Huawei contraataca y demanda al Gobierno de los Estados Unidos

Huawei acaba de pasar al ataque presentando una demanda contra el Gobierno de los Estados Unidos alegando que sus esfuerzos por impedir que la empresa china venda equipos de telecomunicaciones a agencias federales y demás son inconstitucionales. Huawei hizo este inesperado anuncio en una conferencia de prensa llevada a cabo en Shenzhen en la que los ejecutivos leyeron sus declaraciones preparadas directamente del móvil plegable Huawei Mate X.

La demanda ha sido presentada Plano, Texas, donde se encuentra la sede de Huawei en Estados Unidos. ¿Cómo hemos llegado a este punto? Te recordamos que el Gobierno de los Estados Unidos ha denunciado durante algún tiempo que el Gobierno chino podría usar el equipo de telecomunicaciones de Huawei para espiar las redes de los EEUU, por lo que ha llegado a persuadir a otros gobiernos para prohibir el uso de los productos de Huawei. Esta presión interrumpió un posible acuerdo entre Huawei y AT&T en 2018, donde el operador vendería los móviles de la compañía china. Huawei ha negado repetidamente estas acusaciones, y un ejecutivo en la conferencia de prensa dijo que la compañía “no ha implantado y nunca implantará ninguna puerta trasera” (en referencia a un posible espionaje por parte de sus equipos).

La principal queja de Huawei es que el Gobierno de los Estados Unidos “nunca ha proporcionado ninguna evidencia de que Huawei represente una amenaza para la seguridad”. La compañía sostuvo que no le quedó más remedio que emitir la demanda, que se centra en una disposición de la Ley de Autorización de Defensa Nacional que prohíbe específicamente a las agencias gubernamentales comprar equipos de telecomunicaciones no solo de Huawei, sino también de ZTE. Si lo recuerdas, ZTE fue prohibido en los Estados Unidos durante la mayor parte de 2018, pero esta prohibición se ha levantado y el fabricante puede volver a trabajar con los operadores del país.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos recientemente acusó a Huawei de robar secretos comerciales y también acusó a la compañía de hacer negocios con Irán a pesar de las sanciones de Estados Unidos. Estos cargos se presentaron en un esfuerzo por extraditar a Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, quien fue arrestada y detenida en Canadá el pasado mes de diciembre. Se programará una audiencia el 8 de mayo para determinar si Wanzhou se enfrentará a cargos en Estados Unidos.

Huawei, por su parte, ha estado intentando todo este tiempo lavar su maltrecha imagen en los EE. UU., ubicando grandes anuncios a toda página en el Wall Street Journal la semana pasada con el título: “No creas todo lo que escuchas”.

“Le escribo con la esperanza de que podamos llegar a entendernos mejor”, Catherine Chen, Directora del consejo en Huawei, escribió en la carta abierta. “En los últimos años, el Gobierno de los Estados Unidos ha aireado algunos malentendidos sobre nosotros y nos gustaría centrarnos en los hechos “.

La carta continúa mencionando los 170 países y regiones en los que opera Huawei, la historia de la compañía y los tipos de servicios que ofrece. Huawei está incrementando el despliegue de su equipo de telecomunicaciones 5G y una de sus quejas es su incapacidad para suministrar sus productos, incluyendo el propio 5G, a los consumidores estadounidenses.

“Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también restringe a Huawei de participar en una competencia justa y, en última instancia, perjudica a los consumidores estadounidenses”, dijo Guo Ping, presidente de Huawei, en un comunicado de prensa. “Esperamos el veredicto de la corte y confiamos en que beneficiará tanto a Huawei como al pueblo estadounidense”.

Recomendaciones del editor