Skip to main content

La trágica historia de Caleb Plant, un rival de Canelo Álvarez

El 6 de noviembre de 2021, Caleb Plant y Saúl “Canelo” Álvarez se enfrentaron en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, en una pelea que terminó por ser favorable para el oriundo de Guadalajara (Plant cayó por nocaut técnico).

Este combate fue el último —por ahora— para ambos boxeadores y, mientras el mexicano mantiene expectantes a sus seguidores al no querer definir a su próximo rival, Caleb Plant dio inicio a la preparación para enfrentar una nueva temporada.

“Tenemos algunas cosas sobre la mesa, algunas en las que estoy trabajando. Hasta entonces seguiré en el gimnasio entrenando y trabajando, manteniéndome concentrado, y volveré”, señaló en una entrevista con ES News.

Plant confirmó para el mismo medio que pretende volver a la competencia en verano y que aún no tiene claro a quién deberá enfrentar en el ring.

Marcado por la tragedia

Caleb Plant nació el 8 de julio de 1992 en Tennessee, Estados Unidos. En 2019 consiguió el título de la Federación Internacional de Boxeo (IBF) en el peso supermediano, que mantuvo hasta perderlo con Canelo Álvarez en noviembre del año pasado.

Pese a su más reciente derrota y a ser despojado de su título, es considerado uno de los rostros más importantes del boxeo a nivel mundial.

Sin embargo, no ha sido fácil el camino que ha tenido que recorrer “Sweethands” (su apodo) para llegar a donde está. El púgil creció en el pequeño poblado de Ashland City, donde enfrentó una cruda infancia que estuvo marcada por las adicciones de su madre.

Pudo acercarse al boxeo gracias a un pequeño gimnasio que le construyó su padre, lo que se transformó en un impulso importante para que probara suerte en este deporte.

Sin embargo, poco antes de hacerse profesional, Plant se enteró de que su hija sufría una grave enfermedad desconocida que le causó la muerte cuando apenas tenía 19 meses. “Tenía al menos 150 convulsiones por día. No hubo un día en que tuviera menos de 150 convulsiones”, señaló el boxeador en una entrevista.

En marzo de 2015, el deportista sufrió otro duro golpe. Su madre, que para ese entonces padecía una grave enfermedad mental, recibió el disparo de un policía luego de apuñalar a otro oficial con un cuchillo. La mujer de 51 años no se pudo reponer de la herida y falleció en un hospital de Nashville.

De esta manera, los golpes han moldeado la vida y la carrera profesional de este exitoso boxeador. Su trabajo también le trajo una compañera, ya que Caleb está casado con Jordan Plant, reportera de Fox Sports desde noviembre de 2019.

En sus redes sociales, el boxeador comparte imágenes de su vida en pareja y de su preparación para encarar esta nueva temporada donde pretende recuperar el título de campeón del mundo.

Recomendaciones del editor