¿Qué ha cambiado exactamente en la nueva MacBook Pro?

No cabe duda de que se ha tratado de una renovación que no ha pasado desapercibida: Apple se ha enfrentado a críticas, en especial de parte de quienes dudaban de lo procedente del ‘pro’ de la MacBook Pro. Pero… ¿qué es exactamente lo que ha cambiado en este nuevo modelo? La Touch Bar sigue presente, pero ¿ha atendido la firma californiana las críticas del modelo anterior?

El exterior

Hemos revisado una MacBook Pro de 15 pulgadas con el chip Core i9, 32 GB de RAM y te comentamos qué es lo cambia y qué no. En lo que toca al exterior, verás pocos cambios visibles entre los modelos de 2017 y 2018; de hecho, las dimensiones, combinaciones de color son prácticamente idénticas. Tampoco cambia la pantalla, que mantiene la resolución de 2,880 x 1,800, 15.4 pulgadas y sigue siendo IPS (con 500 nits de brillo). La única gran diferencia en este apartado con respecto al modelo anterior es que ahora soporta la tecnología True Tone (el color se adapta a las condiciones lumínicas de la estancia).

Como apuntábamos, nos seguimos encontrando con la Touch Bar del modelo anterior junto con el botón Touch ID junto al de encendido, pero nos acercamos ya a una de las más destacables mejoras: el teclado. Apple no nos dice cómo lo ha mejorado ni cómo lo protege del polvo, pero por fin es más silencioso. Bajo el mismo nos encontramos con el generoso track pad que soporta diferentes niveles de presión para llevar a cabo distintas funciones.

Rodeando al teclado siguen estando las bocinas estéreo y sobre la pantalla, la webcam 720p; en lo que respecta a los conectores, dos puertos USB-C Thunderbolt 3 rodean al equipo que totalizan cuatro puertos que pueden ser empleados para la carga del equipo o como Displayport.

El interior

Donde realmente se encuentran las diferencias es en el interior: nos encontramos a elegir unos procesadores Intel i7 o i9 y hasta 32 GB de RAM y gráfica a escoger entre una Radon Pro 555x o 560x. En lo que respecta al almacenamiento, se puede optar entre 256 GB (para los modelos con Radon Pro 555x únicamente), 513 GB, 1 TB, 2 TB o hasta 4 TB. Aunque te avisamos que a medida que crece la capacidad se dispara el precio hasta alcanzar los desmedidos 6,000 dólares por el modelo más caro.

Esta nueva MacBook llega con una batería de 83.6 vatios/hora y un cargador USB-C de 87 vatios; disfruta asimismo de Bluetooth 5.0 y WiFi 802.11. En lo que respecta al software, llega lógicamente con High Sierra y como novedad, soporta la función “Oye, Siri”, con lo que podemos invocar al asistente sin tocar el ordenador siempre y cuando esté desbloqueado.

Recomendaciones del editor