¿Por qué los actores de James Bond odian al personaje?

La nueva película de la saga de James Bond, No Time To Die, se estrenó el viernes 8 de septiembre en Estados Unidos y recaudó $56 millones de dólares en la taquilla norteamericana durante el fin de semana.

Con esta película la era del actor Daniel Craig llega a su fin, quien ha interpretado a Bond en los cinco filmes más recientes de la franquicia desde Casino Royale, en 2006. Este pasó 15 años siendo al agente 007; de esa manera superó al actor Roger Moore, que interpretó al personaje durante 12 años.

Sin embargo, para Craig esto es un verdadero alivio. Y el resto de los actores que interpretaron a Bond (Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton y Pierce Brosnan), sintieron lo mismo cuando llegó el momento de sacarse el traje del personaje.

Existe un curioso patrón en los actores que han hecho de Bond. La mayoría de ellos ha hablado mal del personaje o ha expuesto sus malas experiencias tras adoptar el papel de Bond durante años, mientras que otros se han ido sin dar muchas declaraciones. Sin embargo, lo que todos han tenido en común es que llegó un momento en que no quisieron volver a interpretar el personaje, y cada uno ha dado sus razones.

Sean Connery

En noviembre de 1965, Sean Connery, el primer James Bond, admitió ante un periodista que ya estaba “harto de todo lo relacionado con Bond”, a pesar de que solo un año antes le dijo a The New York Times que estaría “eternamente agradecido” con el personaje.

El actor dejó la saga después de cinco cintas; la última fue You Only Live Twice, de 1967. En ese momento mencionó la “terrible presión” que vino con el papel icónico, y dijo que había sido “como vivir en una pecera”, por eso quiso acabar con todo. También mencionó: “Me había identificado completamente con él, y se volvió muy agotador y aburrido”.

Sin embargo, el actor volvió a ponerse el esmoquin para Diamonds Are Forever (1971), al tener un contrato con mejores condiciones. En ese momento dijo: “Me habían molestado demasiado en otras películas de Bond. Hay mucha mierda que proviene de las malas decisiones tomadas en la cima. Hablar con algunos de estos magnates al respecto es como tratar de describirle a alguien que nunca ha hecho ejercicio lo que es sentirse en forma cuando hace ejercicio. No lo entienden”.

Después de Diamonds Are Forever, Connery dijo que nunca volvería a interpretar a Bond y agregó: “Siempre he odiado al maldito James Bond. Me gustaría matarlo”.

George Lazenby

El siguiente Bond fue George Lazenby, que interpretó a Bond en una sola película: On Her Majesty’s Secret Service, de 1969. Después de su lanzamiento, Lanzeby mencionó: “Los productores me hicieron sentir que no tenía sentido. Ignoraron todo lo que sugerí simplemente porque no había estado en el negocio del cine como ellos durante más de mil años”. Así que dejó el papel de Bond.

Posteriormente, Lazenby se dejó crecer la barba y el cabello y dijo: “Bond es un bruto…  ya lo dejé atrás. Nunca lo volveré a interpretar. Paz, ese es el mensaje ahora. Prefiero ser un vendedor de autos que un James Bond estereotipado. Mis padres piensan que estoy loco, todos piensan que estoy loco. Pensaron que era un truco publicitario. Pero yo solo estoy haciendo lo mío”.

Roger Moore

Roger Moore protagonizó siete películas como James Bond; la última fue A View to a Kill de 1985. Sin embargo, en 1983, en Octopussy, el actor ya se sentía cansado, además que tenía casi 60 años cuando filmó A View To A Kill.

Posteriormente, en 2014 el actor dijo: “Físicamente estaba bien, pero facialmente comencé a lucir… Bueno, las protagonistas eran lo suficientemente jóvenes como para ser mis nietas y se volvió repugnante”. Además, antes de su muerte en 2017, en una entrevista con The Mirror dijo que parecía demasiado mayor para “estar con mujeres de veintitantos años sin que pareciera algo espeluznante”.

Moore también dijo en su momento que le sorprendió el alto nivel de violencia en la película, especialmente en la escena en la que Zorin masacra a un grupo de mineros con una Uzi. Al actor no le gustaban las armas debido a un mal recuerdo de su adolescencia.

Por otro lado, antes de que se estrenara Quantum of Solace (2008), protagonizada por Daniel Craig, Moore dijo: “Estoy feliz de haberlo interpretado, pero estoy triste de que se haya vuelto tan violento”.

Timothy Dalton

La salida de Timothy Dalton de la saga de Bond tuvo que ver con problemas legales entre Eon Productions y MGM. Estaba listo para una tercera película en 1990, pero la parte legal retrasó la producción. “Debido a la demanda, estaba libre del contrato”, dijo Dalton a The Week.

Cuando se resolvió la demanda en 1994, Dalton pudo regresar como Bond, pero para ese momento ya había decidido que quería participar en una sola película más. Lamentablemente, la respuesta final no fue a su favor.

“(El productor Albert Broccoli) dijo, con toda razón: ‘Mira, Tim. No puedes hacer una. No hay manera. Después de un intervalo de cinco años entre películas no puedes volver y hacer solo una. Tendrías que planificarte para cuatro o cinco’. Y pensé, ‘Oh, no, eso sería el resto de mi vida. Demasiado. Demasiado tiempo’. Así que me negué respetuosamente”, recordó Dalton.

Pierce Brosnan

Brosnan apareció en cuatro películas de 007. Después de Die Another Day (2002), los productores lo habían invitado a participar en una quinta entrega. Sin embargo, de un momento para otro, las negociaciones se detuvieron. Los productores Barbara Broccoli y Michael Wilson llamaron a Brosnan para decirle la noticia y así se acabó todo.

En 2005, el actor dijo a Entertainment Weekly que fue algo impactante, pero que sintió una “gran sensación de calma”. También agregó: “Pensé, ‘puedo hacer cualquier cosa que quiera hacer ahora. No estoy en deuda con ellos ni con nadie. No estoy encadenado por una imagen contraída’. Así que había una sensación de liberación”.

Brosnan agradeció haber tenido el papel en el pasado, pero también mencionó: “Nunca se sintió real para mí. Nunca sentí que tenía la propiedad completa sobre Bond. Porque tenía esas estúpidas frases —que detestaba— y siempre me sentí falso diciéndolas”.

Daniel Craig

Finalmente, tenemos al Bond más reciente. Spectre, de 2015, suponía el fin de Craig como 007: en ese momento afirmó en una entrevista con Time Out que había tenido suficiente.

Además, cuando le preguntaron por una próxima película de Bond, agregó: “Preferiría romper este vaso y cortarme las muñecas”. Incluso dijo que si regresaba a la saga sería solo por el dinero. Al final, Craig cumplió su palabra y volvió para No Time to Die.

Por otro lado, en 2019, Craig explicó que decidió regresar a la saga para completar la historia: “Siempre tuve una especie de idea secreta sobre todo en mi cabeza y adónde quería llevarla. Spectre no era eso, pero (No Time to Die) se siente como que sí lo es. Si (Spectre) hubiera sido así, el mundo habría continuado con normalidad y yo habría estado absolutamente bien”.

“Pero de alguna manera sentí que teníamos que terminar algo. Si hubiera dejado (la saga) en Spectre, algo en la parte de atrás de mi cabeza habría estado diciendo, ‘Ojalá hubiera hecho una película más’”, agregó el actor.

Y así es como se despide Daniel Craig del controvertido personaje James Bond. Ahora cabe preguntarse ¿quién será el próximo 007?

Recomendaciones del editor