¿Podría el Samsung Galaxy X plegable tener un diseño sin bordes?

todo sobre samsung galaxy x 20180109000740 0 720x720

¿Crees que la pantalla de tu Samsung ya es genial? Pues… algo más fresco podría llegar muy pronto. Samsung ha estado trabajando en pantallas plegables durante varios años, y el gigante surcoreano finalmente podría estar listo para exhibir su primer teléfono inteligente completamente flexible en 2018. La información sobre el teléfono, que se ha denominado Galaxy X o “Treble Eight”, se ha filtrado lentamente. Por ello, en este artículo hemos recopilado todo lo que sabemos del nuevo Samsung Galaxy X.

Diseño

Si los informes de que sólo habrá una pequeña tirada de teléfonos Galaxy X son ciertos, entonces no deberíamos esperar que este nuevo teléfono esté disponible fuera de Corea del Sur, o incluso que lo pueda comprar el público en general.

El teléfono, además, contaría con dos paneles de visualización OLED y una bisagra en el medio. De ser así, las pantallas sin biseles, como las que se usan en el Galaxy S8, se podrían usar para crear una apariencia perfecta de una sola pantalla.

todo sobre samsung galaxy x galaxypatent 1 633x422De hecho, esta idea ha sido confirmada por una patente reciente que confirma que Samsung está experimentando con más teléfonos sin bisel, posiblemente incluso un frontal completamente sin bisel con un sensor de huella digital debajo de la pantalla.

Si Samsung pudo lograr ese aspecto con el Galaxy X, podría marcar el comienzo de una nueva era de diseño de teléfonos inteligentes.

Llevamos mucho tiempo hablando de los teléfonos con pantallas flexibles de Samsung. Sin embargo, aún no sabemos muchos detalles sobre el diseño de los nuevos teléfonos.

De hecho, las últimas pistas al respecto vienen dadas por un diseño propuesto del Galaxy X que hemos podido ver en The Investor y que muestra una pantalla OLED gigante de 7.3 pulgadas que se pliega en una forma que recuerda a los populares diseños de teléfono “clamshell” del pasado.

Esta imagen muestra que el Galaxy X es menos elegante que los diseños de teléfonos inteligentes actuales, con la parte trasera del teléfono luciendo un diseño curvo y ondulado diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora en un teléfono inteligente. No se sabe con certeza qué propósito se pretende conseguir con este diseño, pero se supone que es para ayudar a que el teléfono inteligente se pueda doblar y no dañar ninguno de los componentes internos.

Asimismo conocemos un poco más del diseño gracias a las patentes. La última patente fue dada a conocer por Sammobile el pasado 9 de noviembre y muestra renders de lo que sería este celular inteligente visto desde diferentes ángulos. Estas son las fotografías  que nos muestran el diseño.

Estas han sido las únicas pistas que nos mostrarían como será el celular.

La segunda patente, fue registrada por Samsung Display en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos a finales de septiembre de 2016.

Las imágenes de esta patente muestran a un dispositivo estilo clamshell que se doblaría por la mitad. Al abrirlo, se podría convertir en un teléfono tradicional con forma rectangular.

Lo más interesante del diseño es que la pantalla del dispositivo se extiende hasta la parte inferior del dispositivo, donde normalmente se encuentra el puerto para cargar el dispositivo.

Esta sección de la pantalla queda visible cuando el teléfono esta cerrado y según Patently Mobile podría mostrar la hora o dar acceso a ciertas aplicaciones, tal como funciona la pantalla curva del Galaxy S7 Edge. El patente también muestra dos cámaras traseras y un sensor de huella dactilar frontal.

Fecha de lanzamiento

Si un teléfono plegable con pantalla flexible te suena como ciencia ficción y, por lo tanto, crees que podría estar muy lejos, no te desanimes. El teléfono plegable de Samsung puede estar mucho más cerca de lo que piensas.

En su informe financiero de finales de 2017, Samsung hizo referencia a las pantallas flexibles y plegables varias veces. Es más, al hablar sobre los avances a corto y medio plazo en los dispositivos móviles, Samsung dijo que tiene la intención de “diferenciar sus teléfonos inteligentes con tecnologías de vanguardia, como las pantallas OLED plegables”.

La firma surcoreana incluso dijo que, durante los primeros tres meses de 2018, “mejorará la productividad de los paneles OLED flexibles”, mientras se concentra en sus buques insignia. Y la verdad es que estas previsiones encajan perfectamente con otros rumores.

Antes, The Investor ya había informado de que Samsung está preparando el Galaxy X para su producción y su eventual lanzamiento a finales de 2018 o principios de 2019, una información supuestamente confirmada por el presidente de negocios móviles de Samsung, DJ Koh, según ZDNet.

