Doogee S96 Pro: una bestia con visión nocturna y un punto débil

doogees 96 pro

Doogee S96 Pro: una bestia con visión nocturna y un punto débil

“Su estructura trasera supone una coraza. Por dentro, un Android como otro cualquiera en esencia, con una enorme autonomía”
  • Cuerpo ultrarresistente
  • Excelente autonomía
  • Visión nocturna
  • Pantalla no tan resistente
  • Desbloqueo con huella puede costar

Los teléfonos rugerizados, también conocidos como móviles todoterreno, no tienen nada que envidiar en prestaciones tecnológicas a los convencionales. Una prueba de ello es el modelo revisado en esta ocasión, el Doogee S96 Pro. Es un Android en toda regla que aglutina mil y una funciones interesantes para los aventureros y otros usuarios que realizan actividades al aire libre por su capacidad para aguantar las amenazas clásicas en estos entornos “hostiles”. Es el buque insignia de este fabricante chino y es muy completo en cuanto a prestaciones, incluida una que casi ningún teléfono tiene: visión nocturna.

Diseño

Si conoces las fundas protectoras para teléfonos y tabletas Urban Armour Gear u otras similares, entonces ya te puedes hacer una idea de cómo es el aspecto del S96 Pro. Parece que lleva puesto uno de estos accesorios que protegen al máximo los dispositivos, pero no. Así es en origen, ya que está fabricado de esta forma para resistir condiciones extremas y golpes. Por sus dimensiones de 171.6 × 85.5 × 18.7 mm es más grande y, sobre todo, bastante más grueso que los teléfonos convencionales. Lo mismo sucede con su peso (372 gramos), que supone unos 150 gramos por encima de los no rugerizados más robustos.

La culpa de tanto peso y grosor la tiene su cuerpo que combina partes de aleación de aluminio (costados y módulo de la cámara en color marrón) con otras de policarbonato ultrarresistentes para sobrevivir en ambientes de riesgo; la parte trasera es inmune a los golpes gracias a su certificación militar MIL-STD-810G. Doogee explica que aguanta caídas en hormigón de hasta 1.8 metros de altura.

Cuando lo dejé caer al suelo de baldosas (varias veces) aguantó y no resultó dañado, excepto una vez, cuando se impactó directamente sobre la pantalla, que quedó hecha añicos. Después de este golpe brutal contra el suelo, el teléfono siguió funcionando como si nada. Sin embargo, en esta circunstancia es peligroso pasar los dedos por las grietas, ya que te puedes cortar con los cristales diminutos. La pantalla, de 6.22 pulgadas con resolución HD (720 x1520), está protegida con Gorilla Glass, pero está claro que no lo suficiente para determinados golpes.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

Doogee S96 Pro es inmune al agua y al polvo con certificación IP68 –un estándar habitual en los teléfonos de gama alta convencionales– e IP69K. Para reforzar esta protección, cuenta con un tapón impermeable para la ranura de la tarjeta SIM y una solapa de goma que tapa y sella la zona de los conectores USB-C y jack de 3.5 mm. En la caja se incluye una herramienta con una forma similar a un lápiz óptico para abrirlo fácilmente cuando quieras cargarlo o conectarle unos auriculares. Como dispositivo especial para condiciones extremas, este modelo puede funcionar con temperaturas de entre -55 y 70 grados Celsius, según Doogee.

El teléfono se desbloquea gracias a un lector de huellas integrado en el lateral y por reconocimiento facial. Con esta última opción, desbloquearlo es rápido, con la del dedo, no siempre se acierta porque es una superficie completamente lisa; no se distingue ninguna hendidura o saliente al tacto para colocar fácilmente la yema del dedo, como sí sucede con otros teléfonos. Por eso sucede que, al ponerla sobre el costado, la yema se sale del lector, que no escanea la huella hasta que no la colocas en su sitio. Es mi experiencia, tal vez a alguien con un dedo grande esto no le ocurra.

