Como sacar fotos perfectas con la compensación de la exposición

Las cámaras digitales, tanto las réflex como las de los teléfonos, logran que cada vez sea más fácil obtener mejores fotos, pero esto no significa que siempre obtengamos resultados perfectos. Hay situaciones que pueden “engañar” a nuestras cámaras, lo que provoca que algunas imágenes salgan demasiado brillantes u oscuras. Por ello, manejar adecuadamente la compensación de la exposición es de mucha utilidad.

En realidad, es una manera muy fácil de corregir este tipo de situaciones, incluso si no sabes cómo usar la exposición manual, y todo gracias a esta herramienta. Su nombre –compensación de la exposición– puede sonar complicado, pero en realidad se trata de una manera fácil de ajustar el brillo en prácticamente cualquier cámara, incluyendo la del teléfono.

¿Qué es la compensación de exposición?

En pocas palabras, la compensación de exposición es una forma rápida de ajustar el valor de exposición (EV) del sistema de medición de tu cámara. Cuando aumentas el valor EV, estás consiguiendo una imagen más brillante; disminuirla hará que la imagen sea más oscura. La compensación de exposición no te dice cómo consigue que la imagen se haga más brillante o más oscura, pero ese es el punto: no tienes que preocuparte por las velocidades de obturación, f-stops o la configuración ISO.

Para las cámaras que ofrecen controles manuales, ten en cuenta que la compensación de exposición en realidad no afecta a tus fotos si disparas en modo manual, pero funcionará tanto en prioridad de obturación como de apertura.

Es importante comprender que la compensación de exposición no es lo mismo que configurar la exposición manualmente o usar el bloqueo de exposición: la exposición sigue siendo automática y la cámara puede hacer ajustes de disparo en disparo a medida que cambia la luz. Pero si te encuentras en una situación en la que sabes que tu cámara es propensa a subexponer o sobreexponer, el uso de la compensación de exposición le indicará a la cámara que se equilibre entre lo que cree que es correcto y lo que tú piensas que es correcto.

Si, por ejemplo, estás tratando de fotografiar algo en el interior frente a una ventana brillante, es posible que la cámara quiera exponer lo que está afuera de la ventana, lo que hace que el sujeto esté demasiado oscuro. Agregar +1 o +2 EV de compensación de exposición puede solucionar esto.

¿Dónde está la configuración de compensación de exposición?

Exposición iPhone

En un teléfono la ubicación depende de la aplicación específica que estés utilizando, pero por lo general puedes encontrar la compensación de exposición en la aplicación de cámara predeterminada simplemente manteniendo presionado el dedo en la pantalla. Esto bloqueará el enfoque y la exposición en esa área del marco y te permitirá subir o bajar el brillo simplemente arrastrando el dedo. Probablemente ya hayas hecho esto antes sin saber que se llamaba compensación de exposición.

En cámaras dedicadas, la compensación de exposición siempre se representa mediante una escala deslizante con un cero en el medio. Algunas cámaras pueden tener diales dedicados para la compensación de exposición, mientras que otras tendrán un botón o una opción de menú. Tanto en el menú de una cámara como en un botón, la compensación de la exposición se identifica con un símbolo universal “más / menos” (algunas aplicaciones de la cámara del teléfono también pueden usar este símbolo).

Dependiendo de la cámara, puedes ajustar la exposición en 1/2 o 1/3 paradas. Ir a +1 o +2 significa que estás haciendo que la exposición sea una o dos paradas completas más brillantes. Los números negativos indican que estás haciendo que la exposición sea más oscura.

Nota: Una “parada” representa una duplicación o reducción a la mitad de la exposición; una imagen tomada a +1 EV tendrá el doble de luz que una toma a 0 EV. Por el contrario, establecer la compensación de exposición a -1 EV dará como resultado la mitad de esa cantidad de luz de 0 EV.

¿Cuándo debo usar la compensación de exposición?

Las cámaras modernas tienen la capacidad de medir exposiciones perfectamente la mayor parte de las ocasiones, pero hay casos en los que preferirás tomar el control de la exposición con tus propias manos.

Al igual que el ejemplo antes mencionado de fotografiar un sujeto frente a un fondo brillante, la situación opuesta también puede requerir una compensación de exposición. Un sujeto bien iluminado frente a un fondo sombreado podría engañar al sensor de tu cámara, que tratará de iluminar toda la oscuridad del fondo, provocando una sobreexposición del sujeto. En esta situación, mueve el medidor de compensación de exposición hacia el lado negativo para oscurecer la foto. El resultado final es que el tema principal de la foto estará expuesto adecuadamente. Puede que tengas que hacer pruebas con diferentes niveles de compensación para encontrar la exposición perfecta.

En las cámaras de visualización en vivo como las de teléfonos, compactas y cámaras sin espejo, puedes ver el efecto de la compensación de exposición en la pantalla a medida que realizas ajustes. Al usar el visor óptico en una DSLR, obviamente no podrás ver el efecto hasta que reproduzca la imagen. En este caso es importante recordar desactivar la compensación de exposición antes de moverse a una nueva ubicación, de lo contrario puedes disparar accidentalmente el partido de fútbol de tu hijo a +3 EV y terminar con un conjunto de fotos sobreexpuestas.

La compensación de exposición tampoco puede solucionar todos los problemas de exposición. Si estás tratando de exponer adecuadamente un sujeto oscuro y un fondo brillante, no podrá ayudarte. En este caso necesitarás otras técnicas, como la composición de alto rango dinámico o el flash de relleno.

Indicado para principiantes o fotógrafos que usen el teléfono, la compensación de exposición es una forma muy fácil de ayudarte a obtener excelentes imágenes en situaciones de iluminación complicadas sin preocuparte por lo que realmente sucede debajo del capó.

Recomendaciones del editor