Un carismático pingüino amarillo divide a los científicos

La fotografía de un inusual pingüino emperador color amarillo tiene divida a la comunidad científica, que no logra ponerse de acuerdo sobre la razón por la que el ave tiene tan particular coloración.

La imagen fue captada en una isla remota en Georgia del Sur por el fotógrafo de vida silvestre Yves Adams, quien contó en Instagram cómo ocurrió el particular y polémico encuentro, ocurrido en diciembre de 2019 pero apenas público en internet. “Caminó directamente hacia nosotros en medio de un caos de elefantes y lobos marinos antárticos y miles de pingüinos rey”, contó el fotógrafo en redes sociales.

Dee Boersma, biólogo de la Universidad de Washington, dijo que el pingüino probablemente es de color amarillo debido a la ausencia de un pigmento que podría estar relacionado a una condición genética. “Le falta algo pigmento, así que es leucista y no un albino, que son aquellos sin nada de pigmento”, dijo el especialista al portal WordsSideKick.com.

Sin embargo, el ecologista de la Universidad Estatal de Arizona Kevin McGraw considera que el pingüino es algo así como un albino. “Se ve albino desde la perspectiva de que carece de melanina, pero necesitaríamos muestras de sus plumas para documentarlo de forma inequívoca”, señaló el científico. 

Leucista o albino, lo cierto es que el pingüino fotografiado por Adams es fascinante para todos menos para quien interesa al protagonista de esta historia: sus iguales. “Es posible que estas variaciones de color afecten tanto su superviviencia como su éxito de reproducción”, señaló el ecologista McGraw. 

Recomendaciones del editor