Telefonía celular

Recordamos los teléfonos más icónicos de la década

Nostalgia pura: recuerda los celulares más representativos de la década

Como toda lista, esta puede generar polémica, tener ausencias imperdonables y no estar completa. En un ejercicio más por intentar resumir lo que pasó en los últimos 10 años en materia de telefonía móvil, te presentamos algunos de los que –consideramos– fueron los teléfonos más icónicos de la década que ya acaba.

Destacan los nacimientos de series o familias ahora relevantes, como Galaxy S, Galaxy Note, Moto Z, Google Pixel y LG G. Casi nada.

Google Nexus (desde 2010 hasta 2015)

Antes de que Google decidiera ir por su cuenta en el mundo de la telefonía móvil con sus propios celulares, a partir del inicio de la década, desarrolló toda una familia de smartphones junto con otros fabricantes, como LG, HTC, Motorola y Huawei. La gran promesa con estos era tener un dispositivo “limpio” en cuanto a software y que recibieran primero las actualizaciones de Android.

LG Nexus 5 (2013)

Se podría decir que esta serie fue importante porque sentó las bases para que Google desarrollara su familia Pixel, con todo lo que ello implicaba, como no tener el alcance global que sí le daban las otras empresas.

Galaxy Note (2011)

En esta lista entra el primer Galaxy Note porque abrió una nueva categoría, los phablets, una a la que pocos le aseguraban éxito, ya que se decía que los usuarios no iban a adquirir celulares de pantalla amplia. Más tarde y un poco con la resistencia de Apple, los móviles de más de 5 pulgadas se volvieron comunes, con lo que Samsung dejó callados a varios.

No se puede dejar de mencionar que la categoría no ha estado libre de polémica, sobre todo con el Galaxy Note 7, el cual tuvo que ser retirado del mercado en 2016 por problemas con su batería (pocos días después de su lanzamiento, usuarios reportaron que los smartphones se incendiaban).

Sony Ericsson Xperia Play (2011)

¿Qué clase de híbrido era este? Lo cierto es que este atrevimiento de Sony Ericsson no hizo más que llamar la atención de los usuarios de buena manera y colocar el teléfono entre los mejores de 2011, a pesar de que era un equipo más dirigido a gamers.

Entres sus características, destacaba por su pantalla de 4 pulgadas, Android 2.3 Gingerbread, buen catálogo de juegos, algunos de ellos exclusivos, el visto bueno por parte de PlayStation y, lo mejor de todo, una sección deslizable con con todo lo necesario para jugar. Se trató de un celular que hizo soñar a más de uno en aquel momento.

LG G (desde 2012)

Se podría considerar a la serie G, de LG, como una familia en la que la marca se ha atrevido a experimentar, como lo muestran los LG G5 (2016) y el LG G Flex (2013). El primero llegó con la novedad de los módulos, mientras que el otro contaba con una pantalla curva que prometía otro nivel de inmersión.

LG G Flex (2013)

A punto de terminar la segunda década del siglo, se puede decir que la compañía no encontró ese superventas que le asegurara un lugar entre los grandes. Sin embargo, no se puede negar que esta serie ha traído a la mesa cámaras de buena calidad, procesamiento avanzado y hasta una doble pantalla para un celular, el LG G8x ThinQ (2019).

Galaxy S6 (2015)

Los Galaxy S se han posicionado, año tras año, en el listado de los mejores teléfonos y también han permitido que Samsung se coloque como líder en el mercado. Además, esta serie cumplirá 10 años de haber sido lanzada en 2020, por lo que se espera un teléfono con cambios notables o que consolide la innovación tecnológica de la compañía, principalmente con lo que tiene que ver con la pantalla y óptica.

