Skip to main content

Cómo alojarse en la cueva del Grinch de la vida real

El Grinch es un personaje clásico de la temporada navideña. Apareció por primera vez en el libro infantil de Dr. Seuss ¡Cómo el Grinch robó la Navidad! de 1957. Desde ese momento ha protagonizado una serie de especiales de televisión y películas; los más conocidos son la animación de 1966 y la cinta de 2000 de Ron Howard protagonizada por Jim Carrey y Taylor Momsen.

Ahora, si tuvieras la oportunidad de alojarte en la cueva del Grinch para Navidad, ¿te gustaría hacerlo? Es posible, y aquí te mostramos cómo.

Te va a interesar:

¿Cómo es la cueva del Grinch en la vida real?

La cueva del Grinch se encuentra en lo alto de una montaña en Boulder, Utah, Estados Unidos. Es una guarida tallada a mano de 5,700 pies cuadrados que las personas pueden explorar.

La residencia incluye un dormitorio principal, uno de invitados, dos baños, una cocina, un estudio, una sala de música y un rincón para el perro del Grinch, Max, además de una espectacular vista al paisaje de arenisca a su alrededor.

Cada habitación es un guiño a la casa original de este popular personaje de acuerdo con el libro y sus adaptaciones televisivas y cinematográficas. Por ejemplo, la sala de música incluye el órgano del Grinch, la batería de Max y una brillante guitarra en forma de G. Todos los instrumentos se pueden tocar.

Asimismo, se pueden ver algunos de los artilugios con el estilo visual y colorido de Dr. Seuss por toda la casa, como el exagerado despertador, la chimenea y el guardarropa del Grinch.

La cueva también cuenta con una cocina equipada con todos los alimentos esenciales que han sido vistos en las adaptaciones del Grinch, que incluyen el Roast Beast, Who Pudding y Who Hash.

¿Cómo alojarse en la cueva del Grinch?

La cueva del Grinch se puede reservar en el sitio web de la compañía de alquiler vacacional Vacasa, la cual se asoció con Dr. Seuss Enterprises para darle vida a esta experiencia.

La guarida está disponible para ser alquilada entre el 13 y el 27 de diciembre, y cada noche cuesta solo $19.57 dólares, una referencia al año en que se lanzó el libro original de Dr. Seuss. Su ocupación máxima es de cuatro personas y no se admiten mascotas.

Reserva en Vacasa

Vacasa también ha publicado algunos aspectos a considerar sobre la estadía en la cueva (como si estas “reglas” hubieran sido escritas por el Grinch):

  • Debido a que la ubicación es remota, los huéspedes deben llevar sus propios alimentos y bebidas para toda su estadía. Se pueden comer las botanas que incluye la cocina de la cueva, pero estas están calculadas solo para una persona (el Grinch).
  • Para seguir todo el estilo del personaje verde y gruñón del Dr. Seuss, la cueva es intencionalmente un poco difícil de acceder, así que los huéspedes deben asegurarse de contar con un auto que sea idealmente un 4×4. Un Toyota Prius, por ejemplo (como dicen en el sitio), no funcionará para el camino que lleva a la cueva.
  • Finalmente, se menciona que no hay internet o televisión por cable en la cueva; solo están los libros, la música y el ajedrez, pues con eso se divierte este personaje. “Soy un Grinch simple. Leo, juego al ajedrez, planeo cómo arruinar la Navidad. En otras palabras, no pago por internet o cable sofisticados”, dice en su “carta”. El servicio celular también es limitado, aunque hay un teléfono disponible en el lugar.

En caso de que no alcances a reservar una estadía en la cueva del Grinch, Vacasa tiene un plan B para ti. Puedes explorar este hogar en un recorrido 3D muy detallado, de la misma manera que se navega por Street View de Google Maps.

Recorrido en 3D

Recomendaciones del editor