Disney convirtió a Marvel en una máquina de imprimir dinero

Los memes no podían estar más equivocados. La compra de Marvel por parte de Disney, concretada el 31 de agosto de 2009, no hizo más que catapultar a los superhéroes creados por Stan Lee.

Un meme de la compra de Marvel por parte de Disney

Claro, aquellos memes fueron creados por los fanáticos que sentían que Iron Man, Spider-Man y demás personajes eran algo intocable. Pensaron que Disney vestiría a Buzz Lightyear como Iron Man y que Mickey Mouse acabaría disfrazado de Spider-Man. Todos erraron y no hubo uno capaz de vaticinar que aquella compra sería para sacar provecho de Marvel, porque apenas 10 años después de que se cerró la compra por $4,000 millones de dólares, casi se cuadriplicó la inversión para obtener $18,200 millones y solo por el concepto de las películas del llamado Universo Cinematográfico de Marvel.

Lo cierto es que Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney, lo mencionó apenas se concretó la adquisición. “La compra es perfecta desde una perspectiva estratégica […] Es un tesoro con más de 5,000 personajes con los que Disney hará lo que mejor sabe”, dijo.

El resultado fueron 16 películas producidas por Disney (de un total de 23 en las que también participaron Paramount, Universal y Sony Pictures) que ahora están a un clic de distancia en Disney+, donde siguen facturando más dólares para Disney.

Una imagen de Stan Lee y la compra de Marvel por Disney

Lo cierto es que la máquina de imprimir dinero en la que Disney transformó a Marvel está lejos de detenerse.

Un vistazo al catálogo de Disney+ evidencia el papel que juegan los superhéroes de Marvel en el Disney del siglo XXI. Sí, ahí está Mickey Mouse y hasta adiciones que tampoco libraron la carretada de memes, como The Simpson, pero es imposible no pasar la vista por el servicio de streaming de Disney sin mirar al Capitán América o a Thor.

Miles de millones por “infantilizar a la población”

Más allá de los inofensivos memes, una de las críticas más severas a la adquisición de Marvel por parte de Disney viene de Alan Moore, el legendario escritor y autor de reconocidos cómics como Watchmen y V for Vendetta.

En 2020, con Marvel encumbrada como una máquina de hacer dinero, dio una entrevista al portal Deadline en la que criticó la maquinaria publicitaria de Disney, que ha hecho del cine de superhéroes uno de los pilares de la industria de los últimos años.

“Hace varios años dije que pensaba que era una señal realmente preocupante que cientos de miles de adultos estaban haciendo fila para ver personajes que fueron creados hace 50 años para entretener a niños de 12 […] Eso parecía hablar de una especie de anhelo de escapar de las complejidades del mundo moderno y volver a una infancia nostálgica y recordada. Eso parecía peligroso, infantilizaba a la población”, comentó.

Y añadió: “Esto podría ser solo coincidencia, pero en 2016, cuando los estadounidenses votaron por un nacional socialista y Reino Unido lo hizo para dejar la Unión Europea, seis de las 12 películas más taquilleras eran de superhéroes. No es que lo uno cause lo otro, pero creo que ambos son síntomas de lo mismo, una negación de la realidad y una urgencia por soluciones simplistas y sensacionalistas”, remató.

Recomendaciones del editor