Desarrollan una pantalla de celular que se repara sola

Una pantalla rota es uno de los principales problemas que se nos puede presentar en nuestros teléfonos celulares. Y no solo se trata de una cuestión estética, sino que también es un inconveniente que afecta el funcionamiento del dispositivo.

Además, reparar la pantalla de un celular puede significar un importante gasto económico. Afortunadamente la tecnología podría entregarnos una solución práctica.

Un equipo de investigadores de Corea del Sur ha desarrollado un material para las pantallas de los celulares capaz de curarse a sí mismo luego de sufrir daños.

La imagen muestra una representación de una pantalla de celular rota.
Pixabay.

Se trata de un material electrónico, incoloro y autocurable que puede reparar las grietas o las funciones que han resultado dañadas en el material.

Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Corea (KIST) elaboraron una poliimida incolora (material resistente) autocurable  al utilizar aceite de linaza extraído de las semillas de la planta de lino. El aceite de linaza se endurece fácilmente a temperatura ambiente, por lo que también se usa de manera frecuente como material para recubrir las obras de arte.

¿Cómo funciona?

El equipo de investigadores logró fabricar microcápsulas cargadas con aceite de linaza. Posteriormente, creó capas superiores de curación mezclando las microcápsulas con silicona y cubriéndolas con poliimidas incoloras.

En este material, las microcápsulas se rompen cuando se produce algún daño, sin embargo, el aceite de linaza se filtra y fluye a la zona afectada para endurecerse, curando así la parte dañada.

Según los autores, en un periodo de 20 minutos han conseguido una recuperación del daño superior al 95 por ciento.

Korea Institute of Science and Technology (KIST).

«Es significativo que hayamos podido desarrollar una poliimida incolora autocurable que puede resolver radicalmente las propiedades físicas y la vida útil de los materiales poliméricos dañados, y que hayamos presentado el rango de aplicación del material, como pantallas flexibles y dispositivos de material electrónico», puntualiza el estudio.

Recomendaciones del editor