En el lado izquierdo tiene un botón de SOS que también sirve para acceder a distintas funciones de manera directa, como acceso rápido a la grabación, la linterna y la captura de pantalla (se puede personalizar, aunque para ello es necesario instalar una aplicación PTT, tipo walkie-talkie)

Además del cargador, en la caja vienen unos auriculares de cable y una correa de mano, como las de las cámaras fotográficas, que se prende al teléfono y a la muñeca para agarrarlo con más seguridad.

Cámaras

Marta Villalba/Digital Trends en Español

Gracias a su característica estanca, con el Doogee S96 Pro puedes capturar imágenes bajo el agua, con una cámara principal de 48 megapixeles (con sensor de Samsung), un objetivo gran angular y otro para macrofotografía de 2 megapixeles. La cuarta lente, de 20 megapixeles, es para visión nocturna por infrarrojos y es del fabricante Sony. En las pruebas, en plena oscuridad, esta cámara capta muy bien los objetos cercanos, pero no tanto los lejanos. Puede resultar útil si quieres fotografiar o grabar un video de algún animal, por ejemplo. El resto de objetivos toman fotos de calidad con buena luz; en el modo nocturno es aceptable. El objetivo macro no da la talla, le cuesta demasiado enfocar incluso con buena luz. La cámara frontal es de 16 megapixeles y da unos resultados decentes, además de la posibilidad de hacer efecto bokeh al pulsar un ícono en el lateral izquierdo.

La cámara cuenta con opciones muy variadas, como una para fotos en UHD, dos modos para editarlas (filtros y retoques estéticos), fotos dinámicas, un modo profesional, escaneo de documentos, HDR, fotografía de lapso de tiempo y panorámicas. En video, puedes seleccionar hasta calidad 4K.

Autonomía y apps

Por sus características técnicas, Doogee S96 Pro se encuadra en la gama media: procesador MediaTek Helio G90 Octa-Core (orientado a gamers), 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento (ampliables). Para la batería, en cambio, el fabricante apunta alto y ha montado una de larga duración, de 6,350mAh. En la prueba de video, con el brillo al máximo, ha dado para doce horas y media, y esto supone bastante tiempo. Es una gran autonomía. Para cargar la batería una vez agotada, emplea una hora en llenar la mitad y dos horas y cuarenta minutos hasta el 100 por ciento. También integra carga inalámbrica de 10 W.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

El teléfono rugerizado insignia de Doogee funciona con Android 10. Como compañero de aventuras y para determinados trabajadores, el dispositivo reúne varias aplicaciones con herramientas en una carpeta específica. Desde una brújula y una linterna hasta un medidor de ruido, una plomada, una lupa y un transportador, entre otras. Son útiles para la construcción, el senderismo y otras actividades al aire libre. Es compatible con los sistemas de navegación GPS, Galileo, Glonass y Beidou para no perderte ni en los lugares más remotos.

Conclusión

A nivel de hardware, el S96 Pro destaca por su enorme batería. En software se puede decir que es un Android como cualquier otro, solo que con aplicaciones específicas para los usuarios de teléfonos rugerizados. El botón de SOS y otras funciones personalizables me parecen un detalle muy útil e imprescindible para llevártelo mientras practicas actividades al aire libre de riesgo.

Marta Villalba/Digital Trends en Español

Su chasis es superrobusto, ni siquiera se arañó al recibir golpes contra el suelo. Si bien es verdad que su pantalla se quebró, la caída no fue fortuita, yo lo dejé caer paralelo al suelo con la pantalla boca abajo para comprobar su resistencia. Es muy probable que se te caiga muchas veces y la pantalla no se dañe —sucede lo mismo con los teléfonos convencionales—, pero si tienes la mala suerte de que impacta de una determinada manera, se puede romper, y eso no es lo que esperas en un teléfono de esta clase (al menos yo no me lo esperaba). No he analizado otros teléfonos rugerizados como para asegurarlo, pero apuesto que lo mismo les sucede a muchos otros de este tipo.

El S96 Pro se vende por 299.99 euros, un precio razonable, aunque de este mismo fabricante (y de otros) encuentras otras opciones más económicas, pero sin la novedosa función de visión nocturna y menos prestaciones o no tan avanzadas, claro.

Recomendaciones del editor