Consejos para comprar una impresora para el hogar

Independientemente de lo que necesites imprimir, siempre habrá una impresora doméstica que pueda hacerlo. Ahora, saber cómo elegir la correcta no siempre es fácil, dada la gran cantidad de opciones existentes en el mercado. Para ayudarte, hemos elaborado una guía con los mejores consejos para comprar una impresora para el hogar, con explicaciones simples de algunos de los términos más comunes, además de recomendaciones que servirán a la mayoría de los compradores.

Te va a interesar:

¿Inyección de tinta o láser?

Multifuncional Epson adquirido con los consejos para comprar una impresora

La primera pregunta que deben abordar todos los compradores de impresoras se reduce a una simple cuestión de qué y cuánto planea imprimir. Las impresoras de inyección de tinta usan cartuchos de tinta, la cual se aplica húmeda al papel y se seca rápidamente, mientras que las impresoras láser usan tóner, un tipo de polvo que se adhiere al papel para obtener resultados rápidos y un uso eficiente de los recursos.

Las impresoras de inyección de tinta a color comprenden la mayor parte del mercado simplemente porque pueden imprimir casi cualquier cosa: ensayos, gráficos circulares, fotos brillantes, lo que sea. Además, estos equipos, incluyendo los todo en uno, hoy en día son rápidos, a menudo con velocidades de impresión que compiten o superan a sus contrapartes láser.

Las impresoras láser siguen siendo la mejor opción para entornos de oficina si por lo general la impresión de tus documentos son monocromáticos. Además, de que este tipo de equipos, en su mayor parte, se pueden comprar a precios asequibles, ofrecen una buena velocidad de impresión y proporcionan impresiones a un costo por página más bajo que las impresoras de inyección de tinta en color.

Si tu elección es una laser, debes decidir si renunciar a la flexibilidad que ofrece una impresora de inyección de tinta a color. Las impresoras láser a color son otra opción, pero generalmente tienen un costo por página impresa más alto que las impresoras de inyección de tinta a color.

Las impresoras láser tienden a tener un excelente rendimiento de páginas; sus cartuchos de tóner de larga duración pueden durar entre 3,000 y 20,000 páginas antes de que sea necesario reemplazarlos.

Los cartuchos de inyección de tinta tienden a durar entre 2,000 a 2,500 páginas en promedio. Eso es menos importante si no imprimes mucho o con frecuencia, pero para los impresores prolíficos o los que compran para una oficina, puede marcar una diferencia real. Toma en cuenta que la página promedio está basada en líneas de texto y no en gráficos rellenos.

Impresoras multifunción

Multifuncional junto a una laptop sobre un escritorio

Una impresora multifunción es una impresora que también puede escanear y enviar faxes, así como imprimir. Vienen en variedades de inyección de tinta y láser y generalmente se denominan «todo en uno» o impresoras multifunción (MFP).

Para uso doméstico, una unidad multifunción tiene mucho sentido, no solo porque es más barata que comprar una impresora y un escáner independiente, sino también para ahorrar espacio. Dado que los todo en uno son extremadamente comunes y los fabricantes rara vez los consideran premium (a menudo puedes encontrar algunos por tan solo $50 a $60 dólares), los recomendamos encarecidamente para los usuarios domésticos.

Las impresoras multifunción facilitan el escaneo de documentos directamente a tu computadora, mientras que algunas incluso ofrecen fax. Es más probable que se utilicen en la oficina, pero incluso entonces, el envío de fax se ha desvanecido en gran medida del mundo empresarial, excepto en algunas industrias seleccionadas, por lo que el valor agregado no es definitivo.

Impresoras fotográficas

Fotografía tamaño carta saliendo de una impresora

Si estás más interesado en conservar las fotos familiares en papel que en imprimir asignaciones de tareas y gráficos circulares, considera una impresora fotográfica dedicada (función única). Aunque carecen de la flexibilidad para las personas que realizan múltiples tareas, la calidad de las impresiones suele ser mejor, a menudo rivaliza o supera la calidad de lo que recibirías de un quiosco o servicio de pedido por correo. Sin embargo, el precio que pagarás por este tipo de conveniencia se refleja en el costo de impresión.

Muchas de las impresoras que se venden solo para uso fotográfico o gráfico específico son unidades de tamaño pequeño capaces de imprimir fotografías de hasta 4 por 6 pulgadas de tamaño o modelos de formato ancho diseñados para soportar impresiones de hasta 24 pulgadas de ancho.

Los suministros para estas impresoras especiales también son generalmente más costosos que los de la impresora multifunción típica. Tanto Canon como Epson tienen modelos que imprimen 8.5 por 11 pulgadas y usan cinco o seis colores de tinta para producir fotografías con mayor precisión de color. Muchos dispositivos todo en uno son capaces de producir fotografías de hasta 8.5 por 11 pulgadas de tamaño cuando se usa el papel adecuado.

