Cómo acceder a wifi fuera de casa

No sucede con mucha frecuencia, pero hay momentos en los que no puedes acceder a wifi en casa. Tal vez, sea porque está fallando, o te cambiaste de domicilio y estás esperando que el proveedor te instale el nuevo servicio. En estos casos, siempre es bueno tener un plan de respaldo en mente para tener acceso a internet, sobre todo cuando la conexión principal de tu hogar estaba bien y, de pronto, deja de funcionar. Tenemos varias sugerencias que podrán ayudarte en esas situaciones.

Si conducir o viajar es una opción

Laptop sobre una mesa de una cafeteria para poder acceder a wifi
Fabiola Peñalba/Unsplash

Si puedes y deseas abandonar la casa para obtener acceso a internet, hay muchas opciones que puedes aprovechar, incluidas algunas de las más obvias:

  • Cafeterías
  • Bibliotecas y librerías
  • Restaurantes de comida rápida
  • Recepción de hotel
  • El campus universitario local.
  • Gimnasio/centros fitness

Ten en cuenta que el uso de wifi público en un establecimiento requiere un cierto toma y daca. Es habitual y una cortesía común comprar siempre algo cuando se ocupa espacio en una cafetería o en un restaurante de comida rápida.

Mejor aún, si le das una buena propina y conoces a los baristas, nadie te mirará mal cuando conectas tu protector contra sobrevoltajes en la pared y sacas el trabajo del día.

Además, algunos lugares que ofrecen wifi público lo limitan solo a los miembros. Es posible que te pidan mostrar un comprobante de una tarjeta de la biblioteca para usar el wifi de esa biblioteca, o puede que tengas que ser miembro del gimnasio si deseas aprovechar el internet de ahí. Siempre es una buena idea llamar con anticipación y verificar cuáles son sus políticas antes de hacer un plan sólido.

Si conducir o viajar no es una opción

Un hombre sentado frente a su portátil, tomando café y revisando su celular para acceder a wifi

Si estás atrapado en una situación en la que no tienes internet en casa y no puedes subirte a un automóvil o al autobús, las cosas se ponen un poco más complicadas. Todavía hay algunas opciones que puede considerar, las cuales requieren planificación anticipada y no se pueden usar en el último minuto.

  • Lugares a poca distancia: este, es bastante fácil, pero si hay una cafetería o biblioteca a una distancia razonable, no dudes en caminar para usar el wifi. Ciertamente, no es una conveniencia, a cambio harás un poco de ejercicio saludable. También, puedes probar el lobby, la casa club o la oficina de arrendamiento de tu complejo de apartamentos (si vives en un apartamento, claro). La mayoría de estos lugares ofrecen wifi gratis en sus áreas comunes que es gratis para los residentes, así que asegúrate de verificar si esa es una opción.
  • Wifi de la ciudad: algunas ciudades también ofrecen su propio wifi dentro de los límites de la ciudad, abierto y gratuito para los lugareños y turistas. Tu ubicación también es un factor en esta situación, por lo que, si no vives dentro de los límites de la ciudad, lo más probable es que no recibas una señal.
  • Conexión Celular: si tienes un celular, puedes conectar su conexión de datos a tu computadora, dándote acceso completo a internet a través de datos 3G/4G. Esto depende completamente de la recepción de tu teléfono, por lo que, si no obtienes una conexión particularmente buena en tu casa, entonces probablemente no hará mucho por ti. Sin embargo, si es una opción, hay algunas maneras de hacerlo.

La forma oficial de conectarte a tu celular y computadora es activar la función de punto de acceso wifi en el menú de configuración de tu celular. Cada operador es diferente cuando se trata de la conexión, por lo que los cargos mensuales pueden variar y algunos operadores pueden incluirlo como parte de tu servicio mensual, dependiendo del plan que tenga.

También, puedes obtener un punto de acceso móvil dedicado del operador de tu elección. Pero, si aún no tienes un uso diario justificado para este tipo de dispositivol, es probable que sea una pérdida de dinero, ya que solo lo usarás si el internet de tu hogar está fuera de servicio, pero se te pedirá que pagues el plan de datos mensual. Es por eso, por lo que, activarlo en tu teléfono inteligente cuando lo necesites es la mejor opción. Aquí, hay un par de otras opciones:

  • Alternativas de puntos de acceso: si está buscando un punto de acceso móvil, pero no te gusta lo que ofrecen los planes de contrato mensuales, puedes considerar los planes de pago por uso, como los que ofrecen AT&T y StraightTalk. Los planes de punto de acceso móvil prepago de AT&T comienzan en $25 dólares por mes por 3 GB. Y dado que es prepago y no un contrato, puedes dejar que el plan caduque sin renovarlo, si ya has terminado de usarlo. StraightTalk también ofrece planes móviles prepagos. Sus planes comienzan en $15 dólares por mes por 1 GB.
  • Preguntar a los vecinos: si estás atrapado en tu casa, sin wifi gratuito en ningún lugar cercano y no puedes conectarte con tu celular, entonces tu única opción es molestar a tu vecino y ver si puedes usar su wifi temporalmente. Si nunca has conocido a tu vecino, prepárate para ser un poco cauteloso, pero si explicas tu situación, lo más probable es que sean comprensivos y te permitan, dependiendo de qué tan amables sean (y de cuán buenas hayan quedado las galletas que hiciste para sobornarlos).

No te preocupes demasiado

Dependiendo de tu situación y desesperación, podría ser una buena idea aceptar el hecho de que temporalmente no tienes internet en su casa e ir a hacer algo afuera. Ve a leer un libro, cocina algo o incluso, termina de construir ese modelo de cohete que has estado posponiendo durante meses.

Por supuesto, algunos de nosotros necesitamos internet para el trabajo o la escuela, pero si solo estás buscando una excusa para mantenerte al día con tus publicaciones de Facebook y Twitter, podría ser un buen momento para reevaluar tus necesidades de internet y simplemente tomarte un tiempo para oler las rosas cuando se cae el internet.

Al final, hay muchas opciones que puedes aprovechar si estás esperando que se restablezca el internet en tu casa. Dependiendo de lo persistente que seas, puedes obtener acceso a wifi si lo necesitas, pero no hay nada de malo en esperar y hacer otra cosa mientras tanto.

Si utilizas wifi público, asegúrate de que sea una red legítima y no falsa, diseñada para robar tu información personal. Incluso, si te encuentras en una wifi pública legítima, siempre es una buena idea usar una VPN para mantener tu actividad de navegación a salvo de los ojos que acechan.

Recomendaciones del editor