POCO M3 Pro: el 5G y los 90 Hz ya no son exclusivos de la gama alta

POCO M3 Pro: el 5G y los 90 Hz ya no son exclusivos de la gama alta
“El POCO M3 Pro 5G no es el mejor teléfono del mercado, pero sí es un excelente competidor dentro de su gama”
Pros
  • Diseño original
  • Buena autonomía
  • Pantalla de 90 Hz
  • Carga rápida
Cons
  • La cámara flaquea con poca luz
  • No soporta bien las tareas de alta demanda

En lo que va del año no hemos parado de ver cómo las principales marcas de teléfonos móviles apuestan con fuerza por el segmento de la gama de entrada. La batalla de ofrecer “más o por menos” es en la actualidad bastante encarnizada con dispositivos como el Realme 8 5G y el Redmi Note 10 5G, y ahora, además, hay un nuevo participante que lucha por el podio: POCO y su POCO M3 Pro 5G.

Este teléfono llega con una pantalla con tasa de actualización de 90 Hz, una batería prometedora y como su nombre indica, con conectividad 5G. Tuve la oportunidad de probarlo, ¿quieres conocer todos sus detalles? Sigue leyendo.

Pantalla y diseño

El POCO M3 Pro 5G se parece mucho a su hermano pequeño, el POCO M3. Es un dispositivo de diseño llamativo, muy distinto a lo que solemos ver en el mercado actual de teléfonos Android. Su trasera es brillante y con el emblema de la marca serigrafiado bajo el módulo de las cámaras en un tamaño poco discreto.

El dispositivo es agradable en mano, con un agarre bueno y cómodo gracias a las curvas que luce, pero eso sí, es un poco resbaladizo. Además, es bastante sucio, como todos los teléfonos con acabados satinados, aunque se puede solucionar al ponerle la funda transparente que incluye la caja.

En cuanto a las conexiones, encontramos en la parte inferior el puerto USB-C para la carga, y en la superior el conector jack para auriculares. En el lado izquierdo están los botones de volumen y encendido (este último también funciona como sensor de huellas). En general, la respuesta del sensor es muy buena; me sorprendió lo rápido que se desbloquea el teléfono al posar el dedo sobre este.

En cuanto a la pantalla, tenemos un panel similar al del POCO M3, un LCD de 6.5 pulgadas resolución FullHD+ y tasa de actualización de 90 Hz. También tiene sensores de luz duales en la parte delantera y trasera con detección de luz en 360 grados para ajustar el brillo de manera automática. 

La experiencia con la pantalla es, en general, bastante buena, y los 90 Hz permiten usar el teléfono de manera rápida y fluida, sobre todo con los juegos. Sin embargo, el nivel de brillo máximo es un tanto escaso, algo que afecta especialmente cuando usamos el teléfono en exteriores.

Potencia y autonomía

El dispositivo integra el procesador Dimensity 700 de ocho núcleos con módem 5G acompañado de dos opciones de RAM (4 GB y 6 GB) y dos de almacenamiento interno (128 GB y 256 GB). El rendimiento del teléfono es bastante estable, sin lags ni tirones, aunque sí se reinició en alguna ocasión. Aún así no debemos olvidar que es un teléfono de apenas 200 euros (unos $245 dólares) y que además opera con MIUI 12, una versión del sistema operativo bastante exigente en cuanto a recursos, por lo que dentro de ese escenario puedo afirmar que está a la altura de sus rivales. 

POCO M3 Pro 5G

En materia de autonomía, el M3 Pro de POCO también saca una buena nota. El teléfono tiene una batería de 5,000 mAh y cuenta con carga rápida de 18 W. Con un uso similar al de un usuario medio, usando redes sociales, realizando llamadas, escuchando música y tomando una que otra foto, el teléfono llegó al final del día con casi 40 por ciento de su carga. El tiempo para reabastecer su batería no está mal, aunque no es la carga más rápida del mercado. Y es que el POCO M3 Pro se toma una hora y 20 minutos en llegar de 0 a 100 por ciento.

Cámaras

En la gama de entrada las cámaras no suelen destacar demasiado, ya que los fabricantes optan por darle más importancia a otras funciones como la batería. Dicho esto, el POCO M3 Pro 5G me dio lo que esperaba de él: cámaras complacientes que cumplen con buena luz, pero que flaquean cuando esta desaparece de la escena.

El dispositivo tiene una cámara trasera triple formada por un sensor principal de 48 MP, lente macro de 2 MP y un sensor de profundidad de 2 MP. Su cámara frontal es de 8 MP. Como decía líneas más arriba, el teléfono cumple cuando nos encontramos en una escena con luz indirecta y abundante, aunque cabe señalar que el rango dinámico es bastante pobre y tiende a quemar en exceso las luces más altas. La reproducción del color también es bastante justa, ya que satura demasiado los colores.

El modo retrato es, en mi opinión, muy artificial. El desenfoque es muy exagerado y en la mayoría de las ocasiones los recortes son erráticos y demasiado endurecidos. 

Con la cámara frontal sucede lo mismo: el procesado se come los colores apagándolos demasiado y el nivel de nitidez no es demasiado convincente. El modo retrato aquí también resulta bastante artificial.

Conclusiones

El POCO M3 Pro 5G no es el mejor teléfono del mercado, pero sí es un excelente competidor dentro de su gama. Tiene fortalezas importantes como la conectividad 5G, una pantalla de 90 Hz y una batería que no te deja tirado a mitad del día. 

Su talón de Aquiles más evidente es el mismo que el del resto de teléfonos de la gama de entrada: las cámaras. Sin embargo y aunque no sea el teléfono que mejores fotos haga, es una excelente opción para aquellos que quieran comprarse un móvil económico que cumpla con las tareas que prácticamente todos hacemos en el día a día.

Recomendaciones del editor