Por qué la carga inalámbrica de celulares es ineficiente

Los cargadores inalámbricos se tomaron hace un tiempo las cajas de los celulares de alta gama, ya que su diseño innovador y la posibilidad de dejar el teléfono móvil posado en el suelo o arriba de un velador sin cables, es una forma bastante cómoda.

Sin embargo, parece ser que los problemas le ganan esta vez a la comodidad, y que nos hace pensar que los cargadores con cable no morirán pronto.

Un informe reciente publicado por OneZero de Medium indica que la eficiencia del método de carga inalámbrica es pobre, sobre todo lo que tiene que ver con energía.

Para hacer las pruebas ocuparon un Google Pixel 4 y la carga de nivel cero al 100 por ciento con un cargador con cable usó un promedio de 14.26 vatios-hora (Wh). Con un cargador inalámbrico plano de marca Yootech, la recarga completa consumió alrededor de 21.01 Wh en promedio, o más del 47 por ciento más de energía.

Cargador inalámbrico

Este promedio de consumo subió aún más en el segundo caso al no quedar perfectamente alineado el celular dentro del cargador en forma de círculo.

Los resultados fueron un poco mejores con el cargador oficial de Google Pixel Stand, ya que elimina la posibilidad de desalinear verticalmente el teléfono durante la carga. En las pruebas, el Pixel 4 consumió un promedio de 19.8 Wh. Aún así, eso es casi un 39 por ciento más de potencia en comparación con el uso de un cable de carga.

El informe indica que, “la energía adicional consumida al cargar un teléfono con carga inalámbrica en comparación con un cable es el equivalente a dejar encendida una bombilla LED adicional durante unas horas. Puede que ni siquiera se registre en su factura de energía. A escala, sin embargo, puede convertirse en un problema ambiental”.

Por otra parte, el especialista del sitio iFixit, Arthur Shi, comentó que “con una eficiencia del 100% desde el enchufe de la pared hasta la batería, se necesitarían alrededor de 73 plantas de energía de carbón en funcionamiento durante un día para cargar [de forma inalámbrica] las 3,500 millones de baterías de teléfonos inteligentes [en el mundo] una vez completamente. Ahora suponga que todos pusieron sus teléfonos en el cargador incorrectamente y la eficiencia se redujo a la mitad, de repente necesitaría duplicar la cantidad de plantas de energía para cargar todas las baterías teóricas”.

Recomendaciones del editor