Parece y suena como un saxofón, pero cualquiera lo puede tocar

Yamaha presentó un saxofón digital “único en su tipo” que —a diferencia de otros emuladores de sonido— tiene sus teclas dispuestas de la misma forma que un saxofón convencional.

“El YDS-150 emula con eficacia una auténtica experiencia de saxofón, pero digitalmente. Desde el sonido y la disposición de las teclas hasta la retroalimentación del instrumento, mientras mantiene el sentido de unidad entre el saxofón y el músico”, destaca la marca japonesa en un comunicado.

Yamaha asegura que los usuarios pueden esperar una presencia acústica mejorada. Señala que su sistema acústico de campana hace que el sonido y la vibración del altavoz, ubicado en la parte superior, se dirijan a través del tubo de sonido hasta la campana de latón, en la parte inferior.

La marca se atreve a decir que el YDS-150 vibra de la misma manera que un saxo tradicional y que esas vibraciones son llevadas hasta la boca del instrumentista a través de la boquilla y a las yemas de los dedos a través de las teclas.

Ahora, los músicos saben que la embocadura adecuada, el control de la respiración y una buena técnica son componentes esenciales para tocar un saxofón tradicional. Lo saben también en Yamaha, pero quisieron crear un saxofón que cualquiera pudiera ejecutar.

Si bien el YDS-150 también puede medir la presión de la respiración y sentir la articulación, ofrece un sonido consistente independiente de cómo el músico sople en la boquilla.

Esto permite a los instrumentistas centrarse en la digitación adecuada y en las ideas creativas, lo que contribuye a que la experiencia de tocar sea agradable desde la primera vez.

“Desde su primer aliento, los músicos obtendrán un sonido de calidad. El saxofón digital YDS-150 elimina gran parte de la precisión que se necesita para tocar un saxofón acústico, lo que facilita que cualquiera pueda aprender a tocar o que vuelva a practicar el instrumento después de años sin hacerlo”, señaló Brian Petterson, de Yamaha.

Además, los clientes pueden elegir entre más de 50 sonidos integrados, incluidas emulaciones de los populares saxofones Yamaha Custom Z y Custom EX.

Finalmente, el instrumento está equipado con Bluetooth, lo que permite emparejarlo con dispositivos móviles a través de la aplicación YDS Controller.

Con esta app, se puede editar la música, personalizar las digitaciones del saxofón y ajustar la configuración del instrumento: resistencia, respuesta y afinación.

Y algo muy importante para no incomodar a los vecinos: el YDS-150 se puede usar con auriculares, lo que brinda la capacidad de practicar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Recomendaciones del editor