¿Un teléfono con pantallas que se doblan como páginas? Mira la nueva locura de Google

google telefono plegable folding smart book concept 640x640
Google piensa que los teléfonos plegables no deberían tener solamente una pantalla única cuando los abres. Una patente recientemente descubierta muestra, más que un smartphone, un dispositivo que se podría describir como un “smart book” o libro inteligente, con varias pantallas flexibles en su interior, que se pueden mover como las páginas de un libro de papel. Las imágenes que acompañan a la patente nos dan una idea de cómo se vería este inusual dispositivo.

Al igual que otros teléfonos inteligentes plegables que ya hemos visto, como el Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X, este “libro inteligente” plegable de Google tiene una columna central con bisagras, pero a ésta se adjuntan varias pantallas internas. Cuando está plegado, este dispositivo tendría pantallas sólidas y no flexibles en la parte superior y posterior para mayor rigidez, pero si lo abres, en lugar de pasar páginas en papel, estarías girando pantallas flexibles.

Las imágenes son básicas, pero la patente en sí incluye muchos detalles sobre la sección de la bisagra y los aspectos técnicos de cómo se debe doblar. Google planea integrar los componentes necesarios en la sección de la columna central, y la propia bisagra contará con varios mecanismos para mover las pantallas internas. Además, la patente se aplica no solo al modelo de pantalla múltiple que se ve en las imágenes, sino también a un dispositivo plegable con un diseño de pantalla más convencional.

Sin embargo, si bien las ilustraciones de la patente muestran un innovador diseño, es poco probable que representen algún dispositivo final que eventualmente pueda entrar en producción tal como está. Por ejemplo, uno de los principales obstáculos iniciales sería el peso: un teléfono o libro inteligente plegable que tenga tres, cuatro o más pantallas en el interior, además de las exteriores, lo haría muy difícil de sostener continuamente con la mano.

Aunque esta loca idea de Google puede parecer un proyecto difícil de desarrollar con éxito, a medida que los dispositivos plegables, enrollables y flexibles se vuelven más fáciles y más baratos de producir, y la tecnología disponible evoluciona, no es del todo imposible que algo como esto pueda ser una alternativa para los lectores de libros electrónicos. De todas formas, esta patente muestra las direcciones inusuales en las que está entrando la compañía mientras explora el potencial de los teléfonos, tabletas y computadoras portátiles plegables.

Recomendaciones del editor