Microsoft sella acuerdo para la investigación astronómica en Chile

El estudio del universo ha provocado que exista una vasta cantidad de datos que los científicos necesitan analizar.

Por lo mismo, la implementación de tecnologías basadas en la nube destaca como una forma útil y práctica de gestionar toda esta información.

El nuevo Centro de Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA) es una de las entidades chilenas más importantes en el ámbito del desarrollo de tecnologías vinculadas a la astronomía.

El centro, que reúne a las principales universidades del país austral, acaba de firmar un importante convenio con Microsoft; este buscará potenciar el uso de tecnología en la nube, la inteligencia artificial y otras soluciones que deberían facilitar el trabajo de los investigadores que forman parte de la organización.

“Algunos de los mayores desafíos de la astronomía radican en cómo estudiar toda la información que se recopila día a día. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial son aliados tecnológicos que ayudarán a los científicos a crear nuevas herramientas que guíen los próximos grandes avances”, señaló Sergio Rademacher, gerente general de Microsoft Chile.

Un universo por descubrir

Por su parte, desde CATA también se mostraron contentos con el reciente compromiso firmado con la tecnológica, que será en beneficio de las investigaciones que llevan a cabo.

“Estamos muy entusiasmados con este nuevo proyecto, literalmente tenemos un universo por descubrir. Además estamos muy alegres porque estaremos acompañados de un partner de la categoría de Microsoft, los que nos da una espalda importante en términos de tecnología”, explica el astrónomo Ezequiel Treister, subdirector de la organización.

El acuerdo firmado entre ambas partes incluye tecnología de punta para la investigación científica alojada en la nube de Microsoft (Azure) y horas de consultoría especializada.

Los astrónomos chilenos también tendrán acceso a los grupos de investigación globales de la empresa, como Microsoft Research.

Recomendaciones del editor