Las razones por las que Darth Maul es clave en Star Wars

Una de las cosas buenas de La Amenaza Fantasma, es su villano: el espectacular Darth Maul. Un personaje que se convirtió en un ícono de Star Wars, a pesar de las críticas que generó el episodio I, con el que George Lucas pretendía contar la génesis de Darth Vader.

Lo cierto es que el papel de Darth Maul es más complejo e interesante de lo que podría pensarse en el interior de la saga completa, ya que su aparición fue un movimiento instrumental del Emperador Palpatine para cambiar el destino del joven Anakin Skywalker.

Así al menos lo reveló el director y productor de las series Star Wars: The Clone Wars y Star Wars: Rebels, Dave Filoni.

En la serie Disney Gallery: The Mandalorian, que se transmite en Disney Plus, el además guionista comentó la importancia que tiene la llamada pelea “Duel of the Fates” en La Amenaza Fantasma, entre Darth Maul, Qui Gon y Obi Wan.

Dave Filoni on why Qui-Gon Jinn and Duel of the Fates is so important pic.twitter.com/aHKCF8H1rR

— bren ✨ avar kriss’ wife ???? (@ariesanakin) May 9, 2020

Acá su extenso análisis:

“En La Amenaza Fantasma asistes a la mayor pelea entre los dos Jedi contra este malvado villano. No podría ser más obvio que Maul es el villano. Está diseñado para verse malvado, y realmente lo es. Lo expresa en su rostro, y hasta en el tipo de sable de luz con el que lucha. Sin embargo, lo que realmente está en juego en ese combate es el futuro de Anakin porque Qui-Gon es diferente al resto de los Jedi. Sabes que lo es cuando ves la película. Qui-Gon lucha porque sabe que él es el padre que Anakin necesita y porque no se ha rendido. No ha abandonado la creencia de que los Jedi deben preocuparse por los demás y amar, y que eso no es algo malo. Los demás Jedi se han vuelto tan distantes y tan políticos que han perdido el rumbo. Yoda comienza a ver eso en la segunda película, pero Qui-Gon está por delante de todos ellos y por eso no es parte del consejo.

Así que ahí está, luchando por Anakin, y por eso la escena se llama Duelo de destinos. Es el destino de este niño lo que está en juego, y dependiendo de cómo vaya la pelea su vida será dramáticamente diferente. Pero sabemos que Qui-Gon pierde, por supuesto. La figura paterna desaparece porque sabía lo que significaba alejar a este niño de su madre cuando tenía un apego.

Entonces Anakin se queda con Obi-Wan. Al principio, Obi-Wan entrena a Anakin por una promesa a Qui-Gon, no porque realmente se preocupe por él. Es un hermano de Anakin, pero no es una figura paterna, y eso es un fracaso para Anakin, porque no consigue la familia que necesita. En la siguiente película pierde a su madre y no logra cumplir la promesa que le hizo: “Volveré a por ti y te salvaré”. Eso le deja en un estado completamente vulnerable, y de eso es de lo que trata Star Wars al final: de la familia.

Mucha gente reduce la escena solo al combate con sables de luz, pero ese momento concreto de esa película es lo que vertebra a la trilogía entera de precuelas. Maul cumple su propósito y muere. Es cierto que luego George me hizo resucitarlo en la serie, pero en ese momento lo dimos por muerto, y eso demuestra una vez más que el Emperador es completamente egoísta. Maul es solo una herramienta para él. Está usando personas y ahora usará a ese niño. Esa idea continua hasta el diálogo en el que el Emperador le dice a Luke: ‘Tú, como tu padre, ahora eres mío’. Esa idea me aterraba de pequeño”.

Filoni luego concluye su análisis en cómo Anakin Skywalker decide convertirse en ese padre ausente que él mismo no tuvo, para salvar a Luke del Emperador en El Regreso del Jedi.

“Creo que Luke estaba llamado a caer en el lado oscuro de la Fuerza en El retorno del Jedi. Creo que era algo que se sabía, que se alzaría y mataría al Emperador. Lo que lo salvó no fue su conexión con la Fuerza. No fueron los poderes que aprendió. Nada de eso fue una ventaja para él. Tan solo lo condujo hasta allí. Lo que salva a Luke es su habilidad para contemplar todo ese poder, mirar a su padre, y decir: ‘No. Voy a tirar esta arma. No voy a hacer eso. Voy a dejarle vivir de manera completamente desinteresada.

De hecho en esa escena Luke dice: “Soy un Jedi como mi padre antes que yo”. Pero lo que realmente está diciendo, y la razón por la que me conecto tan poderosamente con él, es “Amo a mi padre y no hay nada que puedas hacer que vaya a cambiar eso”. El Emperador no puede entender esa conexión. Alguien te ofrece el mayor poder de la galaxia. ¿Por qué no te llevas esto? En ese momento Anakin tiene que decidir ser el padre que él mismo nunca tuvo. Para salvar a su hijo debe renunciar a todo el poder en la galaxia. Ese es el acto desinteresado que al final y lo que al final lo salva. En definitiva, que el hijo salva al padre y el padre salva al hijo y todo funciona a la perfección. Esa historia comienza en La Amenaza Fanatsma y se prolonga hasta El Retorno del Jedi. Esa es la historia de Star Wars”.

Recomendaciones del editor