¿Acostumbras mandar textos al cruzar la calle? Podría salirte caro

cuernos craneales uso de telefonos kids using phones
Todos sabemos que no es una buena idea mirar la pantalla del teléfono mientras estamos manejando un vehículo. Sin embargo, no muchos se dan cuenta de que escribir en sus dispositivos mientras caminan por la calle también podría tener consecuencias. No es un secreto que un gran porcentaje de personas lo hace a diario.

Si bien manejar descuidadamente es un comportamiento de riesgo que está en contra de las leyes de la mayoría de las grandes ciudades, las personas que caminan distraídas mientras están engatusadas en una conversación vía texto pueden también cosechar malas consecuencias, como golpes o caídas, e incluso, en el extremo de la escala de calamidades, resultar en una colisión con algún vehículo.

Esto es particularmente cierto entre los jóvenes y niños, quienes muchas veces se concentran tanto en sus dispositivos móviles, que no prestan atención al cruzar las calles. Por eso, ahora que un nuevo año  escolar está en proceso de iniciarse, las autoridades han emitido una serie de advertencias para los conductores con la intención de evitar posibles siniestros.

Según la Asociación Nacional de Directores de Servicios de Transporte de Alumnos, la posibilidad de lesiones serias y hasta accidentes fatales existe todos los días y las causas más comunes son el exceso de velocidad, la falta de atención del conductor y el incumplimiento del derecho de paso cerca a las instituciones educativas o alrededor de autobuses escolares.

“Sabemos que las personas tienen mañanas ocupadas y queremos enfatizar que los comportamientos simples realmente pueden hacer una gran diferencia”, dijo Octavio Saenz, oficial de información pública del Departamento de Transporte, mencionando que no se debe evitar manejar distraído y ni acelerar en zonas escolares, así como evitar el uso del teléfono celular.

¿Multas por usar tu teléfono al cruzar la calle?

multa textos caminar distraido texting
Pero esta no es solo una situación que se presenta entre los más jóvenes. Por eso, quienes acostumbran mandar textos, publicar tweets o interactuar en sus redes sociales mientras caminan podrían tener que pagar una multa, por lo menos en Nueva York. Siguiendo los pasos de Honolulu, el senado de ese estado presentó un proyecto de ley que busca la prohibición de enviar mensajes de texto al cruzar la calle.

Si se convierte en ley, aquellos que la rompan se enfrentarán a multas de entre $25 y $50 dólares por la primera vez que cometan una infracción. Si son reincidentes en este delito menor en un plazo de 18 meses, podrían verse obligados a pagar hasta $250 dólares. Si el proyecto se aprueba en Nueva York, pronto otras ciudades podrían seguir su ejemplo.

La ley no solo afectaría a los teléfonos inteligentes. Si te pillan mirando la pantalla de una cámara, un dispositivo de juego, una tableta o casi cualquier otro dispositivo electrónico mientras cruzas la calle, podrías tener problemas con la policía. La única excepción sería si tus mensajes de texto se relacionan con algún tipo de situación de emergencia.

En comentarios reproducidos por The Guardian, el legislador que patrocinó el proyecto, John Liu, señaló que aún se podrá hablar por teléfono mientras se cruza la calle. Lo que sí desea eliminar es el comportamiento de las personas de mirar hacia abajo y perder el sentido de lo que los rodea.

Honolulu introdujo una regla similar en 2017 en un intento por hacer que sus calles fuesen más seguras. Los infractores reciben una primera sanción de $35 dólares, costo que aumenta a $75 dólares por una segunda ofensa. Si aún no aprendes la lección y eres atrapado por tercera vez, tendrás que pagar $100 dólares.

Como es de esperarse, no todos están contentos con la propuesta en Nueva York. Transportation Alternatives, un grupo dedicado a reclamar las calles para peatones, ciclistas y transporte público, describió la idea como “terriblemente equivocada”. El organismo planteó que en algunos accidentes que involucran a peatones y conductores, son los últimos quienes mira su teléfono. Por esa y otras razones, pidió profundizar más en el tema antes de su discusión legislativa.

Recomendaciones del editor