Google Stadia vs. Shadow: este duelo no es un juego

Aunque los gamers de PC y consolas pueden sorprenderse con la idea, los juegos en la nube ahora son una alternativa viable. Google Stadia encabeza el grupo y no necesita nada más que un navegador y un control (olvídate de los periféricos costosos). Pero esta plataforma no está sola en el espacio de juegos de la nube. Shadow, por otro lado, está enfocada en tomar el dinero que tanto te costó ganarte. A primera vista, ambos lucen similares, aunque existen grandes diferencias entre los servicios y eso le da a uno de estos competidores una gran ventaja. Aquí te vamos a contar quién es el vencedor del duelo Google Stadia vs. Shadow.

Dispositivos compatibles

Apps de Stadia y Shadow
Stadia y Shadow tienen apps Android. Rich Shibley/Digital Trends

A diferencia de una consola de juegos tradicional, un servicio de juegos en la nube no está ligado a un solo dispositivo físico. Muchos de estos son compatibles con los juegos en la nube, incluso una laptop de 10 años (en teoría). Sin embargo, la compatibilidad en las aplicaciones y negociaciones con socios llevan a restricciones.

Stadia de Google se enfoca, como era de esperarse, en el ecosistema de Google. Está disponible en celulares Android seleccionados vía Google Play y en el Chromecast Ultra, aunque este último necesita un control de $69 dólares. También está disponible en computadoras con navegadores de red modernos, así como en dispositivos Apple por medio de la app de red Safari.

Shadow juega a través de la app dedicada de Blade en Windows, Ubuntu y en la mayoría de los dispositivos Android que usa Nougat 7.0 o más recientes (los dispositivos Android TV necesitan, como mínimo, Android 5.0).  También es compatible con MacOS 10.10s, iOS 11 y tvOS 11, así como sus versiones más recientes.

La mayoría de los dispositivos compatibles con Google Stadia y Shadow pueden manejarse con facilidad, ya que la demanda de streaming del hardware no es mucho más alta que el de Netflix o YouTube. Los dispositivos móviles antiguos que carecen de un puerto Ethernet tendrán como principal problema el ancho de banda wifi. Si no tienen soporte para cuando menos wifi 802.11n batallarán; es preferible el estándar wifi 6 más reciente.

Shadow tiene su propio dispositivo dedicado, el Shadow Ghost, que puede usarse para llevar a Shadow a cualquier pantalla. Sin embargo, actualmente no está a la venta y Shadow no ha dicho cuándo estará disponible.

Ganador: Google Stadia. Puedes usar este servicio en un Chromebook sin complicarte con comandos Linux solo para instalar una app. Cualquier dispositivo con un navegador moderno funcionará bien.

Controles compatibles

Google Stadia vs. Shadow
Control de Stadia de $69 dólares. Rich Shibley/Digital Trends

Tanto Google Stadia como Shadow pueden usar controles Bluetooth, lo que abre la compatibilidad a un gran rango de opciones, incluyendo el control del Xbox One y el DualShock 4 de PlayStation. Además de eso, ambos servicios pueden manejar controles conectados directamente en USB, dependiendo del dispositivo.

Stadia y Shadow son sensacionales para detectar controles. Rara vez se presentan problemas con cualquier dispositivo. Sin embargo, Shadow es ligeramente mejor porque ofrece un panel de control ordenado que ofrece más detalles en caso de que necesites solucionar un problema.

Sin embargo, Stadia tiene un componente extra, pero opcional: el Control Stadia.

Esta es la situación. Si quieres usar Stadia vía Chromecast Ultra, debes usar el control de Google. En l actualidad, Google experimenta con el Tandem Mode, que en esencia permite que un control de otra compañía respalde un control Stadia sincronizado. Desde luego no es lo ideal, sobre todo cuando puedes hacerlo sin el Chromecast Ultra y conectar una PC directamente a tu televisor.

Más allá del Chromecast Ultra, puedes usar el control Stadia vía una conexión alámbrica USB a una PC o a un dispositivo móvil. Para una conexión inalámbrica, el dispositivo usa wifi y un código de enlace para sincronizarse con una cuenta Stadia.

