Review Xiaomi Mi 10T Pro: equilibrado hasta en el precio

review xiaomi mi 10t pro analisis opinion precio back 2

Review Xiaomi Mi 10T Pro: equilibrado hasta en el precio

“No sobresale en nada ni para bien ni para mal, todo muy correcto, sin disparar el precio, para los que buscan algo bueno sin ser lo mejor.”
  • Estética elegante
  • Cámara versátil
  • Pantalla 144 Hz
  • Rendimiento
  • Autonomía
  • Se mancha en exceso con las huellas dactilares
  • Módulo de la cámara sobresale bastante

Xiaomi fue el primer fabricante que lanzó un teléfono con la posibilidad de capturar imágenes con 108 megapíxeles. Estrenó esta característica en el Xiaomi Mi Note 10, luego en el Mi 10 Pro y después en el teléfono de este análisis, Mi 10T Pro. Es más, sigue apostando por ella en un nuevo modelo de gama media económico, el Mi 10i, lanzado en enero de 2021 en India, y el Xiaomi Mi 11 que estrena el procesador Snapdragon 888.

Esta es una de las opciones que diferencian a la cámara, ya que muy pocos teléfonos del mercado la incluyen. ¿Para qué es útil una resolución tan alta? Más megapíxeles no significa mejores fotos, ya que en el resultado final influyen más factores. Lo que sí aporta es un mayor nivel de detalle y, por lo mismo, la posibilidad de imprimir la foto con un tamaño mucho más grande sin perder calidad, así como el poder dividir la imagen con algún detalle interesante en otras imágenes con suficiente resolución.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

Además de un hardware superior a nivel de cámara, viene muy potenciado en el apartado fotográfico en cuanto a funciones. Cómo no, es un modelo con 5G. Y destaca en varios de sus apartados, como el rendimiento, la autonomía y la carga rápida.

Diseño y pantalla

No te costará mucho adivinar cómo es la parte trasera del Mi 10T Pro si estás al día en telefonía móvil: como la mayoría de los teléfonos del mercado, es brillante y con efecto espejo. Sigue la misma estética que muchos otros del mercado, no sorprende con algo diferente. Este acabado se ve muy elegante, pero queda totalmente empañado por lo mucho que se adhieren las huellas dactilares a esa superficie satinada de color negro según Xiaomi, aunque en la realidad se parece más a un gris muy oscuro. También es muy resbaladiza, algo que se soluciona rápidamente con la funda de plástico incluida, mitad transparente mitad translúcida y con las letras de Xiaomi en grande en un lateral. Este complemento tiene “tecnología de iones de plata para un efecto antibacteriano”, explica Xiaomi.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

El teléfono no dispone de conector jack de 3.5 mm para auriculares. Lo que sí trae es el lector de huellas en el lateral que resulta tan práctico (especialmente si eres diestro, si eres zurdo te toca configurarlo con el dedo índice) como rápido. Con unas dimensiones de 165.1 x 76.4 x 9.33 mm, Mi 10T Pro es un teléfono grande y se siente un pelín pesado (218 gramos) sin que suponga un problema. Reforzado con cristal Gorilla Glass tanto por delante como por la parte trasera, se nota robusto y resistente.

La pantalla LCD de 6.67 pulgadas con resolución FHD+ del Mi 10T Pro no ofrece lo colores llamativos de las AMOLED. En cambio, puede presumir de ser uno de los pocos teléfonos con una tasa de refresco de 144 Hz (como el Asus ROG Phone 3 y el Nubia Red Magic), una característica pensada para los gamers, aunque solo funcionará al máximo con los juegos compatibles, es decir, con esa misma frecuencia de actualización. Para no consumir demasiada batería, el teléfono adapta la tasa de refresco de forma automática en función del uso que se le dé. La experiencia con el teléfono a la hora de desplazarse por la interfaz resulta muy fluida, responde muy rápido al movimiento de los dedos.

Cámaras

Marta Villalba/Digital Trends en Español

La cámara trasera está integrada en un módulo rectangular con los vértices redondeados en el lateral izquierdo (que sobresale bastante), aunque sin llegar al volumen excesivo del Galaxy Note Ultra. El sensor de 108 megapíxeles es el que está situado arriba, el más grande, y cuenta con estabilizador de imagen IOS y zoom digital de hasta 30 aumentos. Se complementa con una lente ultra gran angular de 13 megapíxeles, una macro de 5 megapíxeles, un flash LED y un sensor RGB de pantalla. La cámara frontal, de 20 megapíxeles, cumple con creces con buena luz.

