DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Los nuevos monitores gamer de Samsung ya no son curvos

Samsung tiene una línea de monitores llamada Odyssey, que son básicamente pantallas curvas orientadas a videojuegos. Por ende, llama la atención que sus modelos más recientes anunciados para este mercado lleguen con una pantalla plana que de curva no tiene nada.

Se trata de cuatro nuevos monitores que se agregan a los Odyssey actuales. El más avanzado es el G7 de 28 pulgadas, con resolución 4K, tasa de refresco de 144 Hz, tiempo de respuesta de apenas un milisegundo y ángulo de visión de 178 grados. Este monitor tiene soporte para DisplayHDR 400, es compatible con HDMI 2.1 y también con G-Sync y FreeSync, las tecnologías de NVIDIA y AMD, respectivamente.

Le sigue el GT de 27 pulgadas que, según Samsung, es perfecto para PC o para las nuevas consolas. Su resolución es Quad HD (2560 x 1440 pixeles), tiene HDR10, tasa de actualización de 165 Hz y tiempo de respuesta de un milisegundo. También es compatible con G-Sync y FreeSync.

Por último, habrá dos monitores un poco más modestos enfocados en juegos a 1080p. Estos son los G3 de 27 y 24 pulgadas, con resolución máxima de 1920 x 1080 pixeles y compatibilidad con FreeSync, además de tiempo de respuesta de un milisegundo. Ninguno de los dos tiene soporte para HDR.

Samsung apuesta por la ergonomía en todos estos modelos tanto al momento de ajustar la altura de los monitores como al gestionar el contenido en pantalla, para esto se incluye una tecnología que permite crear una segunda pantalla virtual dentro del mismo monitor.

En cuanto a los precios, solo se anunciaron para los modelos G3 de 24 y 27 pulgadas: costarán $220 y $250 dólares, respectivamente, y estarán disponibles desde el próximo 1 de julio. En cambio, sobre los modelos más avanzados no hay detalles del lanzamiento ni de los precios todavía.

Recomendaciones del editor