Rosa Salazar nos cuenta cómo dio vida a su personaje en Alita: Battle Angel

AAlita: Battle Angel, una película escrita por James Cameron y dirigida por Robert Rodríguez llega a las salas de cine. La película cuenta la historia de una joven ciborg llamada Alita que vive en el siglo 23, en un mundo que se recupera de una desastrosa guerra que ocurrió 300 años atrás. Un científico llamado Dyson Ido (interpretado por Christoph Waltz), encuentra en medio de las ruinas, los restos de un ciborg cuya mente ha sido milagrosamente preservada, y decide llevarla a casa y darle un cuerpo. Sin embargo, lo que no sabía el científico es que, en su pasado ella fue una guerrera. Al no tener recuerdos de su pasado, Alita debe involucrarse en una intensa jornada de auto descubrimiento y adaptarse a sus diferentes cuerpos.

James Cameron y Robert Rodríguez

En Digital Trends en Español, tuvimos la oportunidad de hablar con la actriz de ascendencia peruana, Rosa Salazar, quien da vida a la protagonista de la película. Salazar nos cuenta cómo fue la experiencia de interpretar a este personaje.

Puede que, para muchos, esta película sea el primer acercamiento que tienen a la historia de Alita: Battle Angel, pero ese no es el caso de Salazar: “cuando leí el guion, me resultó familiar, así que busqué el animé para verlo nuevamente”, afirma. Sin embargo, para entender mejor el personaje, fue difícil conseguir la serie original en manga, ya que no se consiguen fácilmente y han sido descontinuada su impresión.

Mira el tráiler de Alita: Battle Angel aquí

Interpretar a un ciborg no debe ser fácil ya que los movimientos son distintos a los de un humano, pues que se trata de una máquina. Los ciborgs tienen un componente humano (la mente), así como otro mecánico (el cuerpo) y en el caso de Alita, se añade otro más: el de una adolescente que crece mentalmente a lo largo de la historia. “Cuando Alita fue reconstituida, el cuerpo que habita no es el suyo, es un “cuerpo de muñeca” (o “doll body” en inglés), así que, desde el inicio, hay una incomodidad”, afirma Salazar. Al mismo tiempo, su mente evoluciona de los 14 a los 18 años a lo largo de la historia, así que la actriz tuvo que interpretar esa evolución y la adaptación a su segundo cuerpo y movimientos. Sin embargo, este segundo cuerpo es el de una mujer adulta, y como tal, fue más fácil para ella dar vida a a esa segunda etapa del personaje.

Twentieth Century Fox

Y hablando de movimientos, es evidente que Salazar tuvo que haber entrenado de alguna forma para poder involucrarse en los combates del personaje. Para lograrlo, entrenó kung-fu intensamente. “No esperaba que fuera tan desafiante mentalmente, pero fue bueno, tanto para desarrollar mi personaje como para mí misma y hoy en día continúo entrenándolo”, afirma entre risas.

No esperaba que el kung-fu fuera a ser tan desafiante mentalmente.

Al preguntar por la importancia que tuvieron sus roles anteriores en Maze Runner y The Divergent Series: Insurgent, para prepararse para este rol, Salazar nos indica que, “En cada rol, aprendes algo que te prepara para el siguiente. Las películas de acción y ciencia ficción lograron que aprendiera mucho y te enteras de lo que eres capaz. Maze Runner fue muy importante para mí en este aspecto”.

Fue por eso que la actriz se sentía tan preparada para este rol. En el casting, tanto James Cameron como Robert Rodríguez lograron ver que ella era la actriz ideal para encarnar este personaje. Cameron indica en un comunicado de prensa que “es casi imposible cuantificar lo grande que fue la reacción que tuvimos Robert y yo frente a Rosa. Trajo tanta vitalidad y amor a cada momento. Nunca había visto algo así”.

Twentieth Century Fox

A pesar de que muchos personajes en la película conservan sus rostros humanos (como lo es el caso del científico interpretado por Christoph Waltz, por ejemplo), Alita tiene rasgos faciales diferentes, y claramente, un cuerpo distinto al de un humano. Por ello, nos preguntamos cómo se había logrado este ‘look’ de ciborg. “No utilicé elementos prostéticos o maquillaje”, indica la actriz, quien nos detalla que todo lo que verás en pantalla fue logrado a través de la técnica “Performance Capture”, que es una rama de los efectos especiales o CGI.

La actriz tuvo que interpretar la evolución de Alita y la adaptación a su segundo cuerpo.

Finalmente, no podíamos despedirnos de Rosa Salazar sin preguntarle acerca de su entorno cultural, siendo sus padres peruanos. “Tengo una ética de trabajo muy latina. Vi a mi padre trabajar arduamente durante 35 años. Nunca tuve un estatus privilegiado y sabía que para lograr algo, tenía que trabajar muy duro. Como mujer latina también había mucha adversidad, pero nunca me rendí”, indica Salazar.

Alita: Battle Angel ha sido adaptada de la novela de manga escrita por Yukito Kishiro y llega a las salas de cine el 14 de febrero en los Estados Unidos.

Recomendaciones del editor