Típicos errores al comprar una laptop que muchos cometen

Adquirir una laptop nueva es emocionante. Sin embargo, debes asegurarte de elegir la correcta para tus necesidades; te enfrentas a algunas decisiones importantes. En una tienda quizá te ofrezcan la más nueva o la que tiene las mejores funciones, pero es más relevante contar con una computadora portátil que sepas usar y que se adapte a tus necesidades. Hacer una mala compra es una lección costosa. Para que no te suceda -o al menos no de nuevo- esta guía te ayudará a evitar los más comunes errores al comprar una laptop.

Un cliente en una tienda de computo atendido por una vendedora que le muestra los errores al comprar una laptop

Y para ir adelantando faena, consulta también aquí cuáles son las mejores laptops que puedes comprar.

Comprar el modelo más barato

La computadora más barata puede ser una opción fácil, pero probablemente no tendrá todas las características que necesitas y, seguramente, no durará todo lo que desearías.

Por ejemplo, imagina que estás dudando entre un procesador dual-core y un quad-core. En tu caso, deseas ejecutar muchas aplicaciones a la vez, pero eliges el procesador de doble núcleo porque es un poco menos costoso. Pues bien, tendrás un sistema que, al final, no cubrirá tus necesidades y ese problema te hará, al final, comprar una nueva laptop.

Así que, en lugar de decantarse por el precio más bajo, lo mejor sería encontrar una computadora portátil que realmente cumpla con tus expectativas. Y una buena manera de comenzar tu búsqueda es saber exactamente lo que necesitas. Haz una lista de las características imprescindibles, luego compárala con las hojas de especificaciones de cada modelo.

Pagar demasiado

Portatil abierta y encendida, sobre una mesa y sillas alrededor. Con una imagen de una montaña.

Por el contrario, las mejores computadoras portátiles del mundo pueden marcar todas las casillas, pero si pagas por funciones o hardware que no necesitas, simplemente estás desperdiciando tu dinero. Lo más probable es que si una laptop agota todo tu presupuesto, tiene algo que no necesitas. Una nueva MacBook Pro con las mejores especificaciones puede costar hasta $6,000 dólares, pero muy pocas personas necesitan 4 TB de espacio de almacenamiento.

Puedes obtener la misma máquina con exactamente las mismas especificaciones, además de menos almacenamiento, por la mitad de ese precio, y puedes obtener mucho almacenamiento más barato con una unidad externa.

Las portátiles para juegos también pueden ser notoriamente caras, pero si solo estás jugando títulos independientes, no necesitas todo ese hardware. Compra lo que necesitas e intenta no exagerar.

Comprar una computadora portátil “para hoy”

Es un viejo consejo, pero totalmente cierto. A menos que estés obsesionado con la última tecnología y los modelos más nuevos (algunos de nosotros tenemos una buena excusa) una nueva portátil probablemente durará al menos unos años. Eso significa que, en vez de comprar un ordenador portátil para hoy, deberías de comprar uno pensando en dónde estarás en un par de años.

Puedes sentirte tentado a optar por un modelo base por su bajo precio, con algo como 4 GB de RAM y una unidad de estado sólido de 128 GB. Sin embargo, eso limitará su atractivo a largo plazo, ya que se quedará rápidamente sin espacio de almacenamiento y es posible que no maneje bien varias aplicaciones. Probablemente sea una buena idea optar por un modelo con una unidad más grande y más RAM.

Ignorar puertos y compatibilidad

Parte parcial de una laptop mostrando conectores laterales
Bill Roberson/Digital Trends

No todas las portátiles incluyen los puertos que necesitas. Las más modernas, como nuestra favorita Dell XPS 13, solo tienen puertos Thunderbolt 3 y USB-C.

Si necesitas USB-A o un lector de tarjetas SD, asegúrate que tu computadora elegida tenga los puertos específicos antes de comprarla o tener un presupuesto para un adaptador.

Optar por la mayor resolución disponible

Dos portátiles vistas de frente y por atrás sobre una mesa

Un dispositivo con una pantalla 4K es sin duda una buena opción, pero no siempre es la elección correcta, ya que no te permiten disfrutar de todos los beneficios de la resolución más alta. Peor aún, las pantallas 4K pueden tener un gran impacto en la duración de la batería. Muchas portátiles 4K tienen un baja duración con pantallas de mayor resolución y realmente, no verás muchos beneficios.

A menos que compres una computadora portátil para juegos súper de alta gama o con una pantalla enorme, te recomendamos 1080p para ahorrar en tu billetera y duración de la batería.

No probar antes de comprar

Si puedes, siempre haz una prueba adecuada con la computadora portátil que estás considerando antes de comprar. Muchas computadoras portátiles están disponibles todos los días para probar en grandes tiendas físicas como Apple, Best Buy y Microsoft Store, lo que te permite jugar con el panel táctil, el teclado, la interfaz de software y otros componentes que difieren sustancialmente de un modelo a otro.

Es fácil pasar por alto la importancia de las funciones ausentes de la hoja de especificaciones, como la capacidad de respuesta del panel táctil o la visibilidad de una pantalla brillante a la luz del día, y simplemente no hay sustituto para obtener una sensación práctica real de lo que es usarla.

Si eso no es posible, compra en una tienda en línea con una bien establecida política de devolución.

Pensar que el tamaño no importa

Un hombre sentado frente a su escritorio trabajando en una laptop
Oleg Magni/Pexels

El tamaño importa, especialmente cuando se trata de una computadora portátil. Una pantalla más grande permite una experiencia de visualización a menudo mejor, también tiene inconvenientes como la portabilidad.

