DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Motorola Moto G31: un celular accesible, pero a qué costo

Estas primeras impresiones del Moto G31 hacen mención de las características que más nos gustaron del celular y de aquellas en las que pudo ser mejor. Como contexto, la compañía de Chicago anunció su disponibilidad para México en diciembre de 2021, pero también se puede ordenar por medio de Amazon Estados Unidos.

Lo que sí nos gustó del Moto G31

El display OLED

Motorola consideró para el Moto G31 una pantalla OLED con resolución Full HD+ (2,400 x 1,080 pixeles), panel que se ve interrumpido por una pequeña muesca circular que alberga la cámara frontal (13 MP).

El display ofrece una buena experiencia de visualización en la mayor parte de los contenidos, especialmente en lo que tiene que ver con brillo y despliegue de detalles. En las series y películas de acción puede que la respuesta se vea un poco disminuida; la razón es que la pantalla apenas alcanza la tasa de refresco de 60 Hz (actualiza su imagen 60 veces en un segundo).

Respecto a fotografía fija, aquí es donde el teléfono saca lo mejor de sí, ya que se percibe un buen nivel de contraste y colores intensos, incluso superiores que en móviles con un precio más elevado.

No hay sonido estéreo en el Moto G31, aunque el altavoz se distingue por su buena potencia, suficiente para aquellos momentos en los que no se tenga a la mano unos audífonos alámbricos o inalámbricos (el móvil sí incluye el jack de 3.5 mm).

Autonomía y procesamiento

Motorola decidió dotar al G31 con una batería de 5,000 mAh, lo que significa que una sola carga es suficiente para tener un rendimiento de hasta 36 horas. Lo que sí es que las personas no deben esperar la carga rápida de casa en el equipo, TurboPower.

En procesamiento tampoco se queda atrás. Las especificaciones indican que este Moto G incluye el chip MediaTek Helio G85 de ocho núcleos y una memoria RAM de 4 GB. Ello es suficiente para que se ejecuten las aplicaciones preferidas de manera óptima. Sí, es verdad que de pronto se puede presentar cierto retraso al pasar de una plataforma a otra, o experimentar el cierre de una app, pero ello no dificulta la experiencia.

Por último, es posible ordenar el Moto G31 en versiones de 64 y 128 GB, con la posibilidad de ampliar su espacio hasta 1 TB mediante una tarjeta microSD. Para evitar complicaciones, el consejo es optar por el celular con la mayor memoria interna.

Equilibrio entre software y hardware

Para los entusiastas de la fotografía móvil, el smartphone de Motorola viene con una cámara trasera triple, la cual está comandada por un sensor principal de 50 MP. El conjunto da buenos resultados cuando las condiciones de iluminación son las mejores, como otras unidades de su tipo.

En su espalda también luce un sensor de huellas físico, el cual responde de manera rápida, y un diseño elegante y con ciertos patrones. Eso sí, sin la funda que se incluye en la caja el teléfono no se siente seguro en las manos: está la sensación de que puede resbalarse con facilidad.

Respecto al software, incorpora Android 11, lo que hace que una gran parte de las apps de Google, como Gmail, Maps, YouTube, Drive, Google Fotos, Google One y Home, sean protagonistas. De cualquier manera, Motorola no se olvidó de incluir todas las opciones de personalización de casa —a través de My UX—, que permiten desde ejecutar acciones con gestos hasta escoger diferentes estilos para la interfaz.

Lo que pudo mejorar

¿Un teléfono puede tener una batería de 5,000 mAh pero una carga de 10 watts? Pensamos que este número de carga ya era cosa del pasado, sin embargo, el fabricante lo implementa para su G31. Así, el celular va de 10 a 100 por ciento de su capacidad en unos 150 minutos, lo que obliga a cargarlo prácticamente todas las noches.

Respecto a dónde se ubica este smartphone, también tenemos algunas reflexiones. ¿Se puede considerar como el sucesor del Moto G30? No lo creemos, ya que este celular cuenta con una tasa de actualización de 90 Hz, cámara principal de 64 MP y carga rápida de 20 watts para una batería de 5,000 mAh. Así que si tuviéramos que elegir entre uno de los dos, la opción sería el G30 que, además, es unos pesos más barato para el mercado mexicano.

En conclusión, no pensamos que el G31 sea un mal celular, solo que parece un poco perdido entre su antecesor y toda la gama de unidades que conforman la serie Moto G, la cual se sustenta en la idea de democratizar la tecnología.

Recomendaciones del editor