Star Wars muestra sus secretos visuales en The Rise of Skywalker

Así fue como la Princesa Leia tuvo nuevas escenas en The Rise of Skywalker

Una de las ganancias mayores para The Rise of Skywalker, la última película de la saga de Star Wars, es que gracias a sus efectos visuales logró una nominación al Oscar. Todo lo que no pudo conseguir en las críticas de los fanáticos más acérrimos, si lo logró en quizás su eslabón más fuerte.

Y para ver algunos de los secretos de la cinta, Industrial Light & Magic entregó para la revista Vanity Fair un material donde se puede ver cómo se hicieron los efectos por computadora más espectaculares, incluyendo por supuesto la aparición de Carrie Fisher después de su muerte en su papel de Leia Organa.

Según se puede observar en el video detrás de cámaras, para las escenas de un joven Leia entrenando con Luke usaron imágenes en bruto de las películas originales, luego insertaron digitalmente a Carrie Fisher sobre actores suplentes, incluida la hija de la fallecida actriz, Billie Lourd.

Roger Guyett, supervisor de efectos visuales de The Rise of Skywalker, habló sobre estas escenas.

“Cuando miras la película, solo quieres creer que Carrie está allí, y es completamente natural dentro de la escena. Basarse en las actuaciones que nos había dado previamente fue la clave. A menudo usamos el control de movimiento. Notarás que ella tiene un peinado diferente, usa un guardarropa diferente, todas esas cosas. Siempre pensé, cuando estábamos haciendo estas tomas, que todos la miraban a la cara. Esa era la cosa que nos aferramos, y luego arreglamos todo lo demás”.

Pero también se puede ver en este registro otras escenas que se explican y que son importantes para la trama.

Por ejemplo, está la batalla en el mar entre Kylo Ren y Rey, en una toma que se realizó casi por completo por efectos de computadora y para mojar a Adam Driver y Daisy Ridley, tuvieron que usar más de 4.2 millones de galones de agua.

En la batalla final de The Rise of Skywalker también se pueden ver cosas impresionantes, como que a través de efectos especiales transformaron a los caballos en la secuencia de los orbaks, mientras que se usaron 16,000 naves y 8.4 millones de horas de procesamiento para terminar las imágenes de el último enfrentamiento.

Recomendaciones del editor