Amazon puso a la venta miles de productos potencialmente peligrosos

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés) interpuso una demanda contra Amazon por tener a la venta productos defectuosos de vendedores externos.

De acuerdo con la demanda recogida por Bloomberg, Amazon vendió pijamas para niños potencialmente inflamables, detectores de monóxido de carbono que no cumplían su función y secadores de pelo que no estaban debidamente aislados y podían electrocutar a los usuarios. La CPSC alega que todos estos productos representaban un riesgo real de lesiones graves e incluso de muerte para los consumidores.

“La votación para presentar una queja administrativa contra Amazon fue un gran paso adelante para esta pequeña agencia”, dijo el presidente interino de la CPSC, Robert Adler, en un comunicado. Sin embargo, es un paso entre un vasto desierto.

“Debemos buscar el modo de lidiar con estas enormes plataformas de terceros de manera eficiente y decidir cuál es la mejor manera de proteger a los consumidores estadounidenses que dependen de ellas”, añadió.

De acuerdo con el medio fuente, Amazon eliminó la mayoría de los productos, pero la CPSC dice que sus acciones son insuficientes y exige un retiro completo. “La seguridad de nuestros clientes es una prioridad máxima. Por ello tomamos medidas rápidas para proteger a nuestros consumidores tan pronto como tenemos conocimiento de un problema relacionado con la seguridad”, dijo Mary Kate McCarthy, portavoz de Amazon, en un comunicado para responder a la demanda de la CPSC.

La empresa dijo que ya eliminó los productos y que notificó a los clientes sobre posibles problemas de seguridad, además de aconsejarles que destruyan los productos por los cuales se les proporcionarán reembolsos completos.

Recomendaciones del editor