Te decimos cómo mejorar la seguridad en una MacBook

La percepción popular podría hacerte creer que las MacBook y el resto de computadoras de Apple son seguras e inmunes a virus y otros problemas parecidos… pero no te confíes. Las Mac son vulnerables a software malicioso y hasta a algunas de las fallas de seguridad presentes en las PC. Para que te sientas tranquilo, estos son algunos consejos para mejorar la seguridad en una MacBook.

Te va a interesar:

Cómo mejorar la seguridad en una MacBook

Activa FileVault

Nuestro primer consejo podría haber desaparecido de tu radar. Como parte de las funciones de seguridad en tu MacBook, podrías haber notado algo llamado FileVault. Esta es una configuración que puede ayudar a codificar todos los datos del disco duro principal MacOS. Con esto, tus datos serán codificados mediante el estándar XTS-AESW 123. Esto dificulta que alguien acceda a tus archivos si tu Mac fuera robada.

FileVault está en Mac OS X Lion o posterior. Puedes acceder a este al hacer clic en el Menú de Apple y elegir Preferencias del Sistema> Seguridad y Privacidad> FileVault.

Cuando lo activas, tendrás que registrarte en tu MacBook con la contraseña de tu cuenta. Si olvidas la contraseña de tu MacBook y quieres desbloquear tus datos, puedes usar tu Apple ID como alternativa para desbloquearlos. Sin embargo, si olvidas la contraseña de tu cuenta y la clave de recuperación de FileVault, no podrás registrarte en tu Mac o acceder a tus datos en tu disco de inicio. Cualquier codificación que inicies lo hará en el fondo mientras estés conectado a la corriente alterna.

Usa un firewall

Los firewalls, conocidos en el sistema operativo de Windows, también pueden ser de ayuda. En Mac puedes usar el firewall (de un sentido) integrado de manera parecida para ayudar a controlar las conexiones establecidas con tu computadora desde otros equipos en tu red local. Este básicamente te ayudará a evitar que las apps no autorizadas tomen el control de los puertos de red abiertos para las que sí que aprobaste. Aquí te decimos cómo usarlo.

Dirígete al Menú de Apple, elige Preferencias del Sistema> Seguridad y Privacidad> Activar Firewall. Después de hacer esto, puedes especificar ciertas apps que puedes conectar o bloquear, permitir aquellas integradas para aceptar conexiones o solo las descargadas. Incluso puedes elegir el modo furtivo, que hará más difícil que los hackers y el malware localicen tu Mac.

Toma en cuenta que llamamos al firewall integrado como de un sentido porque solo ofrece proyecciones en redes entrantes. Necesitarás un firewall de salida pagado para una verdadera protección contra los ataques más sofisticados, ya que este te notificará sobre algo que descargaste que se conecta a las redes sin tu permiso.

Cambia las configuraciones de seguridad

Oficialmente, Apple asegura que el lugar más seguro para obtener apps para tu MacBook es la App Store. Todas las apps que encuentras en la tienda son revisadas por Apple para asegurarse que no hay malware, virus o algo más que pudiera dañar tu Mac. Claro, llegará un momento en el que necesitarás descargar software extra de la web que no se encuentre en la App Store (como Chrome o Photoshop), de manera que Apple haya establecido las configuraciones de privacidad y seguridad para autorizar por defecto a la App Store, así como a desarrolladores identificados.

Pero si en realidad quieres que tu Mac sea supersegura, puedes cambiar la configuración a solo App Store. Una vez que llegues a un punto en el que estés seguro que no vas a descargar apps extras, esto te garantizará que alguna de tus descargas no entrará a tu sistema y se apoderará de tu Mac sin que te enteres.

Puedes cambiar esta configuración en el Menú de Seguridad> Preferencias del Sistema> Seguridad y Privacidad> General, después baja hasta Apps permitidas descargadas de. En esta sección puedes cambiar la configuración para que solo se descarguen aplicaciones de la App Store. También puedes visitar esta páginas para permitir excepciones vía el botón Abrir de Cualquier Manera.

Siempre bloquea tu computadora cuando te alejes de ella

Nuestro último consejo podría parecer un poco obvio, pero vale la pena mencionarlo. Si te alejas de tu laptop, te sugerimos que siempre la mantengas bloqueada. También que habilites la opción de pedir una contraseña una vez que “despiertes” a tu Mac o cuando se active el protector de pantalla.

Puedes configurar tu Mac para que cierre la sesión cuando no la uses al dirigirte al Menú de Apple y elegir Preferencias del Sistema> Seguridad y Privacidad. De ahí, haz clic en Avanzado, después Cerrar sesión después de… minutos de inactividad. También te sugerimos que vayas a Seguridad y Privacidad, después a General, y selecciona Pedir contraseña… después de que inicie el protector de pantalla.

Finalmente, también te sugerimos usar Hot Corners: puedes llevar el mouse a una esquina de la pantalla para bloquear automáticamente tu Mac. Visita Escritorio & Protector de Pantalla> Control de Misión> Hot Corners. Entonces podrás elegir una clave modificadora (como un comando) y una de las esquinas para bloquear la pantalla.

Recomendaciones del editor