Skip to main content

Vimos la película ‘Solo: A Star Wars Story’ y esto es lo que puedes esperar

‘Solo: A Star Wars Story’ presenta una versión fresca del icónico personaje

El universo de Star Wars ha demostrado tener un entorno lleno de riqueza narrativa. Sus ocho Episodios, múltiples series de televisión, innumerables novelas, series web, cómics y juegos lo han dejado muy claro a lo largo de los años. Pero todavía es sorprendente ver cuán cómodamente la saga de ciencia ficción, que comenzó como una historia espacial relativamente simple, acomoda una amplia gama de géneros narrativos.

La primera película derivada de la franquicia, Rogue One, fue un drama bélico. Ahora, la película de la precuela Solo: A Star Wars Story se mueve hacia una dirección diferente, presentando la historia del origen de uno de sus personajes más populares, dentro de una película clásica filtrada a través del lente del universo Star Wars.

Y si bien hubo mucha discusión sobre directores despedidos y otros problemas durante la producción altamente publicitada de la película, Solo demuestra que los detractores están equivocados, a tiempo que agrega una dimensión más a la franquicia que continúa su constante expansión.

Una versión fresca del icónico personaje

Adoptada por el veterano director Ron Howard, conocido por su rol como actor en Happy Days y posteriormente como director de una serie de exitosas películas y series, esta película lanza al actor Alden Ehrenreich en el intimidante papel del joven Han Solo, inicialmente interpretado por Harrison Ford durante toda la trilogía original de Star Wars, y en Star Wars 2015: Episode VII – The Force Awakens.

La película narra los primeros días de Han como un ladrón callejero en el planeta Corellia, a través de las aventuras iniciales que lo llevaron a convertirse en el infame contrabandista y piloto que fue introducido en la película que lo inició todo en 1977.

Ehrenreich nunca cae en la trampa de intentar interpretar a Ford como Han Solo.

La creación de una historia para la pantalla grande sobre uno de los personajes más icónicos de la ciencia ficción, fue un proyecto cargado de peligros potenciales, incluso más allá de los mencionados anteriormente. La película podría parecer intrascendente, sin sorpresas ni nueva información sobre un personaje conocido. Sin embargo, si se extravía demasiado, corre el riesgo de crear una discordante desconexión entre esta versión del personaje y la que reconocen los fanáticos.

Sin embargo, esta película camina por esa línea expertamente, y lo hace con todos sus personajes heredados intactos, no solo Han Solo. Ehrenreich nunca cae en la trampa de intentar interpretar a Ford como Han Solo. En cambio, su desempeño encuentra un medio que replica algunos de los manierismos físicos de Han Solo y encuentra los elementos del personaje que su propia actuación trae a la pantalla.

Elementos como la arrogancia omnipresente de Han y su naturaleza impetuosa, parecen llegar fácilmente a Ehrenreich, y vestir esos elementos en muchas de las pistas visuales que asociamos con Han Solo, contribuye en gran medida a reducir la disonancia entre esta versión y la que los fans conocen mejor.

Las audiencias que esperan ver una versión joven de Harrison Ford  podrían no obtener todo lo que quieren del papel de Ehrenreich, pero los fanáticos de Han, el personaje en sí, quedarán satisfechos.

Diversión fuera de este mundo

Continuando con la tendencia de las películas más recientes de Star Wars, algunos de los mejores, y ciertamente más divertidos momentos en Solo, se dan gracias a los personajes no humanos de la película.

Aún así, es la actriz de Fleabag, Phoebe Waller-Bridge, la que obtiene la mayor parte de las mejores líneas de la película como la voz del navegador de robots de Lando L3-37. Al igual que Tudyk, aprovecha al máximo su momento brindando algunos de los diálogos más amistosos de la película.

Clarke ofrece una excelente, pero no exactamente destacada, interpretación de Qi’ra, la amiga de la infancia de Han y su interés amoroso.

Por su parte, Clarke ofrece una excelente, pero no exactamente destacada, interpretación de Qi’ra, la amiga de la infancia de Han y su interés amoroso, y el actor de Avengers: Infinity War Paul Bettany sirve bien a la historia como su villano principal, Dryden Vos . En papeles de apoyo, el tiempo en pantalla de la actriz de Westworld, Thandie Newton, es demasiado breve para una actriz tan talentosa, mientras que Jon Favreau se lleva muchas risas como la voz de uno de los personajes generados por computadora de la película. Vale destacar al popular Donald Glover en su papel de Lando.

¿Preguntas sin respuesta?

Más allá de su condición de película independiente, Solo también hace un trabajo impresionante respondiendo algunas preguntas que se han convertido en parte de la franquicia. Al igual que con cualquier tradición ficticia, hay un argumento que se debe hacer para que algunas preguntas sean mejor dejadas sin respuesta, y en algunos casos, ese argumento tiene sus méritos. Sin embargo, Solo descarta esa reverencia por lo desconocido y repasa algunas de las preguntas más frecuentes de la saga con un sorprendente nivel de entusiasmo.

Cuestiones de larga data, desde el famoso «Kessel Run» hasta las peculiaridades del diseño del Millenium Falcon y el destino de varios personajes de la trilogía de Star Wars, todo se responde con total naturalidad en Solo, y es probable que el público lo encuentre esclarecedor o herético, dependiendo de sus expectativas para la película y la franquicia en sí.

Una posición única en la franquicia de Star Wars

Como la segunda película derivada de la serie de Episodios Star Wars, Solo ocupa un lugar único en la franquicia. Es una película más ligera y rápida que la antología anterior, Rogue One, y mientras que ese film ocasionalmente se sentía lejanamente conectado a la saga, a pesar de su participación directa en Star Wars de 1977, Solo revela cuánto de la tradición de la saga está enraizada.

Todo sobre esta última entrega está impregnado de las películas anteriores, particularmente la trilogía original, y parece estar contento de empujar los límites de esas historias, en lugar de forjar su propio camino narrativo.

Una mezcla divertida e inspirada en películas clásicas y la narración de Star Wars, Solo demuestra que no es necesario alejarse demasiado de los cimientos de la franquicia para encontrar aventuras frescas y entretenidas, a la vez que sirve como un gran recordatorio de que, pese al tiempo transcurrido, esta obra de un ricamente elaborado universo simplemente está calentando sus motores para continuar con más fuerza.

Recomendaciones del editor