Clásicos: Disney Plus es mucho más que The Mandalorian

El martes 17 de noviembre de 2020 comienzan las transmisiones de Disney Plus en América Latina, una plataforma que ofrecerá un amplio catálogo de contenido donde abundan, entre otras, las series y películas de Marvel, Pixar y Star Wars.

En esta última franquicia destaca, por lejos, uno de los títulos más esperados: The Mandalorian, que ya comenzó su segunda temporada en Estados Unidos.

Pero la plataforma es mucho más que Mando y Baby Yoda. En su oferta tiene reservado un espacio especial para los más nostálgicos, para aquellos que añoran las viejas películas de Disney, esas que la empresa denomina con el justo nombre de “Clásicos Disney”.

En esa categoría se ubican los legendarios largometrajes de dibujos animados, como la casi centenaria Blancanieves y los siete enanitos (1937), Dumbo (1941), Bambi (1942), Cenicienta (1950), La Bella Durmiente (1959) y, las más modernas, La Sirenita (1989), Aladino (1992), Pocahontas (1995) y El Jorobado de Notre Dame (1996).

Pero existe otra larga lista de películas no animadas (live action) o en las que los actores de carne y hueso interactúan con dibujos animados, como Mary Poppins (1964). En este apartado de cintas con actores destacan, entre otras, La Isla del Tesoro (1950), Veinte mil leguas de viaje submarino (1954), Cupido Motorizado (con el escarabajo Herbie, 1968) y un clásico de las películas de ciencia ficción, TRON (1980).

A continuación, te presentamos algunas de estas películas clásicas que podrás ver si te suscribes a Disney Plus.

Blancanieves y los siete enanitos (1937)

Es el primer gran largometraje animado de The Walt Disney. Y el primer título incluido dentro de la categoría de Clásicos Disney.

Cenicienta (1950)

Se dice que era la película favorita de Walt Disney. De hecho, la escena del vestido despedazado que se transforma en un maravilloso vestido mágico fue dibujado por Marc Davis, uno de los ilustradores legendarios de la compañía y que forma parte de lo que se conoce como los Nueve Ancianos de Disney.

La noche de las narices frías (101 Dálmatas) (1961)

Es, por lejos, una de las películas Disney más aclamadas por la crítica internacional. La historia de los papás dálmatas que protegen a sus cachorros sacó a relucir, además, a una de las mayores villanas de la franquicia: Cruella De Vil.

La Isla del Tesoro (1950)

Es nada más y nada menos que la primera película completamente de acción real rodada por Walt Disney Productions. Dirigida por Byron Haskin es, para muchos, una de las mejores adaptaciones de la novela de Robert Louis Stevenson.

Cupido motorizado (1968)

Conocida en España como Ahí va ese bólido tiene como protagonista a Herbie, un Volkswagen Escarabajo con vida propia. Tras su desbordante éxito el auto protagonizaría tres secuelas: Herbie, un volante loco (1974), Herbie en el Grand Prix de Montecarlo (1977) y Herbie, torero (1980).

Un viernes alocado (1976)

Protagonizada por una joven Jodie Foster, es una comedia en que una adolescente intercambia su cuerpo con su madre (Barbara Harris) por un día. Tan bien le fue a la cinta, que en 2003 Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis protagonizaron un remake llamado Ponte en mi lugar que también está disponible en Disney Plus.

TRON (1982)

Los efectos especiales y la vanguardia técnica empleada en la película hizo que Disney ingresara de lleno en la categoría de filmes de ciencia ficción.

La Sirenita (1989)

Se escapa de la etapa clásica de películas animadas de Disney, pero marca el renacimiento de una nueva era de cintas de dibujos animados de la empresa. Fue el primer cuento de hadas adaptado por la compañía desde La Bella Durmiente (1959) y el primer musical producido desde Las aventuras de Winnie the Pooh (1977). El contundente éxito de La Sirenita provocó la producción de otros filmes animados exitosos como La Bella y la bestia (1991), Aladino (1992), El rey león (1994) y Pocahontas (1995), entre otros.

Recomendaciones del editor