Te presentamos el fidget spinner más pequeño del mundo

Este año ha sido, sin duda, el de los fidget spinners. Se han convertido en el juguete del momento. De hecho, se han vendido unidades suficientes como para mantener a flote a un pequeño país.

De hecho, los fidget spinners han llegado, incluso al espacio. Hace poco, el astronauta de la NASA, Randy Bresnik, compartía un vídeo usando un fidget spinner.

Y, ahora también, un grupo de investigadores del Oak Ridge National Laboratory’s Center han dado a conocer el fidget spinner más pequeño del mundo, que mide tan sólo 100 micras de ancho, o una décima de milímetro.

“Nos propusimos crear un diminuto fidget spinner para demostrar una de nuestras capacidades más exclusivas, que es un sistema de impresión 3D basado en fotones que puede hacer estructuras tridimensionales extremadamente pequeñas”, explica a Digital Trends el Dr. Adam Rondinone, científico sénior de Oak Ridge National Laboratory.

“Este sistema utiliza una luz láser convergente para fotopolimerizar un líquido viscoso en un sólido con alta fidelidad espacial. Lo usamos para una variedad de proyectos científicos, que incluyen estructuras micromecánicas y microfluidos. El fidget spinner es una demostración de interés popular y científico. Estas demostraciones siempre requieren algo de ciencia real, y en el proceso de aprender cómo hacer este spinner, también aprendimos principios de diseño que estamos aplicando a otros dispositivos”.

Además, el desarrollo de un fidget spinner a nanoescala no fue exactamente fácil. Rondinone explica que el mayor desafío era aprender cómo fabricar la estructura del rotor alrededor del centro estacionario en un tamaño tan pequeño. Esto se debe a que el rotor debe poder moverse libremente y no puede anclarse a la superficie.

“Hicimos que el componente del rotor fuera independiente de la superficie, que en nuestro caso es una pieza de silicio monocristalino”, asegura Rondinone. “Eso requería de un control preciso de la estructura y la velocidad de impresión para minimizar la deriva de la estructura durante la impresión. Ahora podemos hacer esto de manera fiable”.

Y la verdad es que no conocemos mejor manera de captar la atención de la próxima generación de científicos del mundo, ¿no crees?

Recomendaciones del editor