Morelos I: así era el primer satélite de comunicaciones de México

Histórico. Así fue catalogado por la Agencia Espacial Mexicana (AEM) Morelos I, el primer satélite de comunicaciones de México, lanzado al espacio un día como hoy, 17 de junio, pero de 1985.

El satélite fue puesto en órbita por el transbordador Discovery de la NASA desde Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos, y marcó la incursión de México en el escenario espacial de satélites de comunicaciones.

Además, cinco meses más tarde, fue lanzado el satélite Morelos II, misión en la que también se llevó a cabo el viaje de Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano.

Morelos I

De acuerdo al sitio del Gobierno de México, ambos satélites fueron diseñados para servicios de telefonía y teledifusión directa. También se realizaron experimentos espaciales de científicos mexicanos.

Para llevar a cabo este importante programa espacial, ingenieros y técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tuvieron que realizar un intenso entrenamiento, tanto en los artefactos espaciales como en el segmento terrestre, por lo que este sistema y las próximas generaciones de satélites han sido controlados totalmente por mexicanos desde su país.

Así, los Morelos I y II se convertirían en la puerta para continuar con el programa satelital del Gobierno que recibió el nombre de Solidaridad, que tenía como objetivo proveer de tecnología de información y comunicación para brindar servicios sociales y de telecomunicaciones a todo el territorio.

Debido a este trabajo pionero, hoy día México ya cuenta con una tercera generación de satélites gubernamentales en órbita con el sistema MexSat, reconocido por las autoridades locales como uno de los más avanzados del mundo. Actualmente, el Morelos 3 también es operado por ingenieros mexicanos.

Algunas características del primer satélite de México es que pesaba 1,240 kilogramos, tenía 216 centímetros de diámetro y una altura con las antenas desplegadas de 660 cm.

El costo del satélite ascendió a los 350 millones de dólares y fue construido por la empresa Hughes Comunications Intrernactional, subsidiaria de Hughes Aircraft Company, a la cual la SCT encargó el proyecto para cobertura de todo el territorio mexicano.

El satélite ocupó su órbita geoestacionaria el 17 de diciembre de 1985. En la actualidad se encuentra al término de su vida útil, es decir, está flotando en alguna parte lejana y desconocida del espacio.

Recomendaciones del editor