Velocidad, resolución y color

Detalle de cartuchos de tinta al interior de una impresora

Solía ​​ser bastante fácil para un fabricante de impresoras hacer afirmaciones escandalosas sobre lo rápido que eran sus impresoras o lo que se podía esperar en cuanto al rendimiento de páginas de un cartucho de tinta o tóner.

Hoy en día, casi todos los proveedores utilizan un conjunto estandarizado de pruebas desarrolladas y autorizadas por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Los protocolos de prueba ISO proporcionan igualdad de condiciones: todas las afirmaciones y calificaciones se desarrollan utilizando los mismos conjuntos de documentos y los mismos procedimientos de prueba. Las especificaciones importantes incluyen:

PPM: esto significa «páginas por minuto» y es una guía de la rapidez con la que una impresora puede imprimir. Eso parece bastante simple, pero PPM puede volverse complejo rápidamente. Por ejemplo, las impresoras tienen PPM muy diferentes para blanco y negro en comparación con el color, por lo que es común que muchas impresoras proporcionen dos PPM diferentes si se enfocan en el color.

El número de páginas por minuto no es especialmente importante para las impresoras domésticas a menos que te encuentres bajo presión de tiempo para un trabajo de impresión o necesites imprimir mucho a la vez. El promedio de PPM en blanco y negro es de alrededor de 15 a 20 páginas. Al imprimir a color, ese número tiende a ser menor, alrededor de 10 a 15 páginas por minuto.

DPI: se refiere a «puntos por pulgada» o cuántos puntos de tinta puede aplicar la impresora a una pulgada cuadrada de papel. Esta especificación es útil para estudiar qué tan buena es una impresora para crear imágenes de alta resolución y gran detalle. Sin embargo, también está un poco desactualizado: los métodos de impresión y el software más nuevos pueden mejorar la resolución de una imagen impresa sin cambiar el DPI, así que no permitas que sea la última especificación decisiva.

Ciclo de trabajo: este número es la cantidad de páginas por mes que se puede esperar razonablemente que imprima una impresora. Es deseable que tu número esperado de páginas por mes esté muy por debajo de este número para que tu impresora no experimente tanto desgaste. Es un número importante para una oficina ocupada con muchas necesidades de impresión, pero es menos importante para el uso doméstico menos intenso.

Utiliza estas especificaciones como base para comparar un dispositivo con otro, pero recuerda que no son factores que lo abarquen todo, especialmente si estás buscando algo específico.

Conectividad

Acercamiento a los puertos Ethernet y USB de una impresora

Hoy en día, casi todos los dispositivos de impresión ofrecen múltiples opciones de conectividad. La conectividad wifi básica y la impresión en la nube ahora son estándar, pero para proyectos particulares, otros tipos de conexiones pueden ser más útiles.

USB: las conexiones USB es la más común en las impresoras, siendo el estándar USB-A especialmente el utilizado. Esto te permite conectar discos duros externos y una variedad de otros dispositivos, luego usar la pantalla del menú de la impresora para imprimir archivos directamente desde ellos.

Es útil si no deseas utilizar tu computadora como intermediario. Las cámaras y otros dispositivos compatibles con el estándar PictBridge pueden hacer que este proceso sea aún más fluido, pero no es tan necesario como lo era cuando se presentó en 2003. Ten en cuenta que la mayoría de las impresoras domésticas aún no admiten conexiones USB-C, aunque eso está cambiando.

Ethernet: las impresoras también pueden estar equipadas con puertos Ethernet para conexiones por cable a una red. Sin embargo, las necesidades de datos de la impresora son bastante básicas y una conexión Ethernet por cable rara vez es necesaria para una impresora doméstica (puede ser más útil en algunas configuraciones de impresora de oficina).

Wifi: la mayoría de las impresoras domésticas están diseñadas para conectarse directamente a tu red inalámbrica. Por lo general, te proporcionará la información de tu red wifi durante la configuración. Luego, puedes descargar software en tu computadora, teléfono u otro dispositivo para enviar trabajos de impresión directamente a la impresora, sin necesidad de cables.

Es una de las opciones más convenientes para proyectos domésticos. Las conexiones wifi también permiten la impresión remota en una oficina, lo que puede ser muy importante en situaciones de trabajo desde casa.

Wi-Fi Direct: Wi-Fi Direct es una conexión de igual a igual que no está realmente relacionada con tu red wifi. En cambio, establece una señal segura directamente entre un dispositivo y la impresora. AirPrint de Apple, por ejemplo, es un tipo de conexión Wi-Fi Direct y otras plataformas admiten tecnologías similares. Es seguro, rápido y excelente para las necesidades de impresión in situ.

NFC: NFC (comunicación de campo cercano) también está disponible en algunos modelos, lo que te permite conectar tu impresora a un teléfono inteligente o tableta simplemente tocando el dispositivo en un área específica de tu impresora.