Por ejemplo, en una PC, los usuarios encienden el gamepad y hacen click en el ícono del control en stadia.google.com. Después, ingresan un código de enlace en pantalla usando el patrón de botones asociado. Los dispositivos móviles presentan una app dedicada, una que ofrece sincronización inalámbrica mucho más fácil.

Ganador: Stadia se lleva el triunfo aquí. No solo soporta tus gamepads favoritos, sino que el control dedicado de Google funciona en forma alámbrica e inalámbrica, en una PC y en dispositivos móviles.

Calidad visual

Assassin’s Creed Odyssey.
Assassin’s Creed Odyssey se ve genial en ambos servicios.

Google Stadia es compatibles con resoluciones de hasta 4K. También es compatible con HDR y soporta hasta 60 fotogramas por segundo. Los servidores de Google, por ahora, dependen de u CPU Intel y de un GPU «Vega» de AMD, aunque esta información no está a la vista.

Mientras tanto, Shadow soporta una resolución de hasta 4K a 60 fps. También puede soportar 1080p con hasta 60fps para pantallas con altas tasas de refresco. Shadow no soporta HDR, pero las próximas suscripciones Ultra e Infinite incluirán trazado de rayos y DLSS vía el RTX 2080 y el Titan RTX respectivamente.

Aunque ambos servicios ofrecen un soporte de resolución expandida, Shadow ofrece un poco más de control, en particular para jugadores de PC. Su menú de control expendido hace que sea más fácil seleccionar una resolución específica y un objetivo de tasa de fotogramas. Incluso puedes elegir un tope en el uso del ancho de banda, que puede llevar a un desempeño más estable en conexiones de ancho de banda bajo.

En nuestra experiencia, Shadow entrega una calidad de imagen ligeramente mejor bajo una gama más amplia de circunstancias. Hay poca diferencia entre los dos en un celular o en un televisor, sin embargo, ambos tienen un buen desempeño cuando tu conexión de internet puede entregar 15Mbps de ancho de banda.

Pero Stadia puede ser decepcionante en una PC, en particular a resoluciones por arriba de 1080p. Stadia parece recurrir a resoluciones más bajas en forma más agresiva que Shadow, reduciendo la nitidez de la imagen.

Ganador: Shadow. Aunque Stadia tiene un buen desempeño, Shadow es más consistente. También ofrece más control del detalle, que te permite personalizar la experiencia en el dispositivo que estás usando y da soporte a gráficas de trazado de rayos.

Biblioteca de juegos

Aquí es donde la diferencia entre Google Stadia y Shadow se vuelve clara, debido a que los dos servicios adoptan un enfoque diferente en las bibliotecas de juegos.

Stadia es una plataforma con un frente digital. Los juegos que compras en Stadia solo se pueden jugar en Stadia y los juegos que tienes en otras plataformas no pueden jugarse en Stadia. En este sentido, funciona como cualquier consola de juegos. La copia de un juego de PlayStation 4 no funcionará en una consola Cbox, por ejemplo. Stadia es lo mismo.

En Shadow puedes jugar cualquier juego que sea compatible con una Windows PC.

La lista de juegos en Stadia crece con el paso de los meses; en la actualidad, ofrece más de 200 títulos. Lo que hay que mantener en mente es que no necesitas una suscripción para acceder y jugar los juegos que compras. Igual que una película digital que compras en Vudu, estos juegos se pueden transmitir a 1080p sin costo adicional.

Sin embargo, la suscripción Pro con un costo de $10 dólares mensuales ofrece una porción de la biblioteca de Stadia con la que puedes jugar en forma «gratuita» cada mes, parecido a Game Pss de Xbox. Los miembros también obtienen un descuento, igual que en el servicio de Microsoft. La suscripción ofrece la resdolución de los juegos de Stadia en 4K.

Shadow es diferente. Cuando te suscribes a Shadow, te suscribes a un servicio de PC virtual. Pon mucha atención y te darás cuenta de que Shadow te dará «la plataforma de juegos que mereces» y convierte cualquier dispositivo «en una PC para juegos».

