Cine, streaming y un incierto pronóstico para 2021

Cine y streaming. Parece una relación excluyente, donde ambas no pueden convivir juntas. El 2020 marcó una nueva etapa en esta relación, con las distintas plataformas que salieron fortalecidas a raíz de la pandemia y el periodo de cuarentena.

Fueron millones de personas las que pasaron tiempo en casa como una manera de reducir los contagios por coronavirus, también fueron muchas las que consumieron contenido online.

Así, Netflix, Amazon Prime Video, HBO Go y Disney Plus se convirtieron en las grandes vencedoras.

Por otro lado, las salas de cine debieron permanecer cerradas, por lo que el balance final fue negativo, casi dramático. Sin público, ni exhibiciones, los cines sintieron el fuerte impacto provocado por la pandemia.

La imagen muestra a una mujer conmascarilla sentada sola en una sala de cine.
Shutterstock.

Escenario incierto

Es difícil pronosticar cómo será 2021 para el cine y las plataformas de streaming, particularmente porque todo indica que el coronavirus seguirá cubriendo la industria del entretenimiento con sus siniestros tentáculos.

Si bien muchas productoras han anunciado que algunos de sus principales estrenos sí llegarán a las salas de cine, esto estará condicionado a la emergencia sanitaria, y ahí el escenario se torna oscuro.

Quizás muy oscuro. De hecho, los más críticos aseguran que el 2020 marcó la muerte del cine como lo conocemos, aquella forma más clásica y tradicional de asistir a una sala para ver una película, y en esto tiene mucha culpa las plataformas de streaming.

Gtres.

Ojo que el desafío más grande será para las compañías que ofrecen este servicio, porque luego de un espectacular 2020, la gran aventura será cómo cumplir con las altas expectativas y cómo mantener felices el amplio número de suscriptores que lograron sumar a raíz de la pandemia.

Con estrenos exclusivos y producciones propias, incluso ofreciendo los primeros meses gratis, el año pasado las plataformas de streaming sacaron a relucir sus mejores armas.

Sin embargo, durante los últimos meses varias producciones han debido paralizar sus trabajos debido a la emergencia, por lo que muchas series agendadas para el próximo año han tenido que ser aplazadas hasta el 2022.

En este escenario inaudito, varias compañías han debido adoptar medidas insólitas. HBO Max, por ejemplo, anunció que todos sus estrenos serán simultáneos en su plataforma de streaming y en las salas de cine, lo que ha motivado una serie de opiniones dispares.

Como muchos otros ámbitos, la industria del entretenimiento también ha tenido que adaptarse a la emergencia, incluso improvisando para no sucumbir.

Así, el peor error que pueden cometer las compañías es creer que 2021 será igual de benevolente que el último año. Quizá lo mejor sería que bajaran un poco las expectativas y convencerse que, para bien o para mal, 2021 también estará marcado por la crisis sanitaria.

Recomendaciones del editor