Impresión en la nube: muchas impresoras con todas las funciones, en particular las todo en uno (AIO), ahora ofrecen funciones basadas en internet que te permiten acceder a las fotos almacenadas en sitios como Facebook, Flickr, Dropbox y Google Drive, así como a la impresión remota y el acceso a las artes y manualidades que puedes imprimir.

Ten en cuenta que, si tu impresora no está conectada a internet, no podrás acceder a dichos servicios ni imprimir en ella de forma remota desde dispositivos como un teléfono inteligente o una tableta.

Tarjetas SD: algunas impresoras también pueden tener ranuras para tarjetas SD, por las que luego puedes navegar usando el menú de la impresora y elegir los archivos seleccionados para imprimir. Esto puede resultar especialmente útil para los fotógrafos que pueden transferir tarjetas SD directamente de las cámaras a las impresoras.

Costos de tinta

Cartuchos de tinta de una impresora

Si realizas trabajos de impresión grandes con regularidad, tal vez para un negocio en el hogar o una situación de trabajo remoto que requiere copias impresas, el costo de la tinta de impresión es un factor importante para considerar.

El costo de la tinta se puede medir por página, pero la eficiencia depende del modelo de impresora y de cómo está diseñada. Con una impresora potente y cara solo te costará alrededor de 4 centavos por página en blanco y negro y 8 centavos por página en color. Una impresora más asequible (o un cartucho más barato) incrementara estos costos en un par de centavos, pero no es una gran diferencia a menos que imprima cientos y cientos de páginas cada mes.

Algunas impresoras proporcionarán información directa sobre el costo por impresión que puedes consultar para tener una idea más clara sobre los costos en los que incurres antes de comprarla, o puedes dividir el costo de los cartuchos de tóner frente al rendimiento por página del cartucho del costo por impresión tú mismo.

Los planes de suscripción para un suministro continuo de tinta de impresora pueden ayudar a reducir los costos de las empresas desde casa si es necesario. Comprar cartuchos rellenados o rellenarlos tú mismo es una perspectiva complicada: muchas impresoras no reconocen los cartuchos que no son nuevos o si no se compran directamente al fabricante.

Impresión a doble cara

Las manos de una persona volteando una hoja para escanearla a doble cara

Una característica que se está volviendo muy común y que consideramos una gran ventaja es la impresión a doble cara automática. La impresión a doble cara se refiere a imprimir o escanear ambas caras de la página sin necesidad de darle la vuelta manualmente.

En una impresora, la impresión a doble cara se logra imprimiendo la primera cara de la página, y en un proceso automático, el mecanismo tira de la página hacia atrás a través de la impresora, volteándola e imprimiendo la otra cara.

Muchos dispositivos todo en uno con un alimentador automático de documentos (ADF) para el escáner también tienen impresión a doble cara, lo que te permite escanear ambas caras de la página a medida que el documento pasa por el ADF.

Un todo en uno sin un alimentador automático de documentos no puede escanear a doble cara sin que tú le des la vuelta a la página en el cristal de escaneo. El escaneo dúplex es una gran comodidad si escaneas con frecuencia páginas a dos caras, como las recortadas de una revista.

Manejo de papel

Persona de pie junto a impresora de alta demanda tomando una hoja

Todas las impresoras se alimentan de una pila gruesa de papel de 8.5 x 11 pulgadas, pero ¿qué pasa con los sobres legales, las tarjetas de índice y el papel satinado? Afortunadamente, muchas impresoras ahora incluyen bandejas de alimentación dedicadas para imprimir en papeles especiales con tamaños inusuales o pesos diferentes, lo que hace que sea más fácil lidiar con esas situaciones cuando surgen.

Considera el tamaño de la bandeja de entrada: las bandejas más pequeñas requerirán que agregues papel todo el tiempo, mientras que una charola de 250 páginas puede convertirlo en un asunto de una vez al mes.

Impresoras para el hogar moderno sin papel

Impresora portátil HP Tango imprimiendo una imagen

Muchos compradores de impresoras en la década de 2020 se enfrentan a un enigma de otro tipo: sus hogares no tienen papel en gran medida y la mayor parte de su trabajo es digital. Sin embargo, todavía necesitan una impresora para el proyecto de arte fotográfico ocasional o para escanear y enviar una firma. Para compradores como estos, una impresora grande puede no valer la pena, especialmente cuando se trata del espacio que ocupan y el mantenimiento de sus cartuchos de tinta.

Un nuevo tipo de impresora ha ganado popularidad en respuesta: impresoras domésticas compactas, a menudo portátiles, que están hechas para el trabajo ocasional aquí y allá sin ocupar espacio ni esfuerzo. Un ejemplo es la impresora inalámbrica Canon Pixma iP110. Otra opción es la HP Tango X altamente portátil. Las impresoras como estas, están diseñadas para funcionar directamente desde tu teléfono o computadora portátil y pueden caber casi en cualquier lugar.

Recomendaciones del editor