Mi vida en OnlyFans: más allá de un desnudo

La pandemia provocada por el nuevo coronavirus ha disparado el consumo de contenidos en línea. Así, las plataformas que ofrecen este tipo de servicios han experimentado una importante alza en el último año.

Una de estas plataformas es OnlyFans, un sitio que permite a los usuarios generar distintos tipos de contenidos y ofrecerlos a sus seguidores mediante una suscripción.

Si bien últimamente muchos lo reconocen como una plataforma de contenidos para adultos, lo cierto es que también permite que artistas y otros profesionales compartan sus creaciones.

Una experiencia útil y entretenida

Sweet Maggi es una mujer polaca que radica en Suecia. Abrió su cuenta en OnlyFans hace un par de años a raíz de un apuro económico. Hoy su perfil suma más de 6,000 me gusta y 290 publicaciones.

Conversamos con Maggi, quien comparte imágenes y videos eróticos orientados a un público adulto, para conocer cómo ha sido su experiencia en esta plataforma de moda.

“Abrí mi OnlyFans en 2019. Había escuchado a varias personas hablar de esa página y que se ganaba dinero, pero no estaba muy segura, hasta que un amigo me dijo que él se suscribió y comenzó a ganar”, explica.

“Yo en ese entonces estuve con problemas económicos y falta de trabajo, y me pareció una buena opción para generar ingresos”.

Actualmente, el contenido que sube consiste en fotos y videos sin censura grabados por ella misma. Antes trabajaba con un fotógrafo, pero reconoce que la experiencia no resultó.

Su perfil cuenta con un chat privado a través del cual los usuarios pueden acceder a videos más exclusivos y conversar con ella.

Esto le ha permitido generar una relación cercana con sus fanáticos, lo que destaca al momento de evaluar su experiencia en la página. Eso y las facilidades que ofrece al momento de los pagos.

“La verdad es que la experiencia ha sido buena. Tienes opciones de pago si lo quieres semanal o mensual. Así que puedo sacarlo cuando quiera y me ayudó a mejorar mi situación económica. La gente es muy amable y nos divertimos”.

Pero no todo ha sido perfecto, ya que la joven ha tenido que lidiar con la sustracción de sus imágenes y la posterior publicación en otros medios, situación que debió ser corregida en conjunto con el sitio.

“En algún momento alguien robó mis fotos y las subieron y publicaron en distintos medios, pero tanto yo como la página nos encargamos de eliminarlas”.

Si bien el contenido que genera ella sí es para adultos, reconoce que aún hay ignorancia respecto a la diversidad de temas que se abordan en el sitio.

“OnlyFans no es solo una plataforma de desnudos y esas cosas, porque he escuchado a mucha gente decir ‘yo no me haré un OnlyFans porque no me quitaré la ropa’. Al contrario, hay muchas personas en OnlyFans dedicadas a su profesión; también hay profesores, entrenadores, famosos que muestran su vida o los backstages de sus películas. Es para todos y para lo que uno guste”, puntualiza.

Recomendaciones del editor