Intel Core i3 vs. Core i5: eligiendo el procesador correcto

Los procesadores Core i7 y Core i9 de Intel son siempre los más impresionantes en cuanto a rendimiento, pero la mejor relación entre rendimiento y precio está siempre en el espectro de las gamas más bajas. Los Core i3 y Core i5 son procesadores que ofrecen un buen rendimiento para tareas de diversos tipos, todo a un precio muy reducido respecto a los de gama alta. Entonces, la pregunta es: ¿cuál es el chip más conveniente?

Para ayudar a responder esa pregunta, le daremos un vistazo a los procesadores más nuevos de Intel en el segmento de los Core i3 y Core i5. Ya sea para jugar o bien para armar un equipo pensando en la productividad, esta guía tiene como objetivo ayudarlos a encontrar el chip más apropiado.

Core i3 vs. Core i5: lo que ofrece Intel

Antes de entrar en detalles de cada procesador de manera individual, es buena idea revisar la oferta más reciente de Intel tanto en escritorio como en portátiles, específicamente en la serie Core i5 y Core i3.

Procesadores de escritorio

En el rango de procesadores de escritorio, durante los últimos años Intel ha perdido algo de terreno frente a AMD. Aún así, los chips de Intel siguen siendo excelentes tanto para juegos como para productividad gracias a que ahora tienen más núcleos y velocidades más altas. Algunas características adicionales incluyen puertos Thunderbolt 3, rendimiento mejorado de IA y optimizaciones significativas en cuanto a la velocidad de transferencia inalámbricas. La lista de más abajo incluye a todos los procesadores para escritorio de décima generación; la nueva generación de Intel se espera en 2021.

Núcleos Hilos Velocidad base Velocidad en overclock
Gráficos TDP  Precio (en dólares) **
Core i5-9600K* 6 6 3.7GHz 4.6GHz UHD 630 @ 1.15GHz 95W $220
Core i5-9600 6 6 3.1GHz 4.6GHz UHD 630 @ 1.15GHz 65W $210
Core i5-9500* 6 6 3.0GHz 4.4GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W $155
Core i5-9500T 6 6 2.2GHz 3.7GHz UHD 630 @ 1.10GHz 35W $192
Core i5-9400* 6 6 2.9GHz 4.1GHz UHD 630 @ 1.05GHz 65W $155
Core i5-9400T 6 6 1.8GHz 3.4GHz UHD 630 @ 1.05GHz 35W $182

Core i5-10400T

6 12 2.0GHz 3.6GHz UHD 630 @ 1.05GHz 35W $182

Core i5-10500

6 12 3.1Ghz 4.5GHz UHD 630 @ 1.05GHz 65W $236

Core i5-10600T

6 12 2.4GHz 4.0GHz UHD 630 @ 1.05GHz 35W $241

Core i5-10400

6 12 2.9GHz 4.3GHz UHD 630 @ 1.05GHz 65W $182

Core i5-10600 

6 12 3.3GHz 4.8GHz UHD 630 @ 1.05GHz 65W $261

Core i5-10600K*

6 12 4.1GHz 4.8GHz UHD 630 @ 1.05GHz 95W $320

Core i5-10500T 

6 12 2.3GHz 3.8GHz UHD 630 @ 1.05GHz 35W $192
Core i3-9350K* 4 4 4.0GHz 4.6GHz UHD 630 @ 1.15GHz 91W $215
Core i3-9320 4 4 3.7GHz 4.4GHz UHD 630 @ 1.15GHz 62W $190
Core i3-9300 4 4 3.7GHz 4.3GHz UHD 630 @ 1.15GHz 62W $167
Core i3-9300T 4 4 3.2GHz 3.8GHz UHD 630 @ 1.10GHz 35W $143
Core i3-9100* 4 4 3.6GHz 4.2GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W $89
Core i3-9100T 4 4 3.1GHz 3.7GHz UHD 630 @ 1.10GHz 35W $122

Core i3-10320

4 8 3.8GHz 4.6GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W $190
Core i3-10300 4 8 3.7GHz 4.4GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W $177
Core i3-10300T 4 8 3.0GHz 3.9GHz UHD 630 @ 1.10GHz 35W $143

Core i3-10100

4 8 3.6GHz 4.3GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W $150
Core i3-10100T 4 8 3.0GHz 3.8GHz UHD 630 @ 1.10GHz 35W $143

*Estos procesadores existen con su variante F, que no incluye chip gráfico integrado. Todo el resto de especificaciones son idénticas a la versión original.

**Los precios de la mayoría de los procesadores son correctos al momento de publicación del artículo. Los chips con sufijo T, sin embargo, no están a la venta para el público general.

