Apple Swift Playgrounds: aprender a codificar nunca fue tan fácil

Apple tiene una herramienta gratuita llamada Swift Playgrounds con la cual puedes aprender a codificar de manera sencilla mediante el uso de una iPad o una computadora Mac.

Con el reciente lanzamiento de iPadOS 15, Apple anunció que Swift Playgrounds ya no es solo una escuela de aprendizaje para codificar apps para iOS, iPadOS, macOS, tvOS o watchOS, sino que además ahora los alumnos podrán graduarse con honores al enviar una aplicación para su evaluación y publicación en App Store desde esta app.

Gracias a esta actualización los usuarios podrán, por primera vez, recrear apps para iPad y publicarlas sin necesidad de tener una computadora Mac.

Puse a prueba Swift Playgrounds y a continuación te cuento lo que aprendí.

Swift Playgrounds: aprende jugando

Lo primero que encontrarás cuando descargues la aplicación Swift Playground en una iPad es una especie de librería con diferentes lecciones, desde los fundamentos de la codificación hasta diferentes retos. Según avances, cada lección integra un poco más de dificultad.

Aunque podrías pensar que será algo aburrido, Swift Playgrounds integra aprendizaje mediante tres diferentes personajes que te ayudarán a completar cada reto y lección. En la primera, por ejemplo, encontrarás que debes aprender a colocar códigos para hacer que uno de los personajes se mueva en un escenario particular.

Aunque yo no tenía ni idea de la codificación, la aplicación me llevó por diferentes lecciones en las que aprendí cómo cada acción que deseaba ejecutar del personaje requería una serie de pasos —códigos— que debía colocar hasta conseguir el objetivo.

Las primeras lecciones te enseñan a ejecutar movimiento y acciones, como cuando los personajes quieren recolectar una gema, lo cual me pareció una manera sutil de enseñar a codificar por medio de juegos, tanto para niños como para adultos.

Lecciones principales

Entre las lecciones principales de Swift Playgrounds para iPadOS y macOS se encuentran los fundamentos de Swift, exploración de gráficos y coordenadas, incorporación de fotografías y elementos visuales dentro de la aplicación, y hasta la construcción de un editor de fotos.

Algo muy interesante es cómo Apple lleva a los estudiantes desde la concepción de una idea hasta su ejecución, así como el conocimiento de la creación de instancias de componentes, el establecimiento de propiedades, la conexión de componentes e incluso conceptos básicos de diseño.

Una vez que has superado las lecciones de los niveles principiante, intermedio y avanzando, puedes iniciar la construcción de tu propia aplicación, ya sea desde cero o con plantillas que varían según lo que desees hacer.

Puntos de partida

Aunque no seas un experto, debes saber que existe un apartado llamado Puntos de partida que no es más que una forma de crear aplicaciones en Swift Playground, que más tarde pueden ser pasadas a Xcode, ya que sus archivos son compatibles con ambos sistemas. 

Además, al incorporar la posibilidad de publicar aplicaciones desde la iPad y Swift Playgrounds, ahora los usuarios pueden concluir todas las lecciones de la app desde la tableta y enviar su evaluación a la App Store, aunque para eso necesitarán una cuenta de desarrolladores.

Este es un gran recurso gratuito de Apple para que todos, niños y adultos, nos sumerjamos en el mundo de la codificación.

Recomendaciones del editor