El Galaxy S6 destaca en esta lista porque le dio una dirección más clara a la firma surcoreana de hacia dónde ir. Los cambios eran evidentes en cuanto a diseño, con un cuerpo de metal, en lugar de plástico, y una parte trasera de vidrio para ser compatible con la carga inalámbrica, además de que su pantalla (curva en el caso del Galaxy S6 Edge) y cámara recibieron los mejores elogios por parte de la crítica. Eso sí, se lamentó que haya perdido resistencia al agua y la opción de ampliar su almacenamiento.

Google Pixel (2016)

Era 2016, año que vio desfilar teléfonos más que interesantes, como el Moto Z, Huawei Mate 9, iPhone 7 y HTC 10, sin embargo, el primer Google Pixel se abrió paso entre todos como la promesa que podría hacerle frente a los grandes, principalmente a Apple y Samsung.

En su momento, el Pixel destacó en la lista como el smartphone con la mejor cámara. Por fin, la compañía californiana había podido encontrar el equilibrio perfecto entre hardware y software en un celular hecho 100 por ciento en casa.

Lo cierto es que, desde el origen, la serie ha estado marcada por su nulo alcance internacional, lo cual llama la atención por tratarse de Google, aquella empresa que está presente en el escritorio y bolsillo de millones de usuarios en el mundo.

Moto Z (2016)

El gran acierto de este teléfono, presentado en junio de 2016, fue mostrar que los módulos que pueden complementar a un celular no tenían que ser complicados de poner, una llamada de atención para el LG G5 (2016), por ejemplo, que también se valía de estos accesorios, sin embargo, para para instalarlos, era necesario apagar el smartphone.

Además, los Moto Mods del Moto Z original servían para dos generaciones más de la serie, por lo que la apuesta de la marca era en serio. El posible Moto Z5 podría ser el próximo celular estrella de la firma –luego de una infinidad de lanzamientos en la gama media–, el que le permita competir con los grandes de la industria. Ya se verá qué pasa el siguiente año.

HTC 10 (2016)

El nivel de detalle que se puso en este celular, desde el software hasta el hardware, llamó la atención de todos, luego de un HTC One M9 (2015) que fue criticado por su falta de innovación. Se pensó que este teléfono pondría de nuevo en los reflectores al fabricante taiwanés, en un mercado cada vez más competido.

Su cámara, incluso, empató en puntaje a la del Google Pixel, eso sin contar el sonido de calidad que entregaba. En sus puntos malos, no era resistente al agua y no contaba con carga inalámbrica, característica bastante promocionada por los smartphones del momento de otras compañías. HTC siguió lanzando celulares de calidad, aunque todo indicaba que los usuarios ya no querían despegar sus ojos de los teléfonos de fabricantes ya consolidados.

iPhone X (2017)

Se trata de uno de los teléfonos que mayor expectativa causó, sobre todo porque celebraba el décimo aniversario del iPhone original, aquel que fue presentado por Steve Jobs en 2007 y que fue nombrado el “Invento del Año” por parte de la revista Time.

iphone x

En múltiples ocasiones, se dijo que el iPhone X abrió la puerta a los celulares de más de $1,000 dólares, y sí, ese precio se volvió algo común en la gama alta. El dispositivo de Apple también se puede considerar como aquel que popularizó el notch y el desbloqueo facial, para lo cual utilizaba su avanzada tecnología Face ID. En fin, fue un smartphone que le seguía permitiendo a la compañía marcar la pauta.

Nuevo Motorola Razr (2019)

Antes de que termine la década, Motorola decide dar un golpe de nostalgia con su nuevo Razr, el cual tiene la peculiaridad de estar basado en el popular Razr V3 (2004) –promocionado por personalidades como Fergie y David Beckham– y ser plegable.

Sí, hubo críticas en torno al nuevo smartphone de la firma, pero con reservas; a la gran mayoría de los especialistas le fascinó su trabajo en diseño para lograr, por decirlo de alguna manera, doblar un celular clásico y convertirlo en un equipo que seguramente marcará la pauta en el segmento de plegables. Es por todo eso que al final logra colarse a esta lista, a pesar de que se pone a la venta en 2020.

Recomendaciones del editor