ZTE Axon 20 5G: así es el primer teléfono con cámara invisible

ZTE Axon 20 5G: así es el primer teléfono con cámara invisible
PVS $500.00
“El ZTE Axon 20 5G innova al ser el primero con una cámara invisible oculta bajo la pantalla. Pero ser el primero no siempre significa ser el mejor, y aunque su funcionamiento, características y precio le hacen destacar, la calidad de sus fotos selfies deja mucho que desear.”
Pros
  • Pantalla sin interrupciones
  • Carga rápida de 30 vatios
  • Diseño vanguardista
  • Incluye ranura microSD
  • Sensor de huellas bajo la pantalla es rápido
Cons
  • Carcasa imán de huellas
  • Sus fotos selfies no son las mejores

El ZTE Axon 20 5G es el primer teléfono con una cámara para selfies oculta debajo la pantalla a la venta. La empresa china se adelantó a Samsung, que no incluyó esta característica en los flamantes Galaxy S21, y posiblemente también le lleve ventaja al iPhone 13, que según rumores podría mantener la ceja.

Pero, ¿dónde está la trampa? El ZTE Axon 20 5G oculta la cámara frontal debajo de su pantalla OLED, para lo cual la empresa tuvo que trabajar de una manera diferente el panel y así permitir que el sensor se hiciera prácticamente invisible, lo que le llevó a incorporar un chip especial para ayudarle a tener los pixeles que amerita el sensor de una manera diferente a la tradicional.

Con seguridad, esto hace que te preguntes: ¿salen bien las fotos de la cámara selfie? ¿Se ve la división de pixeles debajo del lugar en donde está la cámara bajo la pantalla? Sigue leyendo, que tengo todas las respuestas.

Pantalla enorme, de buena calidad y especial

El ZTE Axon 20 5G tiene una pantalla OLED de 6.92 pulgadas y una resolución Full HD Plus con una tasa de actualización de 60 y 90Hz. Si usas el teléfono a diario, casi nunca verás el sensor debajo del display, tal vez con el panel apagado puedas apreciar una sombra detrás, también si lo miras muy de cerca, pero no es nada que moleste.

Si checas el video que acompaña esta revisión, podrás ver que solo al colocarlo en cierto ángulo se percibe el sensor debajo de la pantalla. No necesariamente vas a notarlo y llegas a acostumbrarte, pero sí podrías darte cuenta de que los pixeles se ven diferentes en ciertas imágenes por encima de esa parte del display.

Esto deja claro que, otra vez, ZTE se adelanta –¿recuerdas el ZTE Axon M, el primer teléfono plegable que no llegó a ser popular?– y es la primera en lanzar cámaras frontales por debajo de la pantalla, pero eso no significa que lo haya hecho de la forma correcta, o de la más invisible en este caso.

En general, el panel tiene colores bonitos y puedes configurarlo para que funcione en cualquiera de las dos tasas de actualización.

Funcionamiento correcto

Este teléfono de ZTE es en realidad un celular de gama media que incorpora el procesador Snapdragon 765G, así que no compite con la familia Galaxy S21, por ejemplo, y tiene un precio bastante inferior ($500 dólares).

En las pruebas el móvil tuvo un buen comportamiento general, no hubo problemas de calentamiento al jugar Asphalt 8 o que la pantalla que quedara trabada, sin embargo la traducción al español de su interfaz Mi Favor 10.5 todavía tiene algunas frases que se quedan en inglés, lo que me deja claro que todavía falta un poco más de trabajo en este aspecto.

La interfaz, que se ejecuta sobre Android 10, es simple, no tiene muchos adornos y tampoco incluye demasiado software de relleno, algo que siempre se agradece en este tipo de dispositivos.

El teléfono que probé tenía una memoria RAM de 8 GB y almacenamiento de 128 GB, aunque hay versiones de 6 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. El dispositivo incorpora la posibilidad de utilizar una memoria microSD, pero no tiene puerto para audífonos.

La batería es de 4,220 mAh y tiene carga rápida de 30 vatios que permite tener una batería completa en menos de una hora. Su autonomía puede ser de casi todo el día con la pantalla configurada a 90 Hz, y de un día entero con 60 Hz.

Por cierto, el dispositivo tiene un sensor de huella en pantalla que en las pruebas funcionó sin mayores contratiempos, aunque por algún motivo el móvil siempre insistía en que se activara el reconocimiento facial, que al ser 2D no es tan seguro. Además, cuenta con 5G, pero en esta oportunidad no se probó dicha función.

La cámara frontal da imágenes «lavadas» y que no siempre se ven bien.

Cámaras: ¿qué tal quedan las selfies?

Para responder a esta posible pregunta, aquí va una respuesta corta: el ZTE Axon 20 5G tiene problemas en su cámara frontal. ¿Puedes hacerte selfies? Sí. ¿Quedan decentes? Sí. Sin embargo, la cámara frontal de 32 megapixeles ubicada debajo de la pantalla entregó resultados inconsistentes en una gran cantidad de pruebas. Aquí algunos resultados que, como podrás ver, presentan halos extraños de luz, tonos oscuros o en general un aspecto que podría ser mejor.

La cámara trasera del ZTE Axon 20 5G, por su parte, tiene cuatro sensores:

  • 64 megapixeles, f/1.8
  • 8 megapixeles, f/2.2, gran angular
  • 2 megapixeles, f/2.4, macro
  • 2 megapixeles, f/2.4, de profundidad

En las pruebas, se lograron fotografías bokeh muy bonitas, aunque en ocasiones el efecto borroso no estaba bien logrado, lo que hace que la imagen se vea un tanto extraña. Los retratos con efecto de iluminación quedan muy bien y el celular también cuenta con modo nocturno que efectivamente mejora ese tipo de fotografías.

Conclusiones

El ZTE Axon 20 5G es el primer celular a la venta con la cámara frontal debajo de la pantalla, pero todavía quedan mejoras que ejecutar para que esta idea de la empresa china tenga una ejecución perfecta. Su precio de $500 dólares es competitivo, pero el valor que aporta no es tan alto como para realizar esta inversión. De cualquier manera, este teléfono solo se vende en mercados asiáticos por el momento.

Recomendaciones del editor