Barras de sonido vs. altavoces: ¿cuál te conviene más?

Barras de sonido vs. altavoces. En apariencia, una decisión fácil para mejorar tu cine en casa, aunque antes de decidir debes estar informado. Para ayudarte, te presentamos aquí una comparativa de las características de estos dos dispositivos, todo para que puedas elegir cuál de ellos te conviene más y disfrutes al máximo tus programas de TV y películas.

Antes de comprar, ¡infórmate!

Te va a interesar:

¿Qué es una barra de sonido?

Una barra de sonido es una conveniente solución de audio sin el costo de un caro equipo de sonido envolvente de cine en casa. Lo que hace que las barras de sonido sean convenientes es que son típicamente compactas y se colocan justo al frente o abajo del televisor. Sin tener que depender de un receptor, las barras de sonido son independientes, lo que facilita moverlas de un lugar a otro.

¿Qué son los altavoces tradicionales?

Esta solución de audio tiene componentes separados para una calidad de sonido aumentada. Con altavoces separados y un amplificador/receptor, tendrás mejores efectos de sonido envolvente que una barra de sonido. Lo que es más, se puede adaptar a cualquier espacio.

¿Cuál es el ideal para ti?

Ahora que tienes una idea de lo que son, permítenos descubrir cuál se adapta mejor a ti. Son esenciales para esto determinar bien lo que ves y la calidad de sonido que ofrece tu solución de audio. Es así: cada quien tiene sus necesidades únicas cuando se trata de su experiencia de sonido.

Barras de sonido

Al tiempo que los televisores se vuelven más delgados, los altavoces que vienen integrados también deben disminuir en tamaño, lo que significa que carecen de una robusta calidad de sonido. Como lo comentamos en nuestra guía para comprar una barra de sonido, muchas opciones en el mercado pueden ofrecer hasta siete canales de audio, con algunos que incluyen un subwoofer. Adicionalmente, algunas barras de sonido te ofrecen la opción de sonido surround agregando más altavoces y orientando su sonido.

Si buscas mejorar la calidad de sonido más allá de lo que te ofrece tu televisor –sin romper la alcancía– una barra de sonido podría ser ideal para ti. Existen diversas opciones, entre ellas barras de sonido envolvente, barras de sonido 3.1 o 2.1 y barras de sonido 2.0.

  • Barras de sonido surround: tus barras de sonido envolvente crean una experiencia de sonido envolvente por medio de formatos de sonido surround multicanal. Estas barras de sonido típicamente soportan Dolby Atmos y están denotadas como 5.1 o 7.1, clave para el número de altavoces. Hay canales central, izquierdo y derecho, usualmente en la barra misma, así como dos o cuatro satélites, con un “punto-uno” para el subwoofer. Si quieres una barra de sonido que ofrezca calidad de sonido envolvente, pero tienes un espacio limitado, una barra de sonido surround es lo ideal.
  • Barras de sonido 3.1: esta clase de barra de sonido tiene un canal central para una función específica, por lo que si tienes problemas para escuchar las voces cuando vez el televisor, una barra de sonido 3.1 te proporciona esa claridad.
  • Barras de sonido 2.1 y 2.0: estas son barras de sonido estéreo que tienen un canal izquierdo y uno derecho. Si buscas mejorar un poco más los altavoces actuales de tu televisor sin invertir mucho dinero, entonces ésta es tu elección. Y, claro, la “punto uno” tiene un subwoofer, la “punto cero” no.  Una tecnología llamada virtualización de sonido envolvente significa que algunas barras de sonido 2.1 de alto nivel verdaderamente pueden engañar al cerebro haciéndolo creer que el sonido que escucha proviene de diferentes partes, convirtiéndolas en una propuesta que puede ahorrar espacio.

Aunque las barras de sonido alguna vez fueron consideradas alternativas inferiores de un verdadero sistema de cine en casa, estas han ido mejorando no solo produciendo un sonido mejorado, sino también han mejorado la separación del sonido. Una sola barra verdaderamente puede hacerte sentir que hay múltiples altavoces en la habitación. Pero esto está limitado a los equipos más caros de gama alta.

Altavoces tradicionales

Los altavoces tradicionales o sistemas de sonido son para alguien que busca crear una experiencia de cine en casa. Desde el receptor hasta los altavoces traseros, altavoces de piso y el subwoofer, los altavoces tradicionales para ver películas podrían ser perfectos para ti. Lo que es más, checa nuestra guía definitiva de sonido envolvente para más información.

Con un Sistema de altavoces tradicional, obtienes una gran experiencia de audio para películas y programas de televisión. Puedes experimentar efectos de sonido envolvente genuinos con altavoces traseros y la configuración del equipo es muy flexible. Gracias a la naturaleza de estos sistemas, no estás limitado a ningún fabricante y puedes elegir altavoces y otros componentes en base a tus preferencias. Además, puedes expandir y actualizar los altavoces y receptores a tu gusto.

También puedes comprar sistemas completos en paquetes. Esto puede ir desde un sistema de sonido estéreo 2.1 que incluya solo altavoces izquierdo y derecho junto con un subwoofer —bueno para escuchar música— hasta un sistema 11.1 que incluya altavoces en cada lado, al frente y atrás, un canal central, subwoofer, y arriba. La colocación específica variará dependiendo del diseño de la habitación y otros factores. Sin embargo, la gente elige con frecuencia una configuración estéreo simple o 5.1.

Con estos sistemas viene un costo y complejidad en comparación con las barras de sonido. Un sistema de altavoces completo puede costar muy arriba de $1,000 dólares en EEUU, pero esta complejidad te ofrecerá un audio que rivaliza con tu sala de cine local. Además, el receptor para tu sistema de sonido puede actuar como una central HDMI para tus otros dispositivos, consolas de juegos, HTPC, dispositivos de streaming, música de tu teléfono y más. Si no estás limitado por el espacio y buscas una experiencia de cine en casa, entonces un sistema de altavoces tradicional es el indicado para ti.

El tipo de solución de audio por el que te vayas a decidir depende de lo que disfrutas ver, de qué tan importante es el audio para ti y del espacio donde estará ubicado.

Recomendaciones del editor