Con el objetivo principal toma unas fotos excelentes tanto en exteriores como en interiores, con un nivel alto de detalle y unos colores realistas. El zoom hasta el 10x va bien, más allá empieza a verse cada vez más borroso hasta llegar a 30x. Con el gran angular ganas en ángulo de visión pero se pierden detalles y lo soluciona bien con software, las fotos quedan más que decentes. En el modo noche toma fotos buenas con la escena iluminada y trabaja bien en condiciones lumínicas menos favorables. En entornos oscuros saca adelante la foto por la mínima. El objetivo macro funciona hasta 2 cm de distancia y capta muy bien lo que no se ve a simple vista, como los diminutos pelillos de una fresa.

Este conjunto de objetivos se acompaña con muchas funciones. La cámara permite seleccionar HDR, tomar selfies con efecto bokeh, escanear documentos, seleccionar filtros de colores y efectos de luz predeterminados o retoques estéticos, elegir formato 3:4, 9:16 y Full y acceder a Google Lens. A la hora de seleccionar el zoom mayor a 2x, se despliegan a la vez una barra vertical deslizante y los números concretos (5x, 10x y 30x) y esto hace que dar con el aumento deseado sea una tarea sumamente sencilla y cómoda. El modo macro no está accesible desde el apartado Más, sino que se activa desde el icono de tres rayas situado a la arriba a la izquierda de la pantalla (con el teléfono en posición horizontal) y se hace un poco raro tener que ir ahí para macrofotografía.

En video, da la opción de grabar en 8K (hasta 6 minutos), piezas cortas, el modo Vlog (seleccionas movimientos de cámara predeterminados). Me gustan mucho dos funciones que aumentan las opciones creativas, dan unos resultados diferentes (y si quieres divertidos): una facilita grabar video a la vez con la cámara frontal y la trasera (se llama Frontal y trasera) y lo ves todo en la pantalla; la otra, denominada Clonar, hace precisamente eso, sacar copias de personas en una foto o en un video.

Rendimiento y batería

Es muy habitual ver teléfonos de gama media con algunas características de la gama alta, como en este caso: el procesador Qualcomm Snapdragon 865 es una de ellas (está por debajo del 865+). También la batería de 5,000 mAh, aunque esta capacidad ya es tan frecuente en la gama media que a veces se olvida que incluso algunos de los teléfonos insignia están por debajo.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

La capacidad no lo es todo en el consumo del teléfono, y este modelo gestiona bien la energía por esa adaptación inteligente a la frecuencia de actualización y según las pruebas realizas para escribir esta review. El dispositivo ha superado los dos días con un uso de ver video cuatro horas al día, y puntualmente navegar por webs y tomar fotos, con el brillo a nivel medio. Sin embargo, puesto a la mitad, en este teléfono la iluminación de la pantalla se queda corta (en exteriores principalmente). En reproducción de video continua de YouTube con el máximo brillo, la autonomía ha alcanzado las diez horas y media.

Con 8 GB de RAM y ese procesador, este teléfono puede con todo lo que le pongas por delante. En carga rápida destaca: carga la batería al 50 por ciento en 30 minutos y al 100 por cien en una hora, lo cual está muy bien, sin ser de los mejores tiempos actualmente (la tecnología de Oppo SuperVOOC, por ejemplo, la llena completamente en 20 minutos).

Software

Marta Villalba/Digital Trends en Español

El teléfono opera con Android 10 y la capa de personalización MIUI 12 que viene con opciones de privacidad como eliminar los datos que se guardan cuando tomas una foto al compartirlas con alguien o transferirlas a otros dispositivos. El centro de control a mí no me agrada porque no se ven todos los iconos disponibles de un vistazo en la pantalla (son muy grandes), prefiero el tradicional que se puede activar si el otro no te gusta. Para utilizar las ventanas flotantes, antes debes abrir la app (no todas son compatibles, si no está adaptada no funcionará) y luego pulsar el icono de ventanas flotantes. Esta función resulta muy útil, por ejemplo, para buscar algo en Google mientras tienes abierta otra aplicación, aunque al principio puedes no acertar a deslizar los dedos correctamente para agrandarlas, desplazarlas o quitarlas.

Conclusión

Mi 10T Pro  con 128 GB se vende en España por 599 euros (o por 649 euros el de 256 GB). No tiene la cámara, ni la batería, ni la carga rápida más avanzadas del mercado, aunque eso no es razón para que no destaque en esos apartados sin disparar el precio. Es muy equilibrado, da la talla en todo, y por la mitad de dinero que un teléfono de la gama alta.

Toma fotos con una calidad por encima de los teléfonos que rondan los 300 euros, con una cámara que ofrece un buen número de aplicaciones más allá de las tradicionales. Si los 108 megapíxeles no te llaman la atención, entonces considera el modelo Mi 10T, con 64 megapíxeles (coinciden en el resto de las características) y un menor coste (549 euros).

Con un precio similar al Mi 10T Pro de 128 GB con 5G, considera también los modelos OnePlus 8T, Realme X50 Pro 5G, OPPO Reno 4 5G, Huawei P40 y Galaxy S10 5G.

Recomendaciones del editor