Procesadores portátiles

Riley Young/Digital Trends

Los procesadores para portátiles han mejorado mucho en el último año y las opciones más nuevas fabricadas a 10nm tienen excelentes chips gráficos integrados, además de haber alternativas a 14nm con velocidades más altas.

Núcleos Hilos Velocidad base Velocidad en overclock
Gráficos TDP 
Core i5-1035G7 4 8 1.2GHz 3.7GHz Iris Plus (11ª generación) @ 1.05GHz 12-25W
Core i5-1035G4 4 8 1.1GHz 3.7GHz Iris Plus (11ª generación) @ 1.05GHz 12-25W
Core i5-1035G1 4 8 1.0GHz 3.6GHz UHD @ 1.05GHz 13-25W
Core i5-1030G7 4 8 0.8GHz 3.5GHz Iris Plus (11ª generación) @ 1.05GHz 12W
Core i5-1030G4 4 8 0.7GHz 3.5GHz Iris Plus (11ª generación) @ 1.05GHz 12W
Core i3-1005G1 2 4 1.2GHz 3.4GHz UHD @ 0.9GHz 13-25W
Core i3-1000G4 2 4 1.1GHz 3.2GHz Iris Plus (11ª generación) @ 0.9GHz 12W
Core i3-1000G1 2 4 1.1GHz 3.2GHz UHD @ 0.9GHz 12W
Core i5-10210U* 4 8 1.6GHz 4.2GHz UHD 620 @ 1.10GHz 10-25W
Core i3-10110U* 2 4 2.1GHz 4.1GHz UHD 620 @ 1.00GHz 12.5W
Core i5-9400H 4 8 2.5GHz 4.3GHz UHD 630 @ 1.10GHz 45W
Core i5-9300H 4 8 2.4GHz 4.1GHz UHD 630 @ 1.05GHz 45W
Core i5-8500B 6 6 3.0GHz 4.1GHz UHD 630 @ 1.10GHz 65W
Core i5-8400B 6 6 2.8GHz 4.0GHz UHD 630 @ 1.05GHz 65W
Core i5-8400H 4 8 2.5GHz 4.2GHz UHD 630 @ 1.10GHz 45W
Core i5-8300H 4 8 2.3GHz 4.0GHz UHD 630 @ 1.00GHz 45W
Core i5-8279U 4 8 2.4GHz 4.1GHz Iris Plus 655 @ 1.15GHz 28W
Core i5-8269U 4 8 2.6GHz 4.2GHz Iris Plus 655 @ 1.10GHz 28W
Core i5-8259U 4 8 2.3GHz 3.8GHz Iris Plus 655 @ 1.05GHz 28W
Core i5-8257U 4 8 1.4GHz 3.9GHz Iris Plus 645 @ 1.05GHz 15W
Core i3-8100B 4 4 3.6GHz N/A UHD 630 @ 1.05GHz 65W
Core i3-8100H 4 4 3.0GHz N/A UHD 630 @ 1.00GHz 45W
Core i3-8109U 2 4 3.0GHz 3.6GHz Iris Plus 655 @ 1.05GHz 28W
Core i3-L13G4
5 5 0.8GHz 2.8GHz UHD 630 @ 1.00GHz 7W
Core i3-10110U
2 4 2.1GHz 4.1GHz UHD 630 @ 1.00GHz 15W
Core i3-10110Y
2 4 1.0GHz 4.0Ghz UHD 630 @ 1.00GHz 7W
Core i3-8145U
2 4 2.1GHz 3.9GHz UHD 630 @ 1.00GHz 15W
Core i5-10310Y
4 8 1.1GHz 4.10GHz UHD 630 @ 1.05GHz 7W
Core i5-10210Y
4 8 1.0GHz 4.0GHz UHD 630 @ 1.05GHz 7W
Core i5-10300H
4 8 2.5GHz 4.5GHz UHD 630 @ 1.05GHz 45W
Core i5-10400H 4 8 2.6GHz 4.6GHz UHD 630 @ 1.10GHz 45W
Core i3-1110G4 2 4 1.8GHz 3.9GHz UHD Graphics (11ª generación) @ 1.10GHz 15W
Core i3-1115G4 2 4 3.0GHz 4.1GHz UHD Graphics (11ª generación) @ 1.25GHz 28W
Core i5-1130G7 4 8 4.0GHz N/A Iris Xe (12ª generación) @ 1.10GHz 15W
Core i5-1135G7 4 8 4.20GHz N/A Iris Xe (1aª generación) @ 1.30GHz 28W

*Estas dos CPU son parte de la generación Comet Lake, que aún se clasifica como décima generación aunque está fabricada a 14nm, lo que le permite tener un reloj más alto que otros procesadores de la misma generación. Eso sí, sus capacidades gráficas son algo más débiles.