Es más, se apunta a que Samsung mostró el Galaxy X en un evento privado en el CES 2018, y que el Galaxy X probablemente sea el teléfono inteligente más caro de Samsung.

Y el número de este modelo de teléfono inteligente, SM-G888N0, fue publicado en una página de soporte en el sitio de Samsung, por ejemplo. Mientras que la página está actualmente vacía y no muestra ninguna otra información, no es la primera vez que vemos aparecer este número. También figuraba en los documentos para las pruebas de Bluetooth.

Y se mencionó en la certificación Wi-Fi de Wi-Fi Alliance y en las presentaciones enviadas a la Comisión de Comunicaciones de Corea.

Los componentes necesarios para producir entre 2,000 y 3,000 teléfonos Galaxy X plegables aparentemente han sido ya pedidos por Samsung, listos para fabricar una serie de dispositivos durante la primera mitad de este año.

Una fuente anónima de la industria informó a The Investor que Samsung “probará las aguas” con un prototipo que podría lanzarse en la última parte de 2018.

Si se fabrica una cantidad tan pequeña de teléfonos Galaxy X, no deberíamos esperar que estén disponibles fuera de Corea del Sur. Además, una cantidad limitada de unidades de prueba encaja con los rumores anteriores.

Según ETNews, Samsung tenía la intención de comenzar la producción de un prototipo de teléfono en el tercer trimestre de 2017, con el fin de “verificar la calidad del teléfono inteligente plegable mediante la producción de miles de prototipos”. ´

Y la mayoría de las fuentes sigue insistiendo en que Samsung sigue adelante con este teléfono, y supervisará la calidad de los prototipos internamente, y probablemente comenzará a producir una versión para el consumidor final si los prototipos cumplen con los objetivos.

Project Valley

Antes de bautizarlo como Galaxy X, el teléfono plegable de Samsung se conocía con el código Project Valley, tal y como muestran varios informes.

La compañía ya presentó el concepto de una pantalla plegable en el CES 2013 y supuestamente mostró su primer prototipo de teléfono plegable en una reunión privada en el CES 2014.

Características

De acuerdo al blog Wccftech, la pantalla del Galaxy X sería 4K AMOLED con una resolución de 2,160 x 3,840 píxeles. Aunque una pantalla 4K suene como una exageración, Samsung estaría incorporando esta tecnología para mejorar significativamente la experiencia del usuario con la realidad virtual.
Mientras tanto, el dispositivo contaría con dos cámaras traseras mejorando increíblemente las fotografías. Uno de los lentes sería telephoto y el otro se podría utilizar para tomar fotos con ángulos amplios. Varios teléfonos como el G5 de LG, el iPhone 7 de Apple y el P9 de Huawei utilizan doble sensores. No sería sorprendente ver que Samsung siga por el mismo paso.

A diferencia del Galaxy S7 que utiliza sensores de la marca Sony, la cámara del Galaxy X utilizaría sensores de Samsung.

En cuanto al procesador, Samsung estaría probando tres CPUs: el Qualcomm Snapdragon 620 y el Snapdragon 820 o 830. Estos son los últimos procesadores de Qualcomm pero también existe la posibilidad de que los dispositivos utilicen un CPU que Qualcomm aún no ha anunciado.

Las únicas otras especificaciones que fueron revelados con respecto al Samsung Galaxy X es que incluirá 3GB de memoria RAM, un puerto MicroSD, y una batería integrada que no sería removable.

Sammobile dio a conocer el pasado 9 de noviembre cómo se vería el celular. Una aplicación para patente muestra un buen número de renders e ilustra cómo se vería desde ángulos diferentes.

Las patentes de Samsung han sido las únicas pistas reales sobre el diseño del Galaxy X. Una patente previa de Samsung fue registrada en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos a finales de septiembre del 2016. El diagrama muestra un aparato de forma rectangular que se cierra como una almeja.

Se puede ver una cámara en la parte de afuera del celular cuando este está cerrado. La parte interna del celular muestra una cámara para selfies y una bocina.

En el fondo de la pantalla se ve un borde curvo, visible cuando el celular está cerrado. Este podría tener la función de una barra de notificaciones cuando se encuentra cerrado. Samsung ya utiliza la pantalla de Edge de forma similar.

Antes, Samsung había aplicado con otra patente que mostraba cómo un Galaxy X podría operar. Patently Mobile reporta que un usuario podría tocar un ícono del área en el borde del celular para que una aplicación en específico esté abierta una vez que el celular se abre.

De acuerdo a la patente, el dispositivo puede tener varios perfiles guardados. La patente fue registrada en noviembre pero hasta ahora se hace pública.