Skip to main content

Japón admite la derrota con su CubeSat con destino a la Luna

Japón ha renunciado a intentar convertirse en el cuarto país en llegar a la luna.

La nación envió su Omotenashi CubeSat a órbita a bordo del cohete SLS de la NASA la semana pasada cuando lanzó la nave espacial Orion hacia la luna en la misión Artemis I.

Pero después de separarse del cohete SLS, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) no pudo establecer comunicación con el Omotenashi, evitando que el CubeSat intentara un aterrizaje lunar.

El líder de la misión, Tatsuaki Hashimoto, describió el fracaso como «profundamente lamentable», informó Kyodo News.

Después de varios días de tratar de hacer contacto con el CubeSat, JAXA finalmente admitió la derrota el martes, al mismo tiempo que prometió iniciar una investigación para averiguar qué salió mal. Lo que sí sabemos es que después de separarse del cohete, las células solares de Omotenashi no funcionaron correctamente.

El Omotenashi CubeSat mide solo 37 centímetros en su lado más largo e inclina la balanza a 27.8 libras. Se suponía que la misión de $ 5.6 millones demostraría una forma relativamente barata de aterrizar y explorar la superficie lunar. El CubeSat está diseñado para tomar medidas del entorno de radiación cerca de la luna, así como en la superficie lunar.

La tecnología incluía un propulsor de gas frío para permitir que el CubeSat entrara en una órbita de impacto lunar, y un motor de cohete sólido para ayudarlo a reducir la velocidad durante la fase de aterrizaje. Si la secuencia de aterrizaje se hubiera desarrollado según lo planeado, el módulo de aterrizaje habría descartado el cohete y habría entrado en caída libre durante unos 100 metros. Justo antes del impacto con la superficie lunar, el módulo de aterrizaje habría desplegado una pequeña bolsa de aire para reducir la fuerza del impacto.

Si bien Omotenashi ya no se dirigirá a la superficie lunar, todavía existe la posibilidad de que los operadores de la misión puedan establecer contacto con el CubeSat el próximo año cuando sus paneles solares miren hacia el sol. Esto permitirá al equipo descargar las mediciones de radiación recopiladas durante su tiempo en el espacio.

Solo tres países han aterrizado naves espaciales en la luna: Estados Unidos, Rusia y China. Japón tendrá que esperar un poco más antes de poder agregarse a la lista.

Recomendaciones del editor