embargo, terminas por acostumbrarte.

La Fitbit Charge 5 es una pulsera deportiva, por tanto, te interesará saber que tiene sensor de frecuencia cardíaca con la función de electrocardiograma próxima a ser liberada. Además, puedes tener en tu muñeca hasta seis ejercicios diferentes de una lista de 20 que puedes modificar en la app de Fitbit.

Me gustó que la pulsera captura en automático y con precisión algunos entrenamientos como correr o caminatas. Todos olvidamos alguna vez encender nuestros vestibles para que nos cuenten las calorías, así que esta función es todo un éxito.

Por otro lado, cuando usé el modo GPS con la pulsera le tomó cierto tiempo para tomar nota de los datos, aunque lo hizo de manera correcta. Eso sí, si sales a correr con tu celular lo más probable es que Fitbit quiera tomar los datos del GPS de tu teléfono para ahorrar batería, aunque si lo dejas en casa no le quedará de otra que usar el propio.

Si eres un usuario de un teléfono Android te gustará saber que Fitbit ahora tiene “emparejamiento rápido”: apenas enciendes la pulsera y tu teléfono, si está cerca, te guía de manera automática en el proceso de sincronización, que incluye tus contactos.

No obstante, la Fitbit Charge no es capaz de hacer o recibir llamadas porque no tiene un micrófono, así que solo recibirás notificaciones, lo cual te será muy útil para checar correos electrónicos y mensajes de texto que podrás contestar con “respuestas automáticas” si tienes un teléfono Android, pero no si cuentas con un iPhone.

Por cierto, este es el primer dispositivo Fitbit que tiene un modo bloqueo de agua, que puedes activar cuando te sumerges con él, ya que tiene resistencia a este líquido e incluso puedes activar el modo natación para capturar tu información a cada brazada. 

Funciones de salud

Además de las funciones rutinarias, esta pulsera incluye registro de la frecuencia cardíaca 24/7, monitor del sueño y la función de zona de actividad, una medida de Fitbit para ayudarte a entender tu entrenamiento.

Asimismo, la Fitbit Charge 5 es la primera de su clase en agregar monitor de oxígeno en la sangre y (SPO2) y uno de actividad electromagnética (EDA) que ayuda con el análisis del estrés.

Por si fuera poco, Fitbit pronto lanzará una nueva función llamada Readiness Score para los usuarios de Fitbit Premium, que analiza todos los valores para indicarte si tu cuerpo está listo para el entrenamiento o si deberías tomarte un poco más de tiempo para descansar.

Conclusiones

Si no te gustan los relojes inteligentes muy grandes o los dispositivos que agregan la función de recibir llamadas, la Fitbit Charge 5 puede ser una opción completa que incluye buenas funciones de salud para mantenerte en forma.

Precio y disponibilidad

La Fitbit Charge 5 tiene un precio aproximado de $180 dólares y llegará a las tiendas a finales de septiembre. Viene en tres colores diferentes: negro grafito/acero inoxidable, blanco marfil/acero inoxidable dorado y azul acero/acero inoxidable platino.

Recomendaciones del editor