Famosa streamer de Twitch asegura que intentaron incendiar su casa

Kaitlyn Siragusa, una de las streamers más populares de Twitch y a quien también se le conoce por su nombre de usuario Amouranth, reveló que fue víctima de lo que parece un intento de incendio en su casa.

Siragusa escribió en su cuenta de Twitter que el pasado 14 de agosto hubo un amago de incendio en su residencia, pero que ya se investiga el origen. Según ella, hay “fuertes sospechas” de que se trata de un hecho intencional, aunque todavía no se ha llegado a esta conclusión, y que se están revisando videos de vigilancia.

Yesterday, Late in the evening there was a fire along the side of my home originating from the area where my trashcan is kept. The cause of the fire has not yet been determined, but investigators strongly suspect arson.

— Amouranth (@Amouranth) August 14, 2021

Más escabroso es el hecho de que la misma streamer reveló que no es primera vez que le ocurre algo como esto. En 2020, alguien intentó lanzar fuegos artificiales a su casa, pero fue detenido antes que ocurriera. Y no solo ha tenido problemas relacionados a incendios, sino que también es acosada con bromas swatting, que consisten en hacer un llamado a la policía para que se envíe un equipo de fuerzas especiales (o SWAT, en Estados Unidos) bajo la excusa de una situación límite.

El hecho de que Siragusa sea una de las mujeres con mayor visibilidad en Twitch le ha traído problemas no solo en la vida real, sino también dentro de la propia plataforma. Hace un tiempo, Twitch suspendió su publicidad porque el contenido que producía no era apto para anuncios.

¿Qué clase de contenido crea Amouranth?, la respuesta no es tan simple. Pero en resumen, la streamer ha sido parte de la tendencia hot tub, en la que creadores de contenido conversan con su audiencia desde piscinas y en traje de baño. Últimamente, Amouranth también ha incursionado en cierto contenido tipo ASMR que consiste en hacer sonidos lamiendo un micrófono y que al parecer son muy populares dentro de Twitch.

Recomendaciones del editor