Apple, así puedes arreglar la Touch Bar en MacBook Pro

¿Por qué no termina de triunfar? ¿Cómo arreglar la Touch Bar en MacBook Pro?

Cuando muchos usuarios compran una MacBook Pro de segunda mano, una de las cosas que no echan de menos, por desgracia, es la Touch Bar. La tira de control OLED de Apple contaba con sus detractores y usuarios convencidos, pero muchos optan por vivir sin ella debido a lo poco que la están usando. Es una pena, porque tiene el potencial de ser mucho mejor de lo que es, pero todavía hay solución y le recomendamos a Apple cómo arreglar la Touch Bar en MacBook Pro para que puedas aprovecharla al máximo.

En el momento en que apareció por primera vez en 2016, el mercado estaba emocionado: accesos directos específicos de la aplicación, botones programable, identificación táctil… Las funciones que Apple mostró en el escenario, desde las paletas de acceso rápido en Adobe Photoshop hasta el rastreo de un video en QuickTime, parecían útiles y bien pensadas. A ojos externos, la Touch Bar parecía que podría convertirse en otro ejemplo de la famosa innovación de Apple.

Pero como probablemente sabrás, no fue así. En los años transcurridos desde su debut, la Touch Bar ha estado atrapada en una especie de bucle de desarrollo, y nunca despegando de la forma que esperábamos. En lugar de desplegar por completo sus alas, solo las agitó un poco y luego se rindió.

No es exclusivamente culpa de Apple: para que la Touch Bar sea realmente útil, los desarrolladores externos deben desarrollar una buena funcionalidad en sus aplicaciones. Pero Apple necesita liderar con el ejemplo para mostrar a los usuarios cómo se debe hacer. ¿Cómo podría hacerse? Te proponemos algunas ideas.

APPLE DEBE TOMAR LA INICIATIVA

arreglar la touch bar en macbook pro touchbar 2 768x768

¿Cuántas de las teclas de función usas a diario? Tal vez F10, también conocida como la tecla de silencio, cuando tus vecinos comienzan a golpear las paredes y te piden que bajes la música… Quizá vez Fn + F11 para mostrar el escritorio, pero eso se puede hacer con un solo toque en su lugar. Aparte de estos ejemplos, la mayoría de los usuarios de la MacBook Pro 2015 no aprovecha más este potencial y Apple podría hacer algo más útil con ese espacio.

Pero el problema con el estado actual de la Touch Bar es que, en muchos casos, Apple aún piensa en esa tira como un área para botones. Mira lo que sucede cuando abres Pages y seleccionas un texto: la Touch Bar muestra opciones para el estilo y el formato del texto, que ya están disponibles en los menús de la aplicación. ¿Por qué no repetir esta funcionalidad en otras aplicaciones?

En demasiadas aplicaciones, Apple está limitada por esta forma de pensar: la Touch Bar no solo tiene que ser un lugar para ubicar botones simples a los que puedas acceder de cualquier manera en la aplicación que estés usando, y Apple parece ser consciente de esto, porque en algunas aplicaciones ha logrado que la Touch Bar sea realmente útil.

En Fotos, puedes usar la Touch Bar para desplazarte rápidamente por las imágenes de una carpeta; en QuickTime, puedes desplazarte por un video para encontrar un cuadro específico; en Vista previa, resalta un texto y obtendrás opciones rápidas para resaltarlo en uno de los muchos colores. Este es el tipo de funcionalidad que hace que la Touch Bar sea útil, no solo otro lugar para ubicar los mismos botones.

Otra forma en que Apple puede mejorar la Touch Bar es potenciando su ecosistema. Esta ya es una de las fortalezas de Apple: funciones como Handoff y Continuity hacen que valga la pena tener varios dispositivos Apple conectados. Y aquí, la Touch Bar puede hacer que la experiencia sea aún más gratificante.

Por ejemplo, ¿si la Touch Bar mostrara mensajes de texto y recordatorios a medida que aparecen como un teletipo que se desplaza por la tira OLED? ¿Y si esas funciones pudieran ser configuradas exclusivamente por ti? ¿O qué pasaría si pudieras ver el nivel de la batería en todos los dispositivos conectados y habilitar rápidamente el Modo de bajo consumo en uno de ellos si es necesario?

Este tipo de funcionalidad significaría que no habría necesidad de seguir cambiando entre dispositivos: la Mac se convertiría en un tipo de centro de control para todo. Apple está en una posición única porque diseña hardware y software; la Touch Bar es un buen ejemplo de dónde debería combinarlos para lograr un gran efecto.

LOS DESARROLLADORES TAMBIÉN DEBEN MOVER FICHA

arreglar la touch bar en macbook pro apple october event 768x768

Por supuesto, la responsabilidad no recae exclusivametne sobre Apple: una de las principales promesas de la Touch Bar fue que cambiaría en función de la aplicación que esté utilizando, aprovechando los desarrolladores terceros esta posibilidad. Y mientras algunos, como Adobe y Microsoft, han agarrado al toro por los cuernos, queda un largo camino por recorrer entre el resto de creadores.

Al igual que con muchas otras cosas en MacOS, Apple proporciona una gran cantidad de soporte y documentación a los desarrolladores de cara a desarrollar el soporte para la Touch Bar en sus aplicaciones. Y ahora depende de los desarrolladores aprovechar esto.

Pero el primer paso debe venir de Apple. Es probable que los desarrolladores se muestren reacios a trabajar en esta barra OLED porque creen que los usuarios apenas la usan o no la entienden y Apple necesita mostrarles el potencial a través de sus propias aplicaciones.

Esperemos que la inercia de los desarrolladores pronto cambie en función de las modificaciones de Apple en su línea de MacBook Pro. A principios de julio, Apple llevó la Touch Bar a su MacBook Pro básico, lo que significa que toda la gama de MacBook Pro ahora viene con la tira OLED. Esto le da a los desarrolladores una mayor seguridad de que vale la pena invertir en la funcionalidad de la Touch Bar, y esto debería ayudar a que la Touch Bar finalmente florezca.

Por supuesto, no hay garantías: la Touch Bar es una apuesta de peso por parte de Apple, como lo es cada ruptura con la tradición, pero el uso de teclas de está en decadencia (o al menos muy poco utilizadas) y es hora de que fueran reemplazadas por algo más útil.

Desde la época de Steve Jobs, la cultura de diseño de Apple siempre ha sido asegurar que cada elemento sea absolutamente necesario; como Jony Ive le dijo una vez al biógrafo Walter Walterson: “Tienes que entender profundamente la esencia de un producto para poder deshacerte de las partes que no son esenciales”. Antes de la Touch Bar, las teclas de función no eran esenciales, así que Apple se deshizo de ellas. Ahora es el momento de hacer que su reemplazo sea verdaderamente esencial.

Recomendaciones del editor