La linea de Intel para portátiles es algo más cara que la de escritorio, además de incluir cuatro distintas generaciones de procesadores. La octava generación es la que más se repite, aunque está siendo lentamente reemplazada por las arquitecturas de décima generación. La novena generación no tuvo mucho éxito en general, aunque sigue estando disponible aunque de manera más limitada. Los nuevos agregados son cuatro chips de undécima generación: dos i3 que ya se lanzaron, mientras que los i5 solo han sido anunciados aunque deberían aparecer pronto.

¿Cuántos núcleos e hilos se necesitan?

Ya sea en un procesador para portátiles o escritorio, una de las consideraciones más importantes está en la cantidad de núcleos e hilos necesarios. Estas pueden ser las diferencias más notorias entre los i5 más potentes y los i3 menos potentes, lo que además contribuye de manera importante a temas de costo, uso de energía y emisión de calor.

Los computadores más modernos, de escritorio o portátiles, son muy buenos llevando a cabo varias tareas de manera simultánea. El hecho de tener varios núcleos y diferentes hilos de proceso para manejar esas operaciones es la base de la experiencia de uso moderna de un PC, por lo que si son el tipo de persona que tiene muchas pestañas abiertas en su navegador, hace streaming de videojuegos o mira algo en Netflix mientras trabaja, la cantidad de núcleos e hilos es relevante.

Las reglas generales para esto son las siguientes:

  • Para videojuegos, lo mínimo es tener cuatro núcleos, sino más. En cambio, la cantidad de hilos es menos importante aunque sí hay algo de beneficio mientras hilos disponibles. Pero relojes más rápidos y más núcleos físicos disponibles aumentan el rendimiento de juegos en los que hay muchos personajes controlados por la inteligencia artificial, como por ejemplo en Hitman 3 o Civilization VI.
  • Para tareas de productividad como edición de video, conversión de formatos de video, edición de imágenes y navegación web, una mayor cantidad de hilos es muy beneficiosa. Cuatro núcleos con ocho hilos es un excelente punto de partida, sobre todo si el procesador cuenta con hyperthreading.
  • Para uso más general como navegación web liviana o reproducción de archivos multimedia, un procesador de dos núcleos y cuatro hilos puede rendir bien. Un procesador de cuatro núcleos y cuatro hilos da mejores resultados pero en cualquier caso, para este tipo de tareas un Core i3 es más que suficiente.

Es bueno tener en cuenta que, mientras más núcleos físicos tenga un procesador (incluso más de los que se necesita), mayor puede ser su tiempo de vida útil.

Velocidades de reloj

Lo siguiente a considerar es la velocidad del reloj de los procesadores, que se mide en gigahertz (GHz). Al momento de comparar procesadores similares, el que tenga la mayor velocidad marcará la diferencia respecto al resto.

Si lo que se busca es llevar a cabo procesos que en cierto momento requieran un peak de potencia mayor (como por ejemplo, edición de fotos), entonces un procesador más rápido es ventajoso. Lo mismo ocurre en el caso de los juegos, en los que se requiere una mayor potencia de manera constante y por lo tanto, mientras más alto sea el reloj de base del procesador es mejor.

Los Core i5 en general tienden a tener velocidades más altas y por ende, un rendimiento mayor, pero hay algunos Core i3 con relojes también muy buenos, especialmente en escritorio.

La velocidad de reloj es un aspecto en el que el aumento es más lineal que en el caso de los núcleos y los hilos. Un procesador más rápido permite ejecutar operaciones más rápido, pero más núcleos físicos entregan un mayor rendimiento en la mayoría de los casos.

Generaciones: 11 versus 10 versus 9 versus 8

computadora con intel

El asunto de las generaciones es algo confuso en el caso de Intel, porque sus procesadores se agrupan en cinco distintas: existe la 11ª generación, dos 10ª generaciones, una 9ª generación y una 8ª generación. Cada una tiene sus aspectos únicos y el hecho de que existan chips intergeneracionales hace todo más confuso. Por lo tanto, hay algunas reglas que considerar.

La octava generación es la más antigua y es la que tiene menor rendimiento y eficiencia, aunque no siempre es el caso. Procesadores de 9ª y 10ª generación con especificaciones comparables a uno de 8ª serán más rápidas, pero un Core i5 de 8ª generación puede ser más potente que un Core i3 más reciente.

En escritorio, la 10ª generación es la que manda. No hay mucho sentido en elegir un procesador más antiguo a menos que encuentren una oferta demasiado irresistible. Los procesadores de décima generación para escritorio se lanzaron en abril de 2020 y son muy diferentes a los de su misma generación pero para portátiles.

