Cómo J.J. Abrams llegó a dirigir un episodio de The Office

Más conocido como J. J. Abrams, Jeffrey Jacob Abrams tiene a su haber múltiples aciertos en su extensa carrera como director: la galardonada serie Lost, el reestreno de Star Trek y su posterior secuela y dos episodios de la saga de Star Wars, The Force Awakens y The Rise of Skywalker​.

Sin embargo, casi oculto en su carrera se cuela una participación como director invitado de la premiada adaptación  estadounidense de la serie The Office.

Todo ocurrió en el episodio 18 de la tercera temporada del programa protagonizado por Steve Carrell, el que fue emitido en febrero de 2007, cuando la carrera de J.J. Abrams se encumbraba junto al éxito de Lost.

Tocando la puerta

¿Cómo se gestó esta participación? Dos de las estrellas de The Office, Jenna Fischer y Angela Kinsey, desclasificaron los secretos del capítulo denominado “Cocktail”, en una entrevista con The Mashable.

Fischer contó que fue el propio Abrams quien se acercó al programa para preguntar si podía dirigir un episodio. “Pensamos, sí. Y dijimos, ven a dirigir un episodio. Así es como sucedió”, reveló la actriz, que interpretaba a Pam Beesly en The Office.

Ambas reconocieron que todo el elenco eran enormes fanáticos de J.J. Abrams. “No podíamos creer que viniera a nuestro pequeño programa. No podíamos creer que viniera a nuestro pequeño espectáculo”, contó Kinsey, que personificaba a Angela Martin en el programa y que asegura ser una gran fanática de Star Wars.

Anécdota

Una de las anécdotas más notables de la participación de Abrams, es que fue el propio director el que escogió la casa de David Wallace (Andy Buckley), el director financiero de Dunder Mifflin Paper Company, el lugar que da vida a “la Oficina”.

Sin embargo, esta era distinta a otra que se había mostrado en un episodio anterior del programa. “Cambiamos la casa porque a Abrams realmente le gustó el interior de esta casa. Así que vestimos la puerta de entrada para que coincida con la puerta de entrada de la casa de Pasadena. Pero sí, era una casa diferente”, admitió Fisher.

Recomendaciones del editor