Revisión del monitor LG 34WK95U-W Ultrawide de 34 pulgadas

El monitor LG 34WK95U-W de 34 pulgadas es bueno y bonito, pero no barato

monitor lg ultrawide pantalla

Revisión del monitor LG 34WK95U-W Ultrawide de 34 pulgadas

“Si pruebas este monitor de 34 pulgadas de LG, te resultará muy difícil deshacerte de él”
  • Tamaño
  • Calidad de la imagen y los colores
  • Inclinable
  • Fácil de montar
  • Cuesta tanto como mi portátil
  • La experiencia con algunos juegos

Si eres una persona multitarea como yo, tener un monitor conectado a tu portátil que te permita gestionar más fácilmente diferentes ventanas y programas no solo es importante, sino que se convierte incluso en una necesidad. Además, si te toca retocar alguna imagen o editar vídeo, aún más. En primer lugar, permite ser más eficientes y, en segundo lugar, no te dejas la vista en una pantalla más pequeña.

Pero ¿qué te parecería un monitor de 34 pulgadas? Increíble ¿verdad? Pues, como soy muy afortunada, LG me ha prestado por varios días su monitor 34WK95U-W Ultrawide y, la verdad, tengo que confesar que lloraré en cuanto no lo tenga sobre mi escritorio. Si no tienes un monitor, es más fácil no echarlo de menos, esa es la verdad, pero cuando ya tienes uno y, además, con este tamaño que te hace sentir como si comandaras el mundo, resulta mucho más difícil volver atrás.

Pero, bueno, mientras me hago la idea, en esta review intentaré explicar cómo me ha ido estas semanas con el monitor de LG de 34 pulgadas.

Diseño y montaje

Aunque escribo de tecnología y pruebo multitud de dispositivos, no me definiría como la persona más manitas del mundo. Lo dejaremos así… Pues bien, en ese sentido, tengo que decir que no me costó nada, en absoluto, montar en mi escritorio el monitor de LG. Eso sí, pesa y bastante -en concreto, 9 kilos-.

Su diseño es minimalista y elegante, lo que permite colocarlo en cualquier parte de la casa.

Cuando me llegó la caja, me asusté por su tamaño y lo primero que pensé es que me iba a tocar pedir ayuda para su montaje e instalación. Pero no, no fue el caso. El sistema de montaje de LG es facilísimo. Enganchar el monitor a su soporte o peana, fue un visto y no visto.

Y no solo eso, su diseño es minimalista y elegante, lo que permite colocarlo en cualquier parte de la casa sin romper la estética de la misma -a no ser que tu estilo sea más clásico o tradicional.

monitor lg ultrawide pantalla
Estefania Oliver/Digital Trends

La peana metálica viene con el logo grabado en un lateral, muy discreto, y su forma semicircular la hace muy atractiva y moderna. Además, el monitor es bastante estrecho.

Pero lo más destacable de todo son esas 34 pulgadas que, de repente, hicieron que viera mi escritorio minúsculo. Tampoco es que tenga un escritorio enorme, todo sea dicho.

Instalación y arranque

Después, me sorprendió gratamente que conectarlo a mi MacBook Pro fuera un proceso muy sencillo. Tomé el cable Thunderbolt 3 y conecté la parte trasera del monitor al lateral de mi portátil.

Además, el cable no solo mantiene conectados ambos dispositivos para trabajar conjuntamente, sino que también carga el portátil. Un win-win.

Sin embargo, al principio me costó intuir dónde se encontraba el botón de encendido del monitor, pero finalmente lo encontré en la parte inferior del mismo.

monitor lg ultrawide pantalla
Estefania Oliver/Digital Trends

Tras pulsar el botón, el menú es muy intuitivo y moviéndolo hacia los lados y arriba y abajo puedes apagar el monitor, configurar el mismo -idioma, brillo, volumen, etc-, ver las diferentes entradas de conexión y ajustar el Modo de Imagen. Asimismo, sin presionar el botón y sólo moviéndolo hacia la derecha e izquierda se accede a los ajustes del volumen.

monitor lg ultrawide pantalla
Estefania Oliver/Digital Trends

A continuación, en mi portátil fui a Preferencias del Sistema y Pantallas y ajusté que el monitor fuera la pantalla superior y mi portátil la inferior para mover fácilmente ventanas hacia arriba y verlas en mayor tamaño para no quedarme ciega haciendo determinadas tareas en mi MacBook Pro.