En cuanto a esos chips precisamente, los Core i5 son muy potentes, por lo que son excelente alternativa para videojuegos o tareas más pesadas. En cambio, para operaciones más livianas como juegos casuales o navegación web, un Core i3 no tendrá problemas. Ahora, si se comparan los chips Ice Lake frente a los Comet Lake (ambos de 10ª generación), los últimos tienden a ser más rápidos a causa de su velocidad de reloj, pero por contrapartida, las tarjetas de video integradas son menos potentes.

Los usuarios de portátiles también tienen la chance de escoger procesadores de 11ª generación. Además de sus gráficos integrados -de los que hablaremos a continuación-, los nuevos procesadores Tiger Lake dan un salto importante en rendimiento, pese a estar basados en la arquitectura anterior (Ice Lake).

En resumen, lo más nuevo siempre es lo mejor. En escritorio, lo más nuevo son los procesadores de 10ª generación (Comet Lake), mientras que en portátiles son los de 11ª generación (Tiger Lake).

Gráficos integrados

Si no piensan comprar una tarjeta gráfica para su computador, entonces tendrán que escoger un procesador que ya tenga una integrada. Por lo tanto, lo primero es evitar los chips con la letra F en el nombre, ya que esos no vienen con tarjeta de video.

Si comparamos los Core i5 con los Core i3, las diferencias no son muchas más allá de la velocidad. En general, los chips integrados UHD 630 rinden igual y sirve bien para juegos más básicos, pero sin mucho detalle ni a tasas de refresco muy altas.

En cambio, los chips de la generación más reciente de Intel incluyen los procesadores gráficos Iris Xe, que están basados en la misma arquitectura que tendrán las futuras tarjetas de video de Intel. Por ahora no hay números específicos de rendimiento de estas tarjetas integradas, pero sí se sabe que son un salto importante dentro de su segmento; un reciente benchmark de un chip Xe-LP reveló que alcanzan hasta 2.3 Teraflops de rendimiento, similar a lo que ofrece una GTX 1050 Ti.

De los cuatro nuevos procesadores portátiles de Intel, solo los Core i5 incluyen esta tecnología. Y si bien las tarjetas integradas están lejos de las tarjetas de video dedicadas y externas, el rendimiento de los nuevos procesadores no es menor.

Por otra parte, si solo quieren un computador para ver videos o navegar por internet, un Core i3 es más que suficiente, aunque tampoco estaría mal esperar a la nueva generación de Intel, que llegarán con las tarjetas integradas Xe.

Potencia y temperatura

Si buscan un computador de escritorio que no tenga mayores problemas con la ventilación, entonces los Core i3 son perfectos gracias a su bajo consumo. Los Core i5 también funcionan sin problemas con el ventilador que viene de fábrica, pero mayor cantidad de núcleos y mayor velocidad (la serie K, específicamente) implica un mayor consumo de energía, que a su vez se traduce en mayor trabajo del ventilador. En esos casos, es posible que se necesite adquirir un ventilador extra, para mantener a raya los niveles de temperatura y ruido.

En ese sentido, la potencia máxima de un procesador en cuanto a uso de energía es más importante en los computadores portátiles, ya que esto tiene un impacto directo en el tamaño, peso, niveles de ruido y duración de batería. Una potencia menor significa que la batería tendrá mayor duración y el diseño del equipo podría ser más liviano y delgado, aunque no siempre es el caso. Así mismo, se puede inferir que un Core i3 es más apropiado para portátiles, pero también hay que considerar que los Core i5 de nueva generación son más potentes a la vez que son más eficientes en el uso de energía.

Los i3 sirven para todo, pero no hay que descartar los i5

Un chip de computadora es sostenido con un pinza. Comparamos los procesadores i5 y i7

La decisión final siempre depende de lo que uno vaya a hacer con el computador, pero Intel no es que facilite esa decisión con su oferta debido a la cantidad de opciones disponibles. Los procesadores Core i3 de las generaciones ya mencionadas (de 8ª hacia arriba) ofrecen un rendimiento sólido en el uso general e incluso, si se trata de juegos más livianos.

Pero si un i3 no fuera suficiente, el Core i5 es la opción. Eso sí, el gasto monetario en un Core i5 es mayor, pero va de la mano con las mejoras de rendimiento general que estos procesadores ofrecen. Ahora, también es importante mencionar que los Core i5 consumen más energía y por ende, vienen con requerimientos extras en cuanto a ventilación.

Dicho lo anterior, la recomendación es siempre comprar lo que se necesita y solo un poco más; cualquier extra hará que el equipo se mantenga vigente por más tiempo, pero eso también puede implicar algunos gastos y complicaciones extra.

Recomendaciones del editor