El tamaño de una portátil a menudo determina las dimensiones del teclado y el trackpad, lo que significa que probablemente te agobiarás si optas por una portátil que mida menos de 13 pulgadas.

La mejor manera de descubrir lo que necesita es considerar cómo has utilizado las computadoras en el pasado. Una ultrabook pequeña puede ser una opción viable para viajeros frecuentes, pero quienes buscan una portátil estándar, es probable que deseen optar por una pantalla de 13.3 o 14 pulgadas.

Si rara vez sales de tu hogar con tu laptop, considera un modelo de 15.6 pulgadas para obtener el máximo espacio en pantalla.

Obsesionarse con una característica

La visión del túnel es una mala noticia al comprar una computadora portátil. Si bien es divertido enfrentar las hojas de especificaciones, evita elegir una particular como tu favorita y solo guiarte por ese factor.

Si bien debes tener en mente una especificación de referencia, para asegurarte de obtener el rendimiento que necesitas, no te obsesiones con la maximización de una sola característica. Es fácil entusiasmarse por pagar un poco más por el doble de RAM, pero la mayoría de las personas no necesitan más de 8 GB a menos que estés utilizando un software para fines profesionales.

Del mismo modo, no te obsesiones con la duración de la batería, la resolución y la velocidad del procesador. Si tienes un presupuesto, y la mayoría de la gente lo tiene, deberás aprender a equilibrar una variedad de hardware. Asegúrate de que la computadora portátil que deseas tenga las características y el hardware que necesitas, cualquier otra cosa que esté por debajo del presupuesto es solo una ventaja.

Elegir una ultrabook cuando necesitas algo más grande

Ultrabook con logo de Windows sobre una mesa
Bill Roberson/Digital Trends

Las ultrabooks se han convertido en uno de los modelos más populares de portátiles y puede ser muy tentador asumir automáticamente que son la mejor opción. Son ligeras, lo suficientemente pequeñas para caber en un maletín o mochila y los precios de muchos modelos -especialmente las Chromebooks– son de los más bajos.

Si bien la mayoría considerará que el rendimiento es más que suficiente, los creativos y profesionales pueden necesitar una WorkStation para manejar el software de alto procesamiento para su trabajo. En particular, es posible que necesites algo con una potente tarjeta gráfica, mientras que la mayoría de las ultrabooks de 13 pulgadas usan una integrada.

Suponer que una 2-en-1 es lo mismo que un portátil

Surface en modo laptop sobre una mesa larga y al fondo un hombre sentado
Kyle Wiggers/Digital Trends

Las tabletas, 2 en 1 y computadoras portátiles son categorías distintas. No son intercambiables. Si bien con una tableta y un teclado puedes realizar muchas tareas que normalmente harías con una computadora portátil, las similitudes pronto terminan.

Las tabletas siguen siendo mucho más restrictivas cuando se trata de multitarea, navegación web rápida, uso de aplicaciones complejas o ejecución de software exigente. Sus teclados también pueden ser demasiado estrechos. Que algo tenga una pantalla y un teclado no significa que pueda hacer todo lo que realiza una portátil.

Este es el error opuesto de enfocarse demasiado en una especificación: si ignoras todas las especificaciones, comenzarás a hacer suposiciones sobre lo que la máquina puede hacer, y ese es un territorio peligroso.

No entender sobre tarjetas de video

La tarjeta de video o GPU para computadora portátil es importante si planeas usarla para ver videos o juegos, pero sus sistemas gráficos no siempre se comprenden bien. No solo mires la cantidad de memoria de video en gigabytes (GB) al comparar tarjetas gráficas, porque esto no cuenta la historia completa.

Primero mira si la GPU es integrada, discreta o -más escaso- una combinación de ambas. Una GPU integrada al procesador está bien para la mayoría de las tareas promedio de una portátil y es muy común, especialmente en las más asequibles.

Pero si deseas el mejor rendimiento, necesitarás una GPU discreta y potente y, al igual que con los equipos de escritorio, las opciones más populares son Nvidia y AMD. Presta atención a la cantidad de VRAM asignada específicamente a la GPU discreta al hacer comparaciones, y si es una versión de edición especial (menor potencia), como las variantes Max-Q de Nvidia.

Conclusión

Comprar una computadora portátil es una decisión compleja, pero puedes encontrar las herramientas para tener éxito. Nuestras revisiones en Digital Trends son un buen comienzo, donde te guiamos a través de cada característica de una computadora portátil y su rendimiento en nuestras pruebas prácticas.

Analizamos en profundidad y evaluamos cada computadora portátil que recibimos, desde la interfaz de usuario y la pantalla hasta el rendimiento y el diseño general. Sin embargo, recuerda que comprar la computadora portátil adecuada para ti significa precisamente eso. Examina todo lo que puedas una posible compra, pero cuando llegue el momento de sacar tu tarjeta de crédito, haz la compra que te haga más sentido. Y busca el mejor precio también. Te sorprenderá el tipo de ofertas que puedes encontrar.

Nos esforzamos por ayudar a nuestros lectores a encontrar las mejores ofertas en productos y servicios de calidad y elegimos de forma cuidadosa e independiente.

Los precios, detalles y disponibilidad de los productos y ofertas pueden estar sujetos a cambios en cualquier momento. Asegúrate de verificar que todavía estén vigentes antes de realizar una compra.

Digital Trends puede ganar comisiones por productos comprados a través de nuestros enlaces, lo que respalda el trabajo que hacemos para nuestros lectores.

*Actualizado el 24 de agosto de 2020 por Aron Covaliu.

Recomendaciones del editor