MacBook Pro 16 pulgadas: aquí tienes todas las novedades

¿Qué hay de nuevo en la MacBook Pro 16 pulgadas? ¡Pues muchas cosas!

Apple por fin ha lanzado la actualización de su laptop más grande: he aquí la nueva MacBook Pro 16 pulgadas. El nombre no ha cambiado significativamente, ni tampoco su diseño, pero esta nueva portátil sí que ofrece muchas características nuevas con respecto a su antecesora. Te contamos a continuación todas las novedades de esta impresionante computadora.

Diseño: Pantalla más grande, barra táctil más pequeña, biseles más delgados

En este apartado hay algunas diferencias en la pantalla, los altavoces, así como en las dimensiones generales. Ambas computadoras portátiles conservan el exclusivo acabado de aluminio resistente de color gris espacial y plateado que ha hecho que las MacBooks de Apple sean tan famosas. También encontrarás la barra táctil (Touch Bar) y 4 puertos USB-C Thunderbolt 3 en ambos modelos. Sin embargo, la barra táctil de la MacBook Pro 16 pulgadas es un poco más corta en ambos extremos.

Los altavoces, sin embargo, son un poco diferentes. La MacBook Pro de 16 pulgadas incluye lo que Apple llama un “sistema de sonido de alta fidelidad con seis altavoces completamente rediseñado”. Tiene woofers “force-canceling” patentados por Apple que utilizan controladores de altavoces opuestos duales para reducir las vibraciones que distorsionan el sonido. Esto debería hacer que el sonido de audio sea más claro que el de los altavoces estéreo de la MacBook Pro de 15 pulgadas.

MacBook Pro 16 pulgadas

En dimensiones son un poco diferentes por la nueva pantalla. En términos de medidas reales, la MacBook Pro de 16 pulgadas viene con 14.09 x 9.68 x 0.64 pulgadas. También pesa 4.3 libras. Mientra que el modelo más antiguo de 15 pulgadas viene con 13.75 x 9.48 x 0.61 pulgadas y 4.02 libras. Esto hace que la MacBook Pro de 16 pulgadas sea un poco más pesada, gruesa y alta que la original, aunque es probable que la diferencia no sea perceptible para la mayoría de la gente.

En lo que se refiere a la pantalla, tanto la MacBook Pro de 15 como la de 16 pulgadas compartirán la misma relación de aspecto 16:10, pero la resolución de la pantalla es diferente. En la MacBook Pro de 16 pulgadas, obtienes una resolución de 3,072 x 1,920, con 226 píxeles por pulgada. La MacBook Pro de 15 pulgadas está por debajo de esa cifra con 2,880 x 1,800. Ambos paneles tienen 500 nits de brillo, la tecnología True Tone de Apple, así como la amplia gama de colores P3.

Magic Keyboard: escape físico, teclas de flecha y mejores interruptores

En el teclado teclado hay una gran diferencia entre la MacBook de 15 pulgadas y la MacBook Pro 16 pulgadas. El modelo de 15 pulgadas cuenta con el antiguo teclado de mariposa de Apple. Este teclado ha sido bastante polémico, y muchos han informado de teclas atascadas, una sensación de tocar fondo al escribir y otros problemas, lo que ha provocado que Apple lance programas de reparación para los usuarios. Por el lado positivo, la nueva MacBook Pro de 16 pulgadas tiene un nuevo Magic Keyboard que quiere resolver esos problemas.

Según Apple, este nuevo Magic Keyboard está muy perfeccionado. Ofrece un recorrido de 1 mm y hará que las pulsaciones sean más estables gracias a una nueva cúpula de goma en su interior que puede almacenar más energía potencial, lo que da una mayor capacidad de respuesta en las pulsaciones de las teclas. Esto supone un gran cambio con respecto a la MacBook de 15 pulgadas, que lleva una membrana de plástico debajo de la tapa del teclado. Las teclas son ligeramente más pequeñas que antes, pero ofrecen un recorrido más largo y satisfactorio. Escribir en la nueva MacBook Pro debería parecerse más a hacerlo con la MacBook Pro 2015 que la MacBook Pro 2018.

También vale la pena señalar que hay un botón físico de escape en la parte superior izquierda. Ya no forma parte de la barra táctil, por lo que los desarrolladores deberían estar contentos. Otro cambio en el diseño son las teclas de flechas. Ahora están en una disposición en “T” invertida para una mejor escritura táctil.

Rendimiento: mucho espacio de almacenamiento y memoria

Por último, está el rendimiento. Es aquí donde los modelos de 15 y 16 pulgadas se alejan un poco. El de 16 pulgadas viene con opciones para dotarlo de más RAM, almacenamiento y capacidades gráficas.

Las opciones para los procesadores no han cambiado: sigue siendo el procesador Intel Core i7 de 6 núcleos a 2.6 GHz o un procesador Intel Core i9 de 8 núcleos a 2.3GHz. Estos siguen siendo los procesadores para portátiles más potentes. Sin embargo, puedes configurar la MacBook Pro con hasta 64 GB de RAM y hasta 8 TB de almacenamiento SSD.

También se produce un cambio en cuanto a gráficos. La vieja MacBook Pro de 15 pulgadas ofrecía una gama desde Radeon Pro 555X o Radeon Pro 555X hasta el Radeon Pro Vega 20.

Ahora, la MacBook Pro se beneficia del reciente cambio a los chips de 7 nm de AMD. Sus nuevas opciones son el AMD Radeon Pro 5300M o el AMD Radeon Pro 5500M. Estas GPU discretas de 7 nm prometen tener mucha más potencia, ya que cuentan con el estándar de memoria GDDR6, que es más rápido. Y si buscas más velocidad, el AMD Radeon Pro 5500M con 8 GB de memoria GDDR6 (la primera en una MacBook).

Apple también mejoró la refrigeración. Gracias a las nuevas térmicas, Apple dice que la MacBook Pro de 16 pulgadas puede funcionar a mayor potencia durante más tiempo con 12 vatios más en comparación con la antigua MacBook de 15 pulgadas. Ahora hay un impulsor más grande dentro del dispositivo, con aspas expandidas y ventiladores más grandes. La disipación de calor también es un 35 por ciento mayor. Todo esto significa un mejor flujo de aire para enfriar los componentes calientes, lo que debería resultar en un mayor rendimiento.

Si quieres comprar una nueva MacBook Pro, tiene sentido comprar la MacBook Pro 16 pulgadas. Si bien es posible que en un futuro próximo encuentres rebaja de precio en el modelo de 15 pulgadas, en el de 16 pulgadas es donde se encuentra la mejor relación calidad-precio. Todas son costosas, con precios que empiezan en los $2,400 dólares, pero este sigue siendo coherente comparado con su predecesor.

Recomendaciones del editor