¿Por qué Samantha no aparece en el regreso de Sex and the City?

El regreso de Sex and the City —con el nombre de And Just Like That…— llegó este jueves a HBO Max con sus dos primeros capítulos.

Esta trae de vuelta a quienes protagonizaron el programa original de 1998: Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), Miranda Hobbes (Kristin Davis) y Charlotte York (Cynthia Nixon). Sin embargo, cuando anunciaron la nueva versión de SATC en enero de este año faltó que apareciera la favorita de muchas personas: Samantha Jones, interpretada por la actriz Kim Cattrall.

El primer capítulo de And Just Like That… explica de inmediato la ausencia del cuatro miembro del grupo en el nuevo programa, con Carrie, Miranda y Charlotte discutiendo abiertamente sobre ello.

La respuesta corta es que Samantha se mudó a Londres por trabajo y que el resto del grupo dejó de mantenerse en contacto con ella porque esta dejó de devolverles las llamadas. Cosas de la vida. Pero la historia de fondo es un poco más tensa y complicada que eso.

Lo cierto es que la exclusión de Samantha no tiene mucho que ver con la historia de la serie, sino más bien con una disputa entre Kim Cattrall y Sarah Jessica Parker, quien además de interpretar a Carrie se desempeñó como productora ejecutiva en los programas antiguos y nuevos.

En pantalla parecía que ambas eran las mejores amigas, pero según Cattrall, cuando las cámaras dejaban de filmar, la realidad era otra.

kil cattrall sarah jessica parker
Carrie (Sarah Jessica Parker) y Samantha (Kim Cattrall) en Sex and the City.

La enemistad entre las actrices comenzó a salir a la luz cuando Cattrall se negó a realizar una tercera película sobre la serie en 2017, aunque anteriormente había mencionado que no quería volver a interpretar a Samantha. La actriz participó en seis temporadas y dos películas de SATC.

En septiembre de ese año, durante la gala del New York City Ballet, Parker dijo: “Se acabó. No la haremos. Estoy decepcionada. Tuvimos este guion e historia hermosos, divertidos, desgarradores, alegres y muy identificables. No solo es decepcionante que no podamos contar la historia y tener esa experiencia, lo es aún más para esa audiencia que ha expresado tanto su deseo de otra película”.

Tras esto, los rumores sobre la cancelación se dispararon, con medios como Daily Mail diciendo que Cattrall no aceptó participar en la nueva película porque exigía que le ofrecieran otros proyectos a cambio de interpretar a Samantha otra vez.

Sin embargo, la actriz respondió en Twitter: “La única demanda que hice fue decir que no quería hacer una tercera película… Y eso fue en 2016”.

Posteriormente, en una entrevista de octubre de 2017 con Piers Morgan, la actriz dijo que ella y Parker eran colegas, no amigas: “El punto en común que teníamos era la serie y esta terminó… Sarah Jessica pudo haber sido más amable… No sé cuál es su problema”.

Sin embargo, la rivalidad se hizo aun más evidente en 2018, cuando Parker le envió un mensaje de pésame a su colega por la muerte de su hermano.

Esto no le cayó bien a Cattrall, así que publicó una imagen en Instagram que decía: “No necesito tu amor ni tu apoyo en este momento tan trágico @sarahjessicaparker”.

Junto con la imagen, Cattrall escribió: “Mi mamá me preguntó hoy ‘¿Cuándo esa @sarahjessicaparker, esa hipócrita, te dejará en paz?’ Tu continuo acercamiento es un doloroso recordatorio de lo cruel que eras en realidad antes y ahora. Déjame dejar esto muy claro. (Si es que aún no lo he hecho). No eres mi familia. No eres mi amiga. Por eso, te escribo para decirte por última vez que dejes de explotar nuestra tragedia para restaurar tu imagen de ‘niña buena’”.

Parker, por su lado, nunca se refirió directamente a la publicación de Cattrall, pero cuando le preguntaron por las afirmaciones de que no eran amigas, la actriz respondió que le parecía “desconcertante”, porque esa no era la forma en la que recordaba su experiencia juntas.

En su publicación de Instagram —que consiguió más de 78,000 me gusta y 25,000 comentarios— Cattrall también vinculó un artículo del New York Post que detallaba la brecha entre las dos celebridades.

Según el medio, Parker, supuestamente molesta por lo popular que había sido la recepción de Cattrall en las primeras temporadas del programa, comenzó a congelar a Cattrall y a aislarla de sus coprotagonistas Cynthia Nixon y Kristin Davis.

Esta división fue aparentemente confirmada por el productor ejecutivo Michael Patrick King en 2018. “A medida que avanzaba el programa, los personajes crecieron, se convirtió en una familia. Kristin, Cynthia y Sarah Jessica se convirtieron en un grupo y Kim nunca se unió mentalmente. Kristin y Cynthia salieron a la luz”, dijo King al podcast Origins en un episodio sobre SATC.

También se decía que Cattrall ni siquiera quería participar en la primera película, de 2008, pero finalmente accedió cuando se le ofreció más dinero. La actriz argumentaba que Samantha era tan querida como Carrie, pero Parker siempre recibía más dinero.

Al final, se informó que a Cattrall se le pagaron $7 millones de dólares por la primera película y a Parker $15 millones. Posteriormente, Cattrall se mostró reacia a participar en Sex and the City 2 de 2010, pero finalmente lo hizo; ganó, según los informes, $10 millones de dólares frente a los $20 millones de Parker.

Los rumores sobre Cattrall, y su hambre de dinero junto con lo difícil que parecía trabajar con ella, hacen pensar que cualquier intento fallido de revivir la serie era su culpa, y por esa razón recibió la ira de los fanáticos. Sin embargo, su posición es comprensible al considerar que experimentaba un entorno de trabajo desagradable.

Aunque los espectadores de SATC extrañen a Samantha, Cattrall se mantiene firme en dejar al personaje atrás. En 2019, dijo a The Guardian: “Pasé la línea de meta interpretando a Samantha Jones porque amaba Sex and the City. Fue una bendición en muchos sentidos, pero después de la segunda película ya había tenido suficiente. No podía entender por qué no me reemplazaban por otra actriz en lugar de perder el tiempo intimidando. No significa no”.

De cualquier manera, la reacción demoledora de Cattrall, así como la afirmación de Parker de que no hubo enemistad, finalmente sellaron la inclusión de Samantha en And Just Like That… y al parecer cualquier material futuro relacionado a la serie.

Recomendaciones del editor