Debido a eso, en Shadow puedes jugar cualquier juego que sea compatible con una PC para juegos. No hay limitaciones. Shadow te da una PC para juegos basada en Windows en la nube que puede hacer cualquier cosa que haga una PC normal. ¿Quieres usar Excel? Claro. Puedes hacerlo.

Ganador: Shadow. Si se juega en una PC, se puede jugar en Shadow. La biblioteca de Stadia es por mucho mejor que en el 2020, pero está limitada cuando la comparas con los más de 300 juegos que es posible que ya tengas en Steam.

Funciones extra

Google Stadia es una plataforma y viene con algunas funciones que esperarías. Eso incluye una lista de amigos, compatibilidad para chat de voz y una función llamada «Crowd Play»,  que te permte entrar directamente a los juegos que ves en YouTube.

Otras funciones de Stadia incluyen Stream Connect, que le permite a otros interactuar con tu juego en tiempo real y State Share, una herramienta que guarda el «estado del juego» en una pantalla o clip para que tú u otros puedan revivir el momento. Crowd Choice, otra función notable, permite a los participantes votar sobre lo que deberías a hacer en el juego.

Como no es una plataforma, Shadow no ofrece su propia lista de amigos, chat de voz, ni otras funciones comunitarias. Después de todo, este servicio es una PC virtual, de manera que tú estás a cargo de la instalación de Steam, Discord y otras apps externas que prefieras para comunicarte.

Como Shadow te permite rentar una PC en la nube, puedes usar esa PC para más que solo jugar. En cierta manera, esa es una ventaja, ya que puedes usar plataformas o aplicaciones a las que estás acostumbrado. Por ejemplo, el uso de Steam es idéntico a usarlo en una PC local. Esto significa que Shadow también soporta moderadores, algo que es posible que Stadia no hará.

Pero la parte negativa de usar este servicio basado en una PC virtual es que no puedes simplemente hacer un click y ponerte a jugar. Los suscriptores primero deben descargar e instalar el software y después aplicar cualquier parche necesario antes de lanzar el juego. Ese no es el caso con Stadia, cargar un juego actualizado se realiza en forma casi instantánea.

Ganador: Shadow. Aunque nos encanta Stadia y tiene funciones sociales integradas, la funcionalidad total de PC de Shadow abre posibilidades interesantes.

Precios y disponibilidad

Google Stadia no requiere de suscripción. Todo lo que se necesita es la compra de un juego. Si quieres streaming en 4K y una biblioteca de juegos gratuitos, pagar $10 dólares al mes no está nada mal. El Chromecast y el control Stadia también son opcionales, en realidad no los necesitas si tienes una PC decente enlazada a tu televisor.

Mientras tanto, la configuración Shadow Boost cuesta $12 mensuales por un CPU de cuatro núcleos y un GTX 1080 de Nvidia. La próxima configuración Ultra tendrá un CPU de cuatro núcleos y el RTX 2080 por $30 mensuales, al tiempo que la configuración Infinite tendrá un CPU de seis núcleos y el Titan RTX por $50 mensuales.

El competidor más cercano de Google, GeForce Now de nvidia, depende de tu biblioteca Steam, parecido a Shadow, pero no estás rentando una PC virtual. En cambio, puedes transmitir tu biblioteca en forma gratuita si estás dispuesto a tolerar la interminable fila y el tiempo de juego de una hora. La suscripción de Nvidia, que cuesta $25 por seis meses, te lleva más cerca del inicio, extiende la sesión y agrega compatibilidad RTX.

Sin embargo, todos los servicios de juegos en la nube tienen una variedad de restricciones basadas en la región. Shadow está ampliamente disponible en Europa y EEUU, pero no en otras partes. Stadia está disponible en 22 países. Ninguno está disponible en Asia, África o Sudamérica.

Ganador: Stadia. La plataforma de juegos en la nube de Google está disponible en más territorios y no necesita suscripción. Lo malo es que, como cualquier plataforma, el juego que compres no lo podrás jugar en otra parte. Por otra parte, puedes compartir esos juegos con miembros de la familia como lo haces con compras basadas en Android.

Recomendaciones del editor