Así fue el difícil estreno de Doraemon: el gato cósmico en 1973

La serie de manga Doraemon fue creada por Fujiko F. Fujio en 1969. A partir de ese lanzamiento exitoso, la historia ha sido adaptada a largometrajes, series animadas de televisión e incluso videojuegos.

Cuatro años después de que la historieta comenzara a ser distribuida, la compañía Japan Broadcast Film decidió llevarla a la televisión en una serie de dibujos animados (o anime, como se conoce en Japón).

Fue uno de los estrenos más esperados relacionados con esta historia, pero no el más exitoso. De hecho, la producción, que seguía las aventuras de un gato robot del siglo XXII enviado por un joven en el tiempo para mejorar la vida de su tatarabuelo, debió enfrentar varios obstáculos durante su primera temporada.

Doraemon llega a la tele

La serie recibió el nombre de Doraemon: el gato cósmico y comenzó a ser transmitida, precisamente, un 1 de abril pero de 1973, y permaneció al aire hasta el 30 de septiembre de ese mismo año.

Hay que explicar que, posteriormente, el proyecto fue adquirido por otras casas televisivas y siguió siendo transmitido en distintos periodos. De hecho, aún se transmite, pero el más exitoso fue el que abarcó entre 1979 y 2005.

Tal como se anticipa, el primer estreno de la serie fue el menos fructífero. Si bien existió la posibilidad de agregar una segunda temporada en 1973, el estudio enfrentó graves problemas financieros durante su transmisión, además de la inesperada renuncia del presidente de la compañía.

En ese escenario adverso, la llegada de un nuevo directivo poco ayudó, ya que no consideraba el anime como algo muy relevante, menos en medio de la crisis económica que atravesaban.

En resumen, el estudio terminó en bancarrota, luego tuvo que ser cerrado. Esto llevó a que muchos de los escritores que formaban parte de la serie se quedaran sin empleo.

De esta manera, el estreno de Doraemon en la televisión japonesa tuvo un final abrupto. La serie debió esperar algunos años para revivir gracias a otro estudio y terminar convirtiéndose en uno de los animes más longevos y exitosos surgidos desde Japón, un verdadero referente para los niños a lo largo de las décadas.

Recomendaciones del editor