Destacaría, además del tamaño y la calidad de la imagen, las múltiples conexiones que ofrece el monitor de LG, así como su panel Nano IPS.

Otras características

Entre las especificaciones de este monitor destacan, como ya hemos mencionado antes, sus 34 pulgadas, pero no solo eso:

  • Tamaño: 34 pulgadas/86.4 cm
  • Resolución: 5120 x 2160
  • Peso: 9kg con peana
  • Panel: Nano IPS
  • Formato/Aspecto: 21:9 Ultrawide
  • Conexiones de entrada: dos HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4, un Thunderbolt 3.0, un USB-C, dos USB-A
  • Audio: salida de auriculares y dos altavoces de 5W
  • HDR: VESA DisplayHDR 600
  • Profundidad de color: 10 bits
  • Brillo: máximo 600 nits
  • Velocidad: frecuencia de refresco 60 Hz y tiempo de respuesta 5 ms
  • Inclinación del monitor: de 5 a 15 grados 

De estas características, destacaría, además del tamaño y la calidad de la imagen, las múltiples conexiones que ofrece el monitor de LG, así como su panel Nano IPS. La ventaja de este panel son colores más vivos, pero sin alejarse de la realidad. A veces, hay pantallas que ofrecen colores que, sinceramente, son increíbles, pero que dan un aire poco real, pero éste no es el caso. Lejos de ver algunas imágenes demasiado saturadas o brillantes, este monitor ya viene calibrado con una configuración más que suficiente y realista. ¡Te encantará!  La experiencia al ver (y escuchar) alguna serie en Netflix, por ejemplo, fue muy positiva.

monitor lg ultrawide pantalla
Estefania Oliver/Digital Trends

Juegos

Aunque en mi caso he utilizado este monitor de LG para mi trabajo diario, es decir, escribir documentos y artículos, editar imágenes, subir archivos a distintas plataformas e, incluso, ver algún tráiler o serie, seguramente si eres gamer querrás saber cómo se comporta con los juegos.

Pues bien, aunque no soy la persona más indicada para hablar de videojuegos porque, la verdad, no soy muy fan, he probado algunos juegos online en este monitor y el problema es que no todos son compatibles ni se ajustan a una relación de aspecto 21:9 Ultrawide, por lo que no tiene mucho sentido jugar a ellos si no se puede aprovechar todo ese potencial ¿no crees?

Precio

Y otro pequeño problema, o no tan pequeño, del monitor es su precio. Aunque se puede encontrar en algunas tiendas online y físicas a un precio más ajustado del original, hay que invertir bastante para disfrutar de sus 34 pulgadas.

En concreto, el precio de venta recomendado del monitor LG 34WK95U-W Ultrawide es de 1399 euros, es decir, $1,500 dólares -como mi MacBook Pro- aunque en España se puede encontrar en Amazon o Fnac por 1000 euros, es decir, en torno a los $1,100 dólares.

AMAZON – ESPAÑA

FNAC – ESPAÑA

EL CORTE INGLÉS – ESPAÑA

Conclusión

Si tu trabajo -al que dedicas muchas horas al día- requiere de varias tareas simultáneas, edición de fotografías o vídeos y tener múltiples ventanas abiertas constantemente para monitorizar diferentes variables, entonces el monitor LG 34WK95U-W Ultrawide te va a enamorar.

Pero, para conseguirlo, tendrás que rascarte el bolsillo. Sin embargo, es una inversión a medio o largo plazo porque con los monitores no ocurre como con otros dispositivos y su vida es mucho mayor.

No obstante, se trata de gastar, como mínimo, 1,000 euros y, si no cuentas con un presupuesto así de elevado, este modelo no se ajustará a tu lista de requerimientos.

Sin embargo, una vez lo pruebas resulta dificilísimo deshacerse de él o pasarse a un monitor de dimensiones más reducidas. Porque, cuando te dan un dulce exquisito (por su tamaño, color y calidad), ¿quién quiere bajar de nivel y probar algo simplemente bueno?

Recomendaciones del editor