Skip to main content

Video: imaginando un mundo totalmente automatizado

“El último trabajo en la tierra” es un video de tres minutos de duración que publicó el sitio web del periódico inglés The Guardian. El breve film imagina un mundo (en un futuro no muy lejano) donde todo, TODO está automatizado. Ya no hay trabajos para los seres humanos, todo lo hacen los robots.

Alice, el personaje principal del cortometraje, se despierta en su ultra moderno departamento para comenzar un día normal de trabajo. Las persianas se levantan automáticamente, sincronizadas con la alarma del despertador, permitiendo que la luz de la mañana entre por la enorme ventana de su habitación.

Relacionado: Robots eliminarán cinco millones de trabajos en 2020

Luego de lavarse los dientes, coloca su cepillo en un mini-laboratorio de ultimísima generación que analiza el contenido de su saliva. Malas noticias. Algo no está bien. La computadora central de la casa detecta un potencial de enfermedad y le agenda una cita con el médico para esa mismo día.

Así comienza el día de Alice y el video creado con la ayuda de la Fundación DOEN, una institución de origen holandés que apoya, entre otras cosas, iniciativas que promueven economías sustentables e inclusivas.

El video refiere implícitamente al estudio económico de los investigadores Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne publicado en 2013. En él, los economistas predicen que, para el año 2050, la mitad de los trabajos actuales en Estados Unidos serán realizados por computadoras y robots.

Según el estudio, las ocupaciones que más se verían afectadas por el avance de la tecnología son aquellas relacionadas a los sectores de servicio, construcción y ventas. En contraposición, las ocupaciones con menor riesgo de ser computarizadas serían las relacionadas a la educación (profesores, maestros, etc.), atención médica (enfermeros, médicos) y medios de comunicación.

Relacionado: Con un aplauso, las sillas Nissan se acomodan automáticamente

Pero como dice Paul Mason en el artículo de The Guardian, “El mundo automatizado es posible, pero habrá cambios radicales en la estructura de la sociedad”. Es difícil pensar que nada cambiará cuando la mitad de la población ya no necesite trabajar. Para combatir esta falta de trabajo, Suecia, por ejemplo, ha reducido la jornada de trabajo a seis horas de duración.

Lo cierto es que un mundo sin trabajos no es algo tan negativo como suena. Los seres humanos tendríamos más tiempo libre para pasar con nuestros seres queridos, para practicar deportes, para viajar, para hacer las cosas que nos apasionan —mientras los robots y las computadoras hacen el trabajo duro sin sufrirlo. Al menos, esto es lo que pensaba Keynes.

Recomendaciones del editor

Guido Spotorno
El video festivo del robot Boston Dynamics tiene un final sorpresa
boston dynamics video festivo final sorpresa navidad

Los especialistas en robots Boston Dynamics han compartido un video festivo con Spot, su cuadrúpedo robótico parecido a un perro.

"¡Esperamos que tengan una temporada navideña edificante!", dice el equipo de robótica en un mensaje que acompaña a la parodia de 90 segundos, y agrega: "Spot fue teleoperado por operadores profesionales, no intentes esto en casa".

Leer más
Este es el primer túnel del mundo construido íntegramente por robots
hypertunnel primer tunel del mundo construido solo por robots mina fc 3qksg0fdrc8 unsplash

Los robots siguen ganando terreno en labores que antes solo hacían humanos y las máquinas, pero siempre maniobradas por personas. Ahora una compañía británica construyó un túnel solo con robots, aumentando la productividad en diez veces más velocidad.

El sistema HyperTunnel, utiliza métodos de construcción de enjambres de acuerdo con un gemelo digital del túnel, una flota de robots 'hyperBot' entró en el suelo a través de un arco de tuberías de plástico.

Leer más
Jean Reno y Aura Garrido protagonizan “Un asunto privado” en Prime Video
Jean Reno y Aura Garrido protagonizan la nueva serie de Prime Video.

A Angela Lansbury le debemos quizá el primer personaje cien por cien “femenino y detectivesco” de la historia de la televisión moderna, aun cuando ella misma no era propiamente una policía, sino una profesora de inglés devenida en escritora de misterios que, con su aguda capacidad de análisis y buen ojo, indagaba, unía piezas y llegaba a la verdad de un sinnúmero de crímenes antes que las mismas fuerzas del orden.

Marina Quiroga (Aura Garrido) tampoco es policía en Un asunto privado, y aún tiene las cosas más complicadas que Lansbury, ya que la historia no ocurre en la década de los ochenta en EE.UU., sino en la tradicional (y muy patriarcal) Galicia de finales de la década de 1940, momento en el cual las mujeres de buena familia nacían para casarse, tener muchos hijos, cuidar una casa y, por ningún motivo, meterse en “asuntos de